Los 14 mejores laxantes naturales y sus beneficios

Si tienes problemas para ir al baño, existen alimentos y remedios muy efectivos.
Mejores laxantes naturales

El sistema digestivo es uno de los grandes responsables de nuestro bienestar y de nuestro estado de salud.

Por eso, parte de lo que comemos debe no limitarse a proporcionar los nutrientes necesarios para que nuestras células funcionen; también deben permitir que la digestión se produzca del mejor modo posible, evitando complicaciones innecesarias y favoreciendo que podamos absorber las vitaminas y los nutrientes y evacuar aquello que no nos sirve o que nos resultaría tóxico en caso de acumularse.

En este artículo nos centraremos en esta última etapa del proceso digestivo, el de la evacuación de las heces, y veremos una selección de los mejores laxantes naturales de los que podemos disponer en nuestro día a día. Además, conoceremos sus características mediante breves descripciones de sus beneficios.

¿Qué es un laxante?

Un laxante es cualquier producto que, aplicado en el organismo, facilita la defecación. Así, ante problemas como el estreñimiento o fenómenos intestinales relacionados con este resulta muy frecuente recomendar el uso de laxantes.

Además, a la práctica estos productos han sido diseñados o seleccionados para que no tengan muchos efectos secundarios en el organismo, de manera que su principal influencia sobre el cuerpo sea la de promover la eliminación de heces, y no otros fenómenos orgánicos que nos podrían dañar o perjudicar.

Sin embargo, en cierta medida virtualmente todos los laxantes son capaces de producir efectos secundarios en mayor o menor medida, dependiendo de la cantidad utilizada y de las características de cada persona que los usa.

Medicamentos y productos laxantes

Por otro lado, cuando se habla de laxantes muchas veces se da por supuesto que se está hablando de productos diseñados a través de la investigación en medicina. Sin embargo, también existen laxantes naturales, los cuales no forman parte de un producto comercializado por una marca o entidad concreta pero tienen efectos comparables a los de esos productos a la venta en farmacias.

En este caso hablamos de productos poco o nada procesados, que en algunos casos incluso pueden ser considerados ingredientes de preparados que consumimos en nuestras casas, y que a veces se han utilizado tradicionalmente como remedios caseros, más allá de la intervención médica. Su efecto suele ser menos intenso que el de los laxantes pertenecientes al contexto clínico, pero también pueden ayudar a combatir problemas como el estreñimiento.

En cualquier caso, si el problema intestinal persiste tras la primera aplicación de estos laxantes naturales, es importante dejar de utilizar estos remedios caseros y acudir a un especialista. Lo mismo ocurre cuando esta complicación de la digestión va acompañada de otros síntomas que pueden ser indicadores de que existe una patología.

Los mejores laxantes naturales

Veamos ahora cuáles son los mejores laxantes naturales que podemos encontrar en tiendas, parafarmacias, supermercados o herboristerías.

Cabe recordar que el hecho de que sean productos poco procesados no los libra de presentar ciertos riesgos en algunos casos, así que conviene no consumir una gran cantidad de estos cuando se trata de productos que no encontramos normalmente en nuestra dieta y, preferiblemente, hacerlo consultando antes al médico o complementando otro tratamiento.

1. Repollo

Este vegetal tan conocido y fácil de combinar en recetas es un laxante natural a tener en cuenta, gracias a su alto contenido en fibras insolubles. Eso sí, es importante masticarlo bien para evitar que se acumule en el tubo digestivo, dado que tiene mucha celulosa vegetal.

2. Frángula

Esta planta medicinal tiene propiedades a tener en cuenta a la hora de aligerar el tránsito intestinal. Eso sí, el elemento laxante es de tipo hidroxiantracénicos, lo cual implica que es de efecto retardado y se hace notar al cabo de 5 o 6 horas: conviene que no consumas esta planta antes de irte a dormir.

Frángula

3. Semillas de chía

Las semillas de chía son una gran fuente de fibra que además es fácil de combinar con una gran variedad de platos. Las puedes utilizar tanto en postres (combinadas con yogur, por ejemplo) como en primeros y segundos, en condimentos o incluso como base para algunas recetas.

Tan solo tienes que mantenerlas en remojo para que se expandan y adopten una consistencia blanda y gelatinosa.

4. Suplementos de sen

La planta de sen es utilizada como laxante natural, y lo cierto es que sus efectos son muy potentes. De hecho, pueden llegar a serlo demasiado, y el abuso de este ingrediente es arriesgado: básicamente, irrita las paredes de los intestinos y esto hace que las heces se vayan deslizando hasta ser evacuadas.

Para evitar en la medida de lo posible los peligros asociados al sen, en vez de prepararte un té con esta planta, usa un suplemento alimenticio que la contenga, y sobre todo no abuses de ellos. No puede ser la primera opción a la que recurras ante el estreñimiento, ni debes consumirlo de manera habitual.

5. Ciruelas

Esta fruta tan fácil de conseguir esconde un importante (y conocido) efecto laxante. Contienen fibra soluble y fibra insoluble, así que de paso te puede ayudar a rebajar los niveles de colesterol.

Eso sí, no deja de ser fruta, así que conviene no abusar de ella si no quieres consumir demasiado azúcar.

6. Zumo de Aloe Vera

Utiliza los jugos de esta planta como bebida laxante de origen natural. Lo puedes tomar por las mañanas o en la hora de la merienda. El Aloe Vera es un gran aliado para muchas dolencias, y también tiene efectos laxantes.

7. Boldo

Esta planta arbustiva es una planta medicinal con efectos secundarios a tener en cuenta, por lo que es importante no alargar su consumo y usarla en dosis pequeñas. Lo que convierte al boldo en un laxante natural es el modo en el que estimula la secreción de bilis en nuestro sistema digestivo.

8. Semillas de lino

Las semillas de lino hacen que las heces sean menos compactas y tengan una consistencia más esponjosa, gracias a la gran cantidad de pectinas y mucílagos que contienen. Pueden ser utilizadas paralelamente al tratamiento médico de gastritis, entre otros trastornos de la digestión.

Semillas de Lino

9. Diente de león

Esta planta medicinal puede ser utilizada en la preparación de té, y posee un efecto laxante que no debe hacernos perder de vista lo cuidadosos que debemos ser con su consumo (debido a los posibles efectos secundarios que puede acarrear).

El modo en el que actúa favoreciendo el tránsito intestinal consiste en estimular la segregación de bilis hacia el intestino delgado, lo cual está vinculado a un efecto laxante moderado: el mismo mecanismo que se da en el boldo.

10. Zanahorias

La zanahoria es una hortaliza llena de pectina, que si bien no es exactamente fibra alimentaria, tiene una función muy parecida a esta.

Utiliza este laxante natural en estofados, ensaladas, acompañamientos de segundos o incluso en postres.

11. Okra

Esta planta africana relativamente poco conocida en los países occidentales es rica en agua y pectina, lo cual contribuye a mantener las heces con una consistencia blanda, de fácil tránsito intestinal.

12. Melón

Pocos alimentos contribuirán tanto al reblandecimiento de las heces como el melón. Además, es un delicioso ingrediente que puedes emplear en primeros, segundos y postres.

13. Cáscara sagrada

Esta planta originaria de América ya era utilizada como laxante por las tribus nativas. Su rico contenido en derivados hidroxiantracénicos es lo que le otorga estas propiedades beneficiosas para la evacuación de las heces.

14. Apio

El apio es otra de estas hortalizas que no deben faltarnos en la cocina si estamos sufriendo estreñimiento o algún problema similar, dado que es muy rico en fibra. Lo puedes usar en guisos y estofados, o incluso en purés y sopas.

Referencias bibliográficas

  • Albillos, A., Lledó, J.L. (1996). Tratamiento del estreñimiento. Información Terapéutica del Sistema Nacional de Salud. 20(5): 93 - 102.
  • Brown, N.W., Treasure, J.L., Campbell, I.C. (2001). Evidence for long-term pancreatic damage caused by laxative abuse in subjects recovered from anorexia nervosa. International Journal of Eating Disorders. 29 (2): 236 - 238.
  • Oster, J.R., Materson, B.J., Rogers, A.I. (1980). Laxative abuse syndrome. Am. J. Gastroenterol. 74 (5): 451 - 458.
Carmen Otegui

Carmen Otegui

Nutricionista

Carmen nació en Madrid en 1992 y es Graduada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad Autónoma de Madrid. Su pasión por la buena alimentación y la divulgación la ha llevado a colaborar con medios que se preocupan por la salud y el bienestar de las personas. Tiene experiencia como nutricionista en diversos hospitales y centros geriátricos. Actualmente es colaboradora de MedSalud.com.