Alimentos
| por Carmen Otegui

Aceite de semillas de uva: 12 propiedades y beneficios

Incluir este aceite a la dieta es muy beneficioso, así como aplicarlo en la piel y el cabello.
Aceite de semillas de uva

El aceite vegetal saludable más popular es el de oliva. Sin embargo, existen otras opciones muy recomendables para el cuerpo y una de ellas es el aceite de semillas de uva, que a pesar de no ser tan conocido destaca por diferentes razones.

El aceite de semillas de uva contiene muchas sustancias fitoquímicas. Gracias a estas sustancias el aceite de semillas de uva tiene muchas propiedades y beneficios. Es por eso que en este artículo explicamos todo lo que hay que saber acerca de este saludable aceite.

12 propiedades y beneficios del aceite de semillas de uva

El aceite de semillas de uva es una opción muy a tener en cuenta en la cocina. Puede incorporarse en diferentes preparaciones culinarias para aprovechar sus bondades, y es que el aceite de semillas de uva tiene muchas propiedades y beneficios.

Este aceite no es milagroso ni debe sustituir al aceite de oliva en la cocina, pero sí que es interesante añadirlo a la dieta en algunas preparaciones. A continuación se explican las razones para ello.

1. Contiene muchas sustancias fitoquímicas

El aceite de semillas de uva contiene muchas sustancias beneficiosas para el organismo. Se trata de carotenoides, polifenoles, ácidos grasos, etc., muchos de los cuales tienen una o más propiedades de las que se explican en los siguientes puntos. Hay que incorporar alimentos con este tipo de sustancias en la dieta para garantizar la salud.

2. Aporta vitaminas

Las cantidades de vitamina E de este aceite son muy significativas. Son incluso mayores que las que aporta el aceite de oliva, lo cual representa un punto a favor para consumirlo. Esta vitamina es fundamental para el funcionamiento del cuerpo humano, pero sobre todo para la prevención de la aparición de enfermedades. También aporta buenas cantidades de vitamina C.

3. Tiene propiedades antiinflamatorias

Algunas sustancias del aceite de semillas de uva contienen son antiinflamatorias, siendo una de las más representativas es el resveratrol. Estas combaten con efectividad los procesos inflamatorios que se dan en el cuerpo, los cuales producen problemas que pueden degenerar en enfermedades.

4. Reduce el estrés oxidativo

El aceite de semillas de uva tiene muchos antioxidantes. Se trata de sustancias que luchan contra la oxidación celular, un proceso que genera disfuncionalidades en la célula. El estrés oxidativo está directamente relacionado con la génesis de muchas patologías y con el envejecimiento.

5. Aporta ácidos grasos esenciales

Los ácidos grasos esenciales son moléculas imprescindibles para el cuerpo. En particular, el aceite de semillas de uva aporta las propiedades y beneficios del ácido linoleico y el ácido linolénico. Estos representan a los ácidos grasos que se conocen como omega 6 y omega 3, si bien las cantidades de estos últimos son menores.

6. Tiene propiedades antitumorales

El aceite de semillas de uva también tiene propiedades antitumorales. Estrechamente vinculadas con las propiedades y beneficios anteriores, el aceite de semillas de uva ayuda al cuerpo a combatir el desarrollo de células tumorales. Es por lo tanto un alimento recomendable para dar una ayuda extra al cuerpo para garantizar su salud.

7. Promueve la salud cardiovascular

Este aceite es también recomendable para cuidar el corazón y los vasos sanguíneos. Esto se debe especialmente a sus propiedades antioxidantes, las cuales benefician la salud del sistema circulatorio. El aceite de semillas de uva permite evitar la oxidación, pero también evitar la formación de placa característica de la aterosclerosis.

8. Evita el estreñimiento

A nivel digestivo este aceite también tiene propiedades y beneficios. El aceite de semillas de uva resulta efectivo contra el estreñimiento, y además es fácilmente digerible. No presenta por lo tanto problemas para el tracto digestivo, sino que más bien es capaz de ayudar al correcto funcionamiento y de regular el tránsito intestinal.

9. Cuida de la piel

La piel es uno de los órganos que más se puede beneficiar con este aceite. El aceite de semillas de uva tiene propiedades y beneficios para cuidar de ella, y eso es gracias a vitamina C, la vitamina E y a las diferentes sustancias fitoquímicas. Protege contra el daño causado por el sol y evita problemas de pigmentación. Además la deja suave y tersa.

10. Combate el acné

El aceite de semillas de uva también ayuda a combatir el acné. Este aceite tiene la propiedad de dificultar lo proliferación de las bacterias que se asocian a este tipo de afección. Además ayuda a mantener una piel nutrida y saludable, y una piel sana puede resistir mejor el acné.

11 Mejora la salud capilar

Este aceite también cuida del cabello y del cuero cabelludo. Muchos aceites vegetales como el aceite de oliva o el aceite de coco también cuidan del cabello, pero son más grasos que el aceite de semillas de uva. De esta forma, este aceite es una buena alternativa, que ayuda a conseguir la fortaleza que necesita el cabello y su brillo natural.

12. Es versátil en la cocina

Las posibilidades culinarias de este aceite son muchas. Se puede utilizar como sustituto del aceite de oliva, y por lo tanto usarlo en ensaladas o para cocinar. No hay una aplicación especialmente pensada para este tipo de aceite, y sin embargo se puede usar para freír, para aliñar o hasta para preparar pasteles.

Referencias bibliográficas

Carmen Otegui

Nutricionista

Carmen nació en Madrid en 1992 y es Graduada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad Autónoma de Madrid. Su pasión por la buena alimentación y la divulgación la ha llevado a colaborar con medios que se preocupan por la salud y el bienestar de las personas. Tiene experiencia como nutricionista en diversos hospitales y centros geriátricos. Actualmente es colaboradora de MedSalud.com.