Remedios Naturales
| por Carmen Otegui

Las 15 mejores maneras de combatir el estreñimiento

Una selección de las mejores maneras de ayudar a nuestro cuerpo a favorecer el tránsito intestinal.
Las 15 mejores maneras de combatir el estreñimiento

Combatir el estreñimiento es una batalla muy habitual para algunas personas. Sufrir de un tránsito intestinal lento acarrea molestias y en ocasiones puede llegar a comprometer nuestra salud con seriedad. No expulsar las heces con asiduidad es un problema que afortunadamente podemos superar con sencillos consejos en la mayoría de los casos.

En ocasiones hay que buscar las mejores maneras para ayudar a nuestro cuerpo a funcionar con normalidad. En este artículo veremos cuáles son los mejores consejos para evitar el estreñimiento. Existen soluciones sencillas que se basan sobre todo en buenos hábitos y remedios caseros para mejorar nuestra salud gastrointestinal.

¿Qué es el estreñimiento?

Antes que nada es pertinente entender de qué se trata el tema que nos ocupa. Entendemos por estreñimiento una expulsión de los residuos fecales demasiada espaciada en el tiempo. Esta baja frecuencia a la hora de defecar conlleva que las heces se endurezcan por el hecho de que la materia contiene menos cantidad de agua de la que debería.

Se considera estreñimiento si el ritmo normal de evacuación se ve alterado. Si no vamos al baño durante tres días o más, o si intentamos defecar pero tenemos serias dificultades, podemos afirmar que sufrimos estreñimiento. Normalmente es una afectación transitoria, pero en el caso de persistir debemos tomar medidas.

Causas

A través del sistema digestivo obtenemos los nutrientes necesarios para el funcionamiento de nuestro cuerpo, pero en algunos casos pueden haber problemas. Las causas pueden ser muy variadas, siendo la más habitual una dieta inadecuada.

De todos modos no solamente se puede encontrar su explicación en la dieta. Hay personas con ciertas disfuncionalidades en algunos órganos del aparato digestivo que necesitan una ayuda adicional para no sufrir estreñimiento. También el estilo de vida es un factor determinante, siendo el sedentarismo y el estrés y la ansiedad factores desencadenantes de esta afectación.

Consecuencias

Si pasamos muchos días sin ir al baño podemos sufrir consecuencias indeseables. La falta de excreción de los residuos del cuerpo puede comportar, por ejemplo, la sensación de estar lleno o molestias gástricas. Por otro lado, la materia fecal puede acumularse al final del tubo digestivo ocasionando problemas a nivel intestinal.

En ocasiones extremas de no poder evacuar la solución acaba siendo pasar por el quirófano, pues esta materia fecal estancada no puede quedarse ahí indefinidamente. Esto podría comportar serios problemas de salud general.

Asimismo, cuando se consigue evacuar el estreñimiento puede llegar a ocasionar molestias físicas en la zona del recto. Al ser las heces tan duran, cuando la defecación se hace efectiva puede llegar a rasgar y a producir sangrado.

Diferentes remedios para el estreñimiento

Hay muchas maneras sencillas de combatir el estreñimiento que podemos adoptar. Al contrario de lo que podríamos pensar, la mayoría de estas medidas están asociadas a unos buenos hábitos o a remedios caseros pertenecientes a la cultura popular.

Vamos a mostrar de este modo los remedios remedios que tenemos para favorecer un buen tránsito intestinal. Eliminar el estreñimiento a veces es más fácil de lo que podemos pensar, y hacerlo nos aportará mucha calidad de vida.

1. Consumir más fibra

Comer alimentos que contienen fibra es fundamental para que nuestras heces tengan un buen volumen y una composición adecuada. Si comemos fibra el tránsito intestinal mejora y se evacúa más fácilmente. Los alimentos ricos en fibra son sobre todo los de origen vegetal como verduras, fruta, cereales integrales y frutos secos.

2. Hidratarse

Una de las razones que pueden conducir al estreñimiento es la falta de hidratación. Cuando esto sucede el cuerpo busca la manera de conseguir el líquido que necesita, y uno es desprenderse de menos agua a través de la orina y las heces. Tomar al menos un litro y medio al día es una recomendación que no debemos olvidar.

3. No esperar para ir al baño

Hay personas que tienen el mal hábito de a esperar para ir al baño. Sienten que es más urgente terminar ciertas cosas, pudiendo pasar horas hasta que finalmente deciden que es un buen momento ir. Esto es muy desaconsejable para todo el mundo, pues además de poner en apuros a nuestro cuerpo estamos haciendo que los residuos permanezcan más tiempo en nuestro cuerpo.

4. Seguir horario regular

Acostumbrar a nuestro cuerpo a una hora para ir al baño es muy recomendable. Si por ejemplo vamos siempre después de haber desayunado podemos educar a nuestro cuerpo, siendo esa una buena hora para luego afrontar el día sin esta preocupación.

5. Hacer ejercicio con regularidad

Una de las mejores maneras de ayudar a nuestro organismo para no sufrir estreñimiento es a través del ejercicio. Hacer ejercicio hace que nuestro cuerpo se active, además de que el movimiento del cuerpo favorecen los movimientos peristálticos. Estos son movimientos involuntarios que se realizan en los intestinos, los cuales también usan la fuerza mecánica para funcionar. Ir a correr o a bailar son ejemplos de actividades que ayudan a nuestro cuerpo.

6. Caminar a diario

Caminar es una excelente medida para combatir el estreñimiento. Es preferible que cada día caminemos un poquito a que hagamos uno o dos días de máxima intensidad y luego no hagamos nada más durante toda la semana. Esto es así a diferentes niveles para nuestra salud, pero también para fomentar el buen funcionamiento de nuestros intestinos.

7. Seguir una buena alimentación

La alimentación es muy importante para no tener problemas de estreñimiento. No solamente tenemos que incorporar fibra, sinó que es necesario evitar todo tipo de alimentos asociados a la comida rápida no saludable y productos de la industria alimentaria ultraprocesados que contengan carbohidratos refinados o grasas trans.

8. Alimentos que aceleran la digestión

Existen una serie de alimentos que merecen una mención aparte Esto es gracias a que favorecen el tránsito intestinal y la defecación. Por ejemplo, algunas frutas y verduras gracias tanto a la fibra como a sus nutrientes y la facilidad a la hora de digerirlos. Destacamos la ciruela, el plátano, la papaya, las pasas, las naranjas, la lechuga y el brócoli. También los yogures y la miel van muy bien.

9. Tomar probióticos

Los alimentos probióticos son otra manera de combatir el estreñimiento. Se trata de alimentos que contienen microorganismos beneficiosos para nuestra salud. Estos seres vivos son capaces de sobrevivir a los ácidos de nuestro estómago y llegar a nuestro intestino para vivir allí. En este lugar compiten con otros microorganismos que nos son perjudiciales, además de mejorar nuestras heces y fomentar la salud de en nuestro intestino.

10. Tomar infusiones

Existen una serie de infusiones que también están indicadas en el caso de estreñimiento. Solamente tenemos que mezclar agua caliente y añadir productos de origen vegetal y dejar reposar unos 10 minutos. Entre estos remedios naturales destacan el cilantro, las semillas de hinojo, las hojas de zen, la ortiga y las semillas de lino.

11. Uso de fármacos laxantes

Un tratamiento ya convencional para combatir el estreñimiento es el de los laxantes sintéticos. En una farmacia podemos encontrar productos como Dulcolax o Microlax. Son productos de laboratorio que permiten remediar situaciones que necesitan una solución ya un poco contundente. Es muy importante tener en cuenta que no podemos tomar estos medicamentos más que en ocasiones puntuales.

12. Melmelada farmacológica

Mención aparte merece un producto farmacológico que en realidad es un remedio casero de toda la vida. Hablamos de la mermelada de frutas dulces como la ciruela o los dátiles. Existen marcas comerciales como Pruina que nos ayuda a regular nuestro tránsito intestinal. Se debe tomar como máximo una cucharadita de café al terminar la cena. El paciente regula y adopta en muy pocos días su propia dosis eficaz.

13. Minimizar las fuentes de estrés

Cuando el estrés azota nuestras vidas podemos tener problemas a diferentes niveles. Una de las muchas consecuencias negativas del estrés y la ansiedad para nuestro organismo es sufrir problemas gastrointestinales. Hay personas que tienen tendencia a que sus heces se vuelvan más pastosas, pero para otras sucede lo contrario.

14. Técnicas para estar más relajados

Una de las maneras de combatir la ansiedad es mediante las técnicas de relajación. Hay diferentes opciones para conseguir que nuestra mente y nuestro cuerpo se relaje. La mayoría de ellas se basan en trabajar la respiración y la relajación muscular. Además de técnicas como la Relajación Progresiva de Jacobson se puede hacer yoga o mindfulness.

15. Darnos masajes

Una buena manera de estimular la motilidad intestinal es a través un automasajes. Aplicado una suave presión mediante movimientos circulares en nuestra barriga podemos llegar a ayudar a nuestro cuerpo. Esta estimulación mecánica abdominal no debe ser fuerte en ningún caso o podríamos dar más problemas que soluciones.

Referencias bibliográficas

Carmen Otegui

Nutricionista

Carmen nació en Madrid en 1992 y es Graduada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad Autónoma de Madrid. Su pasión por la buena alimentación y la divulgación la ha llevado a colaborar con medios que se preocupan por la salud y el bienestar de las personas. Tiene experiencia como nutricionista en diversos hospitales y centros geriátricos. Actualmente es colaboradora de MedSalud.com.