Ejercicio Físico
| por Ana Torres Ruiz

Los 7 tipos de contracción muscular (y sus características)

En la contracción muscular se produce una tensión que puede desplazar grupos de microfilamentos.
Tipos de contracción muscular

Las contracciones musculares representan un proceso fisiológico de vital importancia. Gracias a ellas los seres humanos y muchos los animales pueden moverse y desplazarse, siendo una solución muy efectiva a nivel evolutivo.

Existen sin embargo diferentes tipos de contracción muscular con sus propias características. En este artículo se explica en qué consisten y las diferencias fundamentales entre ellas, si bien comparten muchos aspectos básicos.

¿Qué es la contracción muscular?

La contracción muscular es el origen de la fuerza motora del ser humano. Esta fuerza motora permite que sea posible mover objetos, desplazarse o incluso realizar diferentes funciones vitales como respirar o digerir alimentos.

La principal idea que hay que tener en cuenta para entender la contracción muscular es que se produce una tensión. Esta tensión se genera por diferentes mecanismos físico-químicos en los que no se aprofundiza en este artículo, pero que producen cambios en las fibras musculares.

La tensión que producen estos cambios a veces hacen que las fibras se acorten o se alarguen, aunque se puede producir una tensión estática. Más adelante se explican los cómo tipos de contracciones musculares que dan diferentes resultados en este sentido.

Tipos de contracciones musculares según la voluntariedad

Las contracciones musculares pueden clasificarse según si existe voluntariedad o no. Quien controla las contracciones musculares es el sistema nervioso central, el cual asume el mando de dos grandes tipos de contracciones: las voluntarias y las involuntarias

A continuación se describen las contracciones musculares teniendo en cuenta esta diferencia. En cada una de ellas quien controla la contracción es una estructura nerviosa diferente.

1. Contracciones voluntarias

Las contracciones voluntarias son aquellas que controla el cerebro. A nivel consciente una persona puede decidir mover ciertos músculos, y si no es así estos músculos pueden permanecer inactivos.

Un ejemplo es subirse a un árbol para bajar una pelota. Los movimientos que se realizan gracias a las contracciones musculares responden a órdenes enviadas desde el cerebro

2. Contracciones involuntarias

Las contracciones involuntarias están mediadas por la médula espinal. Este tipo de contracciones se producen cuando hay algún estímulo que provoca una respuesta refleja.

Por ejemplo, retirar la mano cuando se toca un objeto que está muy caliente. Esta información no llega a ser procesada por el cerebro, la respuesta de retirar la mano es dada por la médula espinal.

Otros tipos de contracciones musculares según sus características fisiológicas

Las contracciones musculares no solamente dependen de la estructura nerviosa que los controla. Estas también dependen de la manera en la que se produce la contracción, y es que no todos los músculos del cuerpo trabajan del mismo modo.

A continuación se muestran los diferentes tipos de contracciones musculares que se pueden dar en el cuerpo humano según sus características fisiológicas. Como se puede apreciar en los siguiente apartados, la tensión generada en los músculos tiene diferentes formas de manifestarse.

Contracciones isotónicas

Las contracciones isotónicas no tienen nada que ver con la generación de una tensión equilibrada, a pesar de que esto es lo que se desprendiera de su nombre. Sea como sea, se trata del tipos de contracciones más habituales en la vida cotidiana.

3. Contracciones isotónicas concéntricas

En las contracciones isotónicas concéntricas se produce un acortamiento del músculo. Básicamente se desarrolla una tensión que permite la movilización de los tejidos. Est movilización se realiza concentrando las fibras, ya que se supera la resistencia del estado de reposo. Un ejemplo es la contracción del bíceps si se acerca una botella de agua a la boca.

4. Contracciones isotónicas excéntricas

Las contracciones isotónicas excéntricas tienen que ver con el movimiento antepuesto. El músculo desarrolla una tensión que hace que se alargue en vez de concentrando los tejidos. Un ejemplo de este tipo de contracción muscular en cuando se deja una botella de agua en la mesa después de beber.

5. Contracciones isométricas

Estas contracciones describen esfuerzos musculares en los que el músculo no se acorta ni se alarga. Las fibras no se contraen ni sufren elongación, simplemente generan tensión de forma estática. Un ejemplo de este tipo de contracciones es la de caminar con las bolsas de la compra desde la tienda hasta casa.

6. Contracciones auxotónicas

Las contracciones auxotónicas combinan las isotónicas con las isométricas. Se trata de contracciones que ejercen una tensión generando inicialmente un desplazamiento de fibras, pero que acaban en contracción isométrica. Un ejemplo sería el de levantar un perro del suelo y luego mantenerlo agarrado con los brazos extendidos.

7. Contracciones isocinéticas

Las contracciones isocinéticas son concentración muy relacionadas con ciertos deportes. Por ejemplo, en natación de producen un tipo de contracciones que requieren una velocidad constante. La regulación de estas contracciones es particular, porque requiere siempre de la misma tensión para producir el movimiento.

Relajación

Cuando se produce la relajación la contracción ya ha acabado. Esto significa que el impulso nervioso ya no se está manifestando, pues si no el músculo continuará contrayéndose.

El fin de la contracción va asociada a cambios a nivel bioquímico que se producen en la célula. El calcio y otros minerales están muy implicados en la correcta propagación muscular. En el caso de que haya deficiencias de estos oligoelementos pueden producirse calambres musculares después de una actividad física intensa.

Referencias bibliográficas

Ana Torres Ruiz

Médico de cabecera

Ana nació en Girona en 1992. Es Graduada en Medicina por la Universitat de Barcelona y actualmente ejerce el periodo de residencia de su especialidad en Medicina Familiar. Colaboradora con MedSalud.com para compartir sus conocimientos médicos.