Alimentos
| por Carmen Otegui

Semillas de lino: 12 propiedades y beneficios

Comer de forma regular semillas de lino es una muy buena medida para cuidar nuestra salud general.
Semillas de lino: 12 propiedades y beneficios

¿Consumes semillas de lino? La linaza cada vez está ganando cada vez más adeptos gracias a ser un alimento con muchas propiedades y beneficios. Si aún no las estas consumiendo, estas semillas oleaginosas deberían formar parte de tu despensa cuanto antes.

La linaza no tiene grandes propiedades culinarias, por lo que no existen prácticamente recetas en las que sea el ingrediente principal. Sin embargo, sí se pueden añadir en ensaladas, porridge, panes, etc. o consumir en forma de aceite.

12 propiedades y beneficios de las semillas de lino

Las propiedades y beneficios de las semillas de lino para quien las consume de modo regular son muy notables. Lo más destacable de este alimento es que son una excelente fuente de ácidos grasos omega-3.

No existen demasiados alimentos que nos aporten este vital nutriente; solamente esta razón sería suficiente como para incorporar la linaza de forma regular en nuestra alimentación. Sin embargo, en este artículo veremos que las semillas de lino tienen mucho más que ofrecernos.

1. Son ricas en ácidos grasos omega-3

Ya hemos avanzado que las semillas de lino son ricas en ácidos grasos esenciales omega-3. Se trata de un componente que nuestro cuerpo necesita de forma vital y que no es capaz de producir por su cuenta. Por eso es muy importante consumir alimentos como semillas de lino de forma regular.

2. Tienen propiedades antiinflamatorias

La linaza es un alimento capaz de rebajar la inflamación. Nos referimos a la inflamación de los órganos internos. El estrés y la comida de baja calidad hace que nuestro organismo sufra, pero la linaza tiene un efecto calmante sobre la inflamación del tracto digestivo y también es útil para prevenir las hemorroides.

3. Tienen propiedades antitumorales

La linaza tiene propiedades antitumorales gracias a diferentes componentes que contiene. Uno de los más destacados es el ya mencionado ácido graso esencial omega-3. Son sustancias con capacidades antioxidantes que bloquean el crecimiento de las células cancerígenas. Los cánceres de mama, colon o próstata pueden ser prevenidos comiendo alimentos saludables como la linaza.

4. Mejoran el sistema inmunológico

Sustancias antioxidantes y minerales de la linaza tienen propiedades beneficiosas sobre el sistema inmunitario. Nuestro cuerpo necesita minerales como el zinc o el selenio para garantizar que nuestras defensas se encuentran en un buen estado de forma, además de ser indispensables para diferentes procesos metabólicos.

5. Hacen sentir saciedad

Las semillas de lino ayudan a sentir saciedad gracias a sus gran aporte en fibra. Si consumimos alimentos que tengan un buen aporte en fibra nos prevendrán de el hambre antes de la hora de comer. Tomar algún snack con linaza a media mañana o tarde va muy bien para aguantar hasta la comida o la cena.

6. Ayudan a perder peso

Estrechamente ligado con el punto anterior, podemos afirmar que comer alimentos como la linaza ayuda a perder peso. Además de saciarnos y hacer que no suframos antojos de comer entre horas, la linaza acelera el metabolismo. Esto se debe a sustancias antioxidantes como los ácidos grasos omega-3.

7. Combaten la hipertensión

Tomar un poco de linaza cada dia tiene propiedades y beneficios a nivel cardiovascular. Las semillas de lino son útiles para combatir la hipertensión, por lo que las personas que tienen la presión alta harían bien si tomaran un poco de este alimento cada día. Se tiene que buscar la manera de adaptar la alimentación e introducir alimentos como este y quitar otros.

8. Combaten la diabetes

Las semillas de lino también ayudan a controlar la diabetes. No se trata de ninguna cura, pero tomar alimentos como este hace que el cuerpo tenga unas mejores condiciones en afectaciones de este tipo. Se ha demostrado científicamente que ayuda a mejorar el azúcar en sangre en ayunas a las personas que sufren diabetes al mejorar los niveles de triglicéridos y colesterol.

9. Mejoran los problemas respiratorios

Se ha comprobado que las semillas de lino también ayudan en las enfermedades estacionales. Es una gran ayuda para el cuerpo cuando debe combatir resfriados, tos o bronquitis. También en el caso de dolores de garganta. Solamente hervir agua con linaza para luego beberla puede ser una buena ayuda para el cuerpo.

10. Combaten dolores menstruales

Por sus propiedades antiinflamatorias la linaza es recomendable en el caso de sufrir dolores menstruales. De hecho, también es útil en el caso de sufrir síntomas de la menopausia, y es que ayudan a combatir los sofoco

11. Cuidan la piel

Las semillas de lino ayudan a mejorar la oxigenación de la piel y a la renovación celular. Se trata de propiedades y beneficios que hacen que la piel permanezca joven y saludable. Sustancias antioxidantes como la vitamina E tienen acción antiarrugas, y además mejoran afectaciones cutáneas como el acné.

12. Cuidan el cabello

Las propiedades de las semillas de lino también tienen beneficios para el cabello. Consumiendo de forma regular linaza se consigue que el cabello esté fuerte y brillante. Para potenciar la belleza natural del cabello es posible preparar aceite de linaza en casa; basta con remojar las semillas durante media hora, cocinarlas con un poco de aceite y filtrar todo. Se puede aplicar el aceite resultante directamente sobre el cabello.

Referencias bibliográficas

Carmen Otegui

Nutricionista

Carmen nació en Madrid en 1992 y es Graduada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad Autónoma de Madrid. Su pasión por la buena alimentación y la divulgación la ha llevado a colaborar con medios que se preocupan por la salud y el bienestar de las personas. Tiene experiencia como nutricionista en diversos hospitales y centros geriátricos. Actualmente es colaboradora de MedSalud.com.