Las 9 lesiones más frecuentes en los futbolistas

El deporte rey no está exento de lesiones. Y hay algunas más comunes que otras.
Lesiones más frecuentes de los futbolistas

Como cualquier otra forma de deporte, el fútbol está asociado a ciertos riesgos. Y es que la práctica constante de ejercicio, algo que se da en los aficionados al balompié, puede comprometer la buena salud física de dos maneras diferentes: por desgaste de algunas partes del cuerpo si se juega demasiado, o por lesiones ocurridas por accidentes específicos.

En este artículo veremos un resumen de cuáles son las lesiones más frecuentes en los futbolistas, y de qué manera dañan el organismo y limitan los movimientos de estos deportistas.

¿Qué es una lesión?

Empecemos antes que nada por una definición básica del concepto de lesión, algo necesario para saber de qué estamos hablando. Una lesión es un cambio anormal en algún tejido del cuerpo que modifica su morfología funcional y es causado por un golpe, un corte, la exposición a temperaturas extremas o una enfermedad que daña al cuerpo desde dentro.

Es decir, decimos que hay una lesión tanto cuanto hay accidentes provenientes del exterior (por ejemplo, una patada de un jugador rival o una torcedura de tobillo) como del interior (por ejemplo, un aneurisma).

Las lesiones más frecuentes en los jugadores de fútbol

Dado que este tipo de alteraciones en el organismo engloba una gran cantidad de accidentes y de síntomas de enfermedad, los jugadores de fútbol o de cualquier otro deporte están expuestos a una variedad de lesiones prácticamente inacabable. Sin embargo, es posible distinguir entre las lesiones más comunes en el deporte rey.

Teniendo en cuenta que el fútbol pone énfasis en el uso de ciertas partes del cuerpo y no de otras, podría considerarse que normalmente son estas estructuras del organismo humano las más expuestas a lesiones.

Sin embargo, tal y como veremos, esto no es así del todo, porque aunque no se permita tocar la pelota con los brazos y las manos, estas partes siguen estando ahí en situaciones de riesgo, como los choques y las caídas.

Dicho esto, pasemos a ver cuáles son las lesiones más comunes en los jugadores de fútbol.

1. Desgarro muscular en el muslo

Esta es la lesión más frecuente entre los jugadores de fútbol, y afecta espe

cialmente al grupo de músculos isquiotibiales (si bien también es frecuente el desgarro del músculo cuádriceps femoral). De hecho, representa el 17% de las lesiones en los jugadores de fútbol.

2. Rotura de ligamento en la rodilla

Las rodillas también son partes del cuerpo muy expuestas a las lesiones durante los partidos de fútbol. En concreto, en este caso los ligamentos pueden quedar comprometidos ante determinadas torsiones.

A diferencia de lo que ocurre con los desgarros, la parte que sufre daños no está en los tendones, sino en los ligamentos; es decir, las estructuras de tejido conectivo que mantienen unidos los extremos de los huesos en las articulaciones.

Por otro lado, las roturas de ligamento son lesiones asociadas a la intervención quirúrgica, y el periodo de recuperación suele ser más largo que en el caso de los esguinces.

3. Rotura de menisco

El menisco de la rodilla es un fibrocartílago vinculado a los ligamentos de esta articulación, y su función es similar a la de estas cuerdas de tejido conjuntivo, aunque su posición y composición es diferente (hay dos de estas estructuras en cada rodilla, el menisco interno y el menisco lateral).

También es frecuente que quede dañada, al cumplir un rol muy importante en el funcionamiento de la rodilla.

4. Lesiones de ingle y de cadera

En esta parte del cuerpo podemos encontrar la unión de muchos grupos musculares, y muchas veces los malos gestos, las torsiones o la mala gestión de la fuerza pueden generar lesiones. De hecho, hay indicios que los equipos de fútbol de élite afrontan de media unas 7 lesiones de ingle o de cadera cada año.

5. Esguince de tobillo

El esguince de tobillo suele darse en caídas o al apoyar mal el pie. Es posible que el hecho de que el calzado tenga mucha adherencia facilite que estas lesiones aparezcan, al contribuir a que la suela quede fijada en una posición incorrecta y sea complicado corregir esto antes de que todo o buena parte del peso del cuerpo quede apoyado en esa zona.

6. Tendinopatía patelar

Este tipo de lesión es una forma de tendinitis que afecta al tendón que mantiene unidas la tibia y la rótula. Es más común en deportes en los que se salta mucho, como es el caso del basket, pero en el fútbol también es una vieja conocida.

7. Lesiones del manguito rotatorio del hombro

Esta parte del cuerpo formada por músculos y tendones también queda dañada con relativa frecuencia en los jugadores de fútbol, normalmente a causa de choques y caídas tras un salto. Que esta zona quede lesionada implica tener serias dificultades para mover el brazo, pero se puede tratar médicamente.

8. Fracturas por sobrecarga en el pie

Las fracturas por estrés o por sobrecarga en el pie son pequeñas roturas en los huesecillos de los pies causadas por la aplicación constante de fuerza en esa parte del cuerpo: saltar, correr, chutar el balón, etc. Estas acciones tienen un efecto acumulativo cuyas consecuencias hay que saber prever antes de que se produzca la lesión.

9. Fascitis plantar

Este tipo de lesión consiste en la inflamación de la fascia de la planta del pie. La fascia es una especia de funda hecha de tejido conectivo que envuelve y protege los órganos del cuerpo. Con la exposición constante de los pies a la fricción con la planta y a los golpes, es normal que muchas veces se dañe durante los partidos de fútbol.

Referencias bibliográficas

  • Derry, S., Moore, R.A., Gaskell, H., McIntyre, M., Wiffen, P.J. (2015). Topical NSAIDs for acute musculoskeletal pain in adults. The Cochrane Database of Systematic Reviews. 6 (6): CD007402.
  • Junge, A., Dvorak, J. (2010). Injury risk of playing football in Futsal World Cups British Journal of Sports Medicine. 44: pp. 1089 - 1092.
  • Keene, D., Williams, M.A., Segar, A.H., Byrne, C., Lamb, S., et al. (2016). Immobilisation versus early ankle movement for treating acute lateral ankle ligament injuries in adults. Cochrane Database of Systematic Reviews.
  • Sihvonen, R., Paavola, M., Malmivaara, A., Itälä, A., Joukainen, A., Nurmi, H., Kalske, J., Järvinen, T.L. (2013). Arthroscopic Partial Meniscectomy versus Sham Surgery for a Degenerative Meniscal Tear. The New England Journal of Medicine. 369 (26): pp. 2504 - 2514.
  • Waldén, M., Hägglund, M., Ekstrand, J. (2005). UEFA Champions League study: a prospective study of injuries in professional football during the 2001-2002 season. Br J Sports Med. 39: pp. 542 - 546.
  • Werner, J., Hägglund, M., Waldén, M., Ekstrand, J. (2009). UEFA injury study: a prospective study of hip and groin injuries in professional football over seven consecutive seasons. Br J Sports Med. 43: pp. 1036 - 1040.
Ana Torres Ruiz

Ana Torres Ruiz

Médico de cabecera

Ana nació en Girona en 1992. Es Graduada en Medicina por la Universitat de Barcelona y actualmente ejerce el periodo de residencia de su especialidad en Medicina Familiar. Colaboradora con MedSalud.com para compartir sus conocimientos médicos.