Nutrición
| por Xavier Rico Garófalo

Dieta y alimentos recomendados para pacientes de Gastritis

Te explicamos cómo te debes alimentar para disminuir los síntomas de la gastritis.
Alimentos recomendados para pacientes de gastritis

La gastritis es un trastorno común que afecta aproximadamente al 20% de la población en algún momento de sus vidas. Sus síntomas son molestos y muchas veces se agravan con el consumo de ciertos alimentos que empeoran la enfermedad.

En este artículo te explicaremos qué deberías consumir si estás afectado por la gastritis, para que esta pase más rápidamente y provocando las menores molestias posible.

¿Qué es la gastritis?

La gastritis es un trastorno estomacal, donde las paredes del estómago se irritan provocando una inflamación. Esto ocurre al consumir ciertos tipos de comida, por algunos hábitos no saludables como el estrés, el fumar tabaco o consumir alcohol en exceso. También puede ocurrir por la acción de ciertas bacterias, como Helicobacter pylori.

Helicobacter pylori es una bacteria que se transmite a través de la saliva o las heces de los humanos infectados. Coloniza nuestros estómagos, enterrándose en la capa protectora de mucosa que recubre las paredes de este órgano. Provoca irritación y degradación de la barrera protectora, exponiendo al estómago a sus propios ácidos estomacales, lo que acaba derivando en gastritis, úlceras y, en algunos casos, cáncer de estómago.

La gastritis tiene diversas causas, pero sus efectos son claros. Nuestro estómago necesita un cierto grado de protección para funcionar de manera correcta y si esta protección desaparece o se degrada, nos puede provocar una gastritis.

Dieta recomendada para pacientes de gastritis

Para empezar, un componente importante de la mejora de la gastritis es el dejar aquellos hábitos que degradan nuestra capa protectora estomacal. Factores como el estrés prolongado también pueden provocar la inflamación del estómago, así que si estamos sometidos a periodos largos de estrés, puede que tomarse un descanso de aquella actividad estresante sea suficiente para ver una mejora de los síntomas.

Dejar de tomar medicaciones que degradan nuestra pared estomacal, como el ibuprofeno o la aspirina, así como evitar a toda costa el consumo de alcohol y tabaco pueden provocar una mejoría en la gastritis sin tener que variar nuestra dieta.

Desgraciadamente la infección por H.pylori, una de las más frecuentes causas de gastritis, no desaparecerá con los cambios dietéticos. Para que esta infección desaparezca será necesario que el médico nos recete un tratamiento antibiótico, que suele durar una o dos semanas dependiendo de si el primer tratamiento que nos han recetado es efectivo contra nuestras bacterias en particular.

Aun así podemos aliviar nuestros síntomas de gastritis, esté causada o no por bacterias, evitando ciertas comidas. El objetivo de evitar el consumo de estos alimentos es el de disminuir la acidez estomacal y/o la propia inflamación, mejorando así nuestro malestar. Algunas de las comidas que debemos evitar son:

  • Las comidas altas en grasas

  • Las comidas con alto contenido en azúcar

  • Las comidas picantes

  • El café

  • Comidas ácidas, como tomates y fruta

  • Bebidas carbonatadas

  • Comidas que nosotros sepamos que nos sientan mal (sintomáticas)

  • Te podría interesar: "¿Como eliminar los gases? 12 remedios naturales efectivos"

    Alimentos recomendados para la gastritis

La gastritis habitualmente suele desaparecer sin necesidad de tratamiento en menos de una semana. Sus síntomas pueden aliviarse evitando los alimentos y conductas que hemos listado en el apartado anterior, pero también nos puede ayudar tomar medicación que alivie estos síntomas.

La medicación recomendada para pacientes de gastritis normalmente es aquella que disminuye los niveles ácidos de nuestro estómago. Algunos ejemplos serían los antiácidos, así como también los inhibidores de la bomba de protones, como el omeprazol.

Además de la medicación para la gastritis, ciertos alimentos se han demostrado efectivos en disminuir la población de H.pylori, sin llegar a erradicarla. La disminución de la población bacteriana en el estómago disminuirá sus efectos inflamatorios sobre nuestro revestimiento estomacal. Algunos alimentos probados para la disminución de la actividad de H.pylori son:

1. La leche de vaca

La leche de vaca contiene lactoferrina, una proteína quelante del hierro. Esto significa que se une a este mineral necesario para la vida, quitándole a las bacterias la oportunidad de consumirlo y disminuyendo la viabilidad de la colonia.

Aun así, debemos ir con ojo al consumir leche si tenemos una gastritis. Debido a la intolerancia a la lactosa, este es un alimento sintomático para muchas personas, que podrían acabar irritando más su estómago buscando el efecto contrario.

2. Verduras con isotiocianatos

Los isotiocianatos son compuestos que se encuentran en algunos vegetales de la familia de la col, las brasicáceas. El brócoli, la col rizada, la coliflor o el nabo, por ejemplo, son alimentos ricos en isotiocianatos.

Los isotiocianatos disminuyen nuestro riesgo de padecer cáncer estomacal y tienen efectos bactericidas sobre H.pylori. Estos efectos parecen estar ligados, ya que al disminuir los niveles de la bacteria se disminuiría nuestro riesgo a la larga de padecer cáncer estomacal.

Eso sí, los beneficios de los isotiocianatos se ven negados por el consumo de alcohol o tabaco, así que debemos seguir evitándolos aunque comamos brócoli cada día, si queremos mejorar nuestros síntomas de gastritis.

3. La miel

La miel tiene propiedades asépticas y bacteriostáticas. Se ha demostrado que el consumo semanal de miel disminuye el riesgo de padecer gastritis derivada por H.pylori, disminuyendo los niveles de bacterias en nuestro estómago.

4. Acidos grasos vegetales

A pesar de que debamos evitar las comidas altas en grasas para mejorar nuestros síntomas de gastritis, los aceites vegetales tienen efectos bacteriostáticos que ayudan a disminuir los niveles bacterianos y mejorar nuestros síntomas. El aceite de oliva, por ejemplo, podría ser una buena opción.

Existen evidencias tenues de que otros alimentos, como los probióticos, el té verde, el ajo o el vino tinto pueden ayudar a mejorar los casos de gastritis. La ciencia que apoya estas conclusiones es escasa por ahora, debido en parte a que los alimentos no son patentables ni ofrecen una cura total de la infección por H.pylori. Aun así, este tipo de investigaciones se llevan a cabo, aunque más lentamente que otras investigaciones clínicas más rentables.

Nuestra alimentación puede ser clave para tratar la gastritis. Aun así, si notas síntomas crónicos de gastritis te recomendamos que consultes con un profesional de la salud para que te pueda diagnosticar y ofrecer el tratamiento más adecuado a tu caso particular.

Referencias bibliográficas

  • Hołubiuk, Ł., & Imiela, J. (2016). Diet and Helicobacter pylori infection. Przeglad gastroenterologiczny, 11(3), 150–154. doi:10.5114/pg.2016.61487.
  • Cologne, Germany: Institute for Quality and Efficiency in Health Care (IQWiG); Gastritis: Overview. 2015 Jun 30.
  • Vomero, N. D., & Colpo, E. (2014). Nutritional care in peptic ulcer. Arquivos brasileiros de cirurgia digestiva : ABCD = Brazilian archives of digestive surgery, 27(4), 298–302. doi:10.1590/S0102-67202014000400017.

Xavier Rico Garófalo

Genetista

Xavier, nacido en Caracas, Venezuela en 1993. Graduado en Genética por la Universidad Autónoma de Barcelona, en posesión de un título de Máster en Microbiología Avanzada de la Universidad de Barcelona. Ha participado en proyectos de investigación Biomolecular y de variabilidad genética. Actualmente colaborando con MedSalud.