Alimentos
| por Carmen Otegui

Sal del Himalaya: 15 propiedades y beneficios

La ingesta de sal del Himalaya es más recomendable que consumir sal común (o de cocina).
Sal del Himalaya: 15 propiedades y beneficios

Para que el cuerpo humano funcione es necesario que este disponga de diferentes sales minerales. Todas ellas son muy importantes, independientemente de la cantidad que se requiera de ellas, y es por eso que la sal del Himalaya tiene destacables propiedades y beneficios.

La sal del Himalaya contiene muchos componentes minerales diferentes, a diferencia de la sal común de cocina, que solamente contiene cloro y sodio. Tomar sal creada industrialmente como el cloruro de sodio es empobrecer nuestra dieta, siendo mucho más recomendable tomar sales como las del Himalaya.

15 propiedades y beneficios de la sal del Himalaya

La sal del Himalaya proviene de un mar cristalizado hace 200 millones de años. Una capa de lava enterró estas sales, que se han preservado intactas durante millones de años. Se trata de una sal que carece de impurezas y que tiene una composición marina.

Hay que recordar que los seres humanos hemos evolucionado a partir de seres que inicialmente se originaron en el mar. Esto hace que tomar sal procedente del mar como la Sal del Himalaya tenga mejores propiedades y beneficios que tomar otras sales.

1. Es la mejor opción

Hoy en día hay tres grandes opciones para tomar sal: la sal común de cocina, la sal marina, o sales extraídas del subsuelo formadas por antiguos mares (como la sal del Himalaya). La sal común de cocina está fabricada artificialmente y tiene carencia de muchos minerales, mientras que la sal marina contiene algunos contaminantes. La sal preservada en el subsuelo resulta la mejor opción.

2. Contiene muchos minerales

La sal del Himalaya contiene más de 80 sustancias minerales, com manganeso, flúor, potasio, magnesio, zinc o cromo. Estas sales minerales son de fundamental importancia para que nuestro cuerpo pueda realizar sus funciones vitales (propagación del impulso nervioso, metabolismo, mantenimiento del hueso, etc.).

3. Contiene una excelente proporción de minerales

No solamente importa la cantidad de minerales, sino la proporción. Por lo general nuestra alimentación está sobrecargada de sodio y faltada de otros minerales si tomamos sal común de cocina fabricada artificialmente. Si tomamos sales minerales naturales como la sal del Himalaya la proporción entre las sales será correcta.

4. Mejora la salud cardiovascular

Una de las principales contraindicaciones de las enfermedades cardiovasculares es la sal, pero tomar sal del Himalaya es mucho menos dañino. Tomar este tipo de sal hace que no suba tanto el sodio, el mineral más responsable de la hipertensión. Tomando sal de calidad podemos tener controlada la tensión arterial.

5. Alcaliniza la sangre

El pH de la sangre es variable en función de nuestra alimentación. Cuanto más básico sea mejor, y es que un exceso de acidez puede ser causa de desarrollo de enfermedades. La sal del Himalaya ayuda a regular el pH de la sangre para que no aparezcan problemas de salud.

6. Combate el dolor del reuma

La sal del Himalaya puede ayudar en el dolor del reuma. Realizar periódicamente un baño caliente con estas sales favorece esta enfermedad y otras relacionadas con las articulaciones, y además proporciona efectos relajantes, refrescantes y renueva la energía. De hecho, un baño de estas sales deja a cualquiera como nuevo.

7. Cuida la piel

Los baños con sales minerales también se recomiendan para la piel. Sirven para mejorar problemas de este órgano como el acné o la psoriasis; al abrir los poros, la sal del Himalaya puede entrar en nuestro organismo, revitalizando la piel. También se pueden crear exfoliantes naturales con miel o aceites esenciales.

8. Previene retención de líquidos

La sal del Himalaya también tiene propiedades y beneficios a nivel del equilibrio osmótico del cuerpo. Gracias a su correcta proporción de sales minerales combate la retención de líquidos o los problemas en los riñones, controlando los niveles de agua del cuerpo y su buen funcionamiento.

9. Mejora los problemas de calambres musculares

Los calambres pueden darse si no se dispone de suficientes electrolitos. Se trata de espasmos dolorosos que normalmente se asocian a la finalización de una actividad física intensa; si la sangre no dispone de suficiente electrolitos el músculo se puede contraer de forma espontánea.

10. Promueve una buena digestión

La sal del Himalaya es fácil de absorber por el intestino. Esto hace que los alimentos sazonados con sal del Himalaya se digieran más fácilmente, lo cual representa una mayor ayuda para aquellas personas que tengan problemas gastrointestinales. Se puede añadir a cualquier tipo de receta sin problema.

11. Mejora el sueño

Hay algunas propiedades y beneficios de la sal del Himalaya que pueden resultar realmente sorprendentes. Se ha demostrado que este tipo de sal actúa como hipnótico y es capaz de ayudar a regular mejor el sueño, por lo que la calidad del mismo se acrecenta. Dormir es esencial para mantener nuestra salud en óptimas condiciones.

12. No contiene toxinas

Esta sal es una de las más puras que existen. No ha estado en contacto con sustancias contaminantes en ningún momento a diferencia de otras, ya que la formación de la capa de sal de la que proviene es anterior al hombre. En el mar hay mucha contaminación, y en el laboratorio la sal común se mezcla con otras sustancias durante su elaboración.

13. Fortalecen los huesos

Los diferentes minerales presentes en la sal del Himalaya mejoran la salud ósea. El repertorio de minerales beneficiosos en este sentido se ve encabezado por el calcio, el fósforo y el magnesio, minerales esenciales para formar y mantener el hueso. Manteniendo unos niveles adecuados de estos oligoelementos se reduce el riesgo de osteoporosis.

14. Mejora la circulación de la sangre

Además de prevenir enfermedades cardiovasculares como la hipertensión, la sal del Himalaya mejora la circulación de la sangre. La optimización de la circulación de nuestra sangre hace que nuestro cuerpo se oxigene mejor, representando un destacable beneficio gracias a las propiedades de esta sal.

15. Combate la mucosidad

Las personas que sufran de mucosidad pueden verse interesadas en la sal del Himalaya. Otra de sus propiedades y beneficios destacables de esta sal es que disminuye la mucosidad o flemas, por lo que alivia los casos la sinusitis, dolor de garganta, asma y anginas.

Referencias bibliográficas

Carmen Otegui

Nutricionista

Carmen nació en Madrid en 1992 y es Graduada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad Autónoma de Madrid. Su pasión por la buena alimentación y la divulgación la ha llevado a colaborar con medios que se preocupan por la salud y el bienestar de las personas. Tiene experiencia como nutricionista en diversos hospitales y centros geriátricos. Actualmente es colaboradora de MedSalud.com.