Alimentos
| por Carmen Otegui

Los 10 principales tipos de semillas para comer

Existen diferentes opciones a la hora de consumir este tipo de alimento tan recomendable.
Los 10 principales tipos de semillas para comer

Las semillas son un tipo de alimento muy saludable. Hay personas que rara vez ingieren estas pequeñas perlas cargadas de valor nutricional, pero lo cierto es que se recomienda su ingesta regular a todo el mundo.

Además, existen diferentes tipos de semillas para comer. Algunas de las más tradicionalmente más consumidas son las semillas sésamo o las pipas de girasol, mientras que otras como las semillas de chía o las de cáñamo están ganando mucha popularidad.

Los 10 principales tipos de semillas para comer

Las propiedades beneficiosas de las semillas son múltiples. Se trata de un tipo de alimentos que tiene un excelente aporte de fibra y de ácidos grasos esenciales, destacando los omega-3, así como de vitaminas y minerales.

Por otro lado, los principales tipos de semillas para comer pueden consumirse de diferentes maneras. Se pueden añadir en una ensalada para enriquecerla en gusto, color y valor nutricional, pero también se pueden combinar con cereales, con pan, etc.

1. Semillas de sésamo

Las semillas de sésamo son consumidas desde tiempos inmemoriales. Los estudios indican que ya en Mesopotamia y en el Antiguo Egipto consumían sésamo, siendo tal vez el primer tipo de oleaginosa en ser cultivada por el hombre.

Hoy son consumidas en todo el mundo, existiendo algunas recetas en las que son el ingrediente básico, como el tahini o la salsa de sésamo japonesa. Además, son una de las principales fuentes de calcio que representan una alternativa al consumi de lácteos.

2. Semillas de chía

Las semillas de chía están en boca de todos. Se trata de un tipo de semillas que eran muy desconocidas hace unos años, pero su valor nutricional ha hecho que se haya popularizado mucho en los últimos años.

Además, es una de las pocas fuentes de proteína vegetales que contiene todos los aminoácidos esenciales. Esto sumado al hecho de que son ricas en ácidos grasos omega-3 ha hecho de que muchas personas las califiquen como “superalimento”.

3. Pipas de girasol

Las pipas de girasol son muy conocidas. Las semillas de esta singular planta se consumen solas o en ensaladas y barritas energéticas, y es que tienen un sabor que gusta a todo el mundo.

Contener sustancias como los ácidos grasos omega-6, y si bien es un excelente alimento es importante no acostumbrarse a comerlas con sal. Las cantidades de sal de se ponen en ellas son demasiado altas como para que pueda ser bueno para el cuerpo humano.

4. Semillas de lino

La linaza, al igual que la chía, contiene altas cantidades de ácidos grasos omega-3. Estas grasas son esenciales para nuestro cuerpo, y es que este no las puede producir pero las necesita para funcionar. Además, es una sustancia con un gran poder antioxidante, por lo que ayuda a combatir la aparición de enfermedades.

Tomar de forma regular una cucharada de semillas de lino es muy beneficioso para el cuerpo, si bien deben molerse; su cáscara es dura, y si no se abren no podemos absorber todos sus magníficos nutrientes.

5. Semillas de amapola

Las semillas de amapola se usan sobre todo en panadería. Se utilizan para recubrir panes, los cuales adquieren un aspecto y un sabor mucho más interesante.

Son menos consumidas que las anteriores, pero también tienen muchas propiedades y beneficios. Tienen buenos aportes de fibra, aminoácidos, vitaminas, minerales y fitoquímicos como los polifenoles, así como ácidos grasos omega-3.

6. Semillas de cáñamo

Las semillas de cáñamo también están alcanzando popularidad. Desconocidas por muchos hasta hace unos pocos años, estas semillas contienen todos los aminoácidos esenciales como en el caso de las semillas de chía.

Esto significa una magnífica noticia especialmente para personas veganas y vegetarianas, pero también para cualquier persona que quiera dejar de ingerir tanta proteína animal. Además contienen muchas vitaminas y minerales.

7. Pipas de calabaza

Las pipas de calabaza son un tipo de semillas muy saludables. Tienen muy buenas cantidades de minerales como el zinc o el magnesio, razón por la cual están prescritas para personas que tengan deficiencias en estos oligoelementos.

Además, su aporte en aminoácidos en muy rico, siendo una de las fuentes de proteína vegetal en forma de semilla preferidas para los veganos y vegetarianos.

8. Semilla de aguacate

Todo el mundo consume el fruto del aguacate pero tira su semilla. Mucha gente no se habrá planteado nunca que la semilla del aguacate se pueda consumir, pero de hecho tiene muchas propiedades y beneficios para el cuerpo humano.

En la semilla es donde este fruto encierra más cantidades de antioxidantes y otras sustancias fitoquímicas. Se puede rallar y consumir directamente o hornearlo un poco.

9. Semillas de comino

Las semillas se usan desde tiempos antiguos a pesar de que hoy en día no son muy populares. La semilla de esta hierba tiene muchas propiedades, y se acostumbran a consumir infusionadas. Son antisépticas, tienen propiedades digestivas, aceleran el metabolismo, ayudan a combatir resfriados y van bien para el hígado y el sistema inmunitario.

10. Semillas de granada

La granada es una fruta muy singular. Contiene muchas semillas, cada una de ellas empaquetada y envuelta de jugosa pulpa con un color y un sabor muy atractivos.

Las semillas de esta fruta además están muy recomendadas para todo el mundo. Por ejemplo, son capaces de regular los niveles de azúcares en sangre o de combatir la placa que forma la aterosclerosis. Es por estas razones que se recomienda a diabéticos y a personas con enfermedades cardiovasculares relacionadas con el colesterol.

Referencias bibliográficas

Carmen Otegui

Nutricionista

Carmen nació en Madrid en 1992 y es Graduada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad Autónoma de Madrid. Su pasión por la buena alimentación y la divulgación la ha llevado a colaborar con medios que se preocupan por la salud y el bienestar de las personas. Tiene experiencia como nutricionista en diversos hospitales y centros geriátricos. Actualmente es colaboradora de MedSalud.com.