¿Por qué meditar? 11 beneficios de la meditación

Meditar es una de las prácticas más saludables que añadir a tu rutina diaria.
Beneficios de la meditación

El ejercicio de la meditación tiene una historia milenaria. Los beneficios de la meditación son varios, tanto para la salud física como para el bienestar mental y emocional. Hoy en día la ciencia médica ha validado los efectos positivos de meditar, lo que ha catapultado la popularidad de esta antigua práctica.

En este artículo te hablaremos de qué es la meditación, además de explicarte varios motivos por los cuales añadir el acto de meditar a tu rutina diaria.

¿Qué es la meditación?

Las prácticas meditativas actuales tienen su origen en antiguas prácticas aparecidas en la China y la India. Los textos más antiguos que se conocen en los que aparece la práctica de la meditación se escribieron cerca del año 1500 antes de Cristo, dentro de la tradición Hindú. Existen también referencias a la meditación del siglo III antes de Cristo, estos asociados a prácticas taoístas.

Hoy en día existen diversos tipos de meditación. Todos tienen en común ser prácticas en las que se practica el control de la mente y el estado emocional, pero los métodos con los que se consigue este dominio de la propia mente difieren. (Si quieres conocer varios tipos de meditación y sus características, te recomendamos nuestro artículo: “Los 8 tipos de meditación (y sus beneficios)“

En un mundo mucho más interconectado que antes, las prácticas meditativas se han introducido en nuestra vida diaria. Estas técnicas se utilizan en el ámbito del trabajo, la mejora personal, la práctica espiritual o incluso la terapia psicológica, como es el caso de las ya archiconocidas técnicas de “Mindfulness”, a través de las cuales se busca mejorar la conexión entre el individuo y su consciencia del momento presente.

Es habitual que frente a tantísima oferta de meditación, sintamos curiosidad al respecto. En algunas ocasiones, sus beneficios se exageran por motivos publicitarios, lo que puede hacernos más escépticos acerca de los efectos saludables de la meditación. Por suerte, hoy en día existen varias investigaciones científicas que intentan aclarar los beneficios reales de meditar.

¿Por qué meditar? 11 beneficios reales de la meditación

La meditación tiene beneficios para la salud contrastados, que no deberían ignorarse. Debido a la relativa facilidad de estas prácticas, su bajo coste de implementación y sus patentes efectos sobre la salud física y mental, es cada vez más interesante el estudio de sus beneficios para la salud a corto y largo plazo.

Dentro de los múltiples beneficios asociados a la meditación podemos destacar.

1. Efectos de la meditación sobre la salud física

Nuestra salud física se ve beneficiada de la práctica frecuente de la meditación. Estos son los principales beneficios que tu organismo va a experimentar.

1.1. Regula la presión sanguínea

La meditación no tiene únicamente efectos a nivel mental o emocional. La alta presión sanguínea -también conocida como hipertensión- tiene un gran impacto sobre la salud cardiovascular de miles de personas. Las cardiopatías y los eventos cardiovasculares son de las principales causas de muerte en la actualidad.

Algunos estudios científicos han demostrado que la meditación es efectiva a la hora de disminuir la presión sanguínea alta, además de tener cierto efecto protector sobre las personas que la practican. Esto significa que aquellas personas que meditan de forma regular tienden a desarrollar menos problemas cardiovasculares como la hipertensión.

1.2. Ayuda a combatir el insomnio

La falta de sueño es causa de cansancio, letargo, disminución de las capacidades cognitivas e inclusive conlleva un deterioro de la memoria y del control emocional. Una correcta cantidad de sueño es necesaria para una vida sana, pero algunas personas con insomnio tienen enormes dificultades para conseguir las horas adecuadas de sueño que requieren al día.

Un pequeño estudio observó a 54 adultos con insomnio crónico, algunas de las cuales mejoraron su condición tras aprender técnicas de Mindfulness para lidiar con el estrés y el insomnio, mucho más que aquellas personas del estudio que no estuvieron expuestas a las técnicas de meditación.

1.3. Alivia la colitis ulcerosa y el síndrome del colon irritable

La colitis ulcerosa y el síndrome del colon irritable son dos trastornos del sistema digestivo. Ambas enfermedades tienen desagradables síntomas y consecuencias a largo plazo, y sus pacientes tienen que lidiar con unos elevados niveles de estrés y dolor que además empeoran los síntomas de la enfermedad.

Si bien la meditación no es capaz de curar ninguna de estas enfermedades, lo cierto es que es muy eficaz a la hora de disminuir el estrés que padecen sus afectados, especialmente cuando se encuentran en medio de un episodio doloroso. Además, disminuye la frecuencia de los dolores asociados al estrés que sufren los pacientes con estas enfermedades crónicas y puede mitigar la severidad de los síntomas.

Las personas con síndrome del colon irritable que reciben entrenamiento de Mindfulness pueden notar que el dolor de su enfermedad se hace más llevadero, lo que incrementa su calidad de vida y mejora su estado emocional.

1.4. Disminuye la sensación de dolor

Los efectos de la meditación sobre la capacidad de reducir el dolor han recibido bastante atención científica por su potencial terapéutico, en especial para aquellas personas que padecen de dolores crónicos o difíciles de tratar.

Algunos estudios han encontrado que las prácticas meditativas de Mindfulness ayudan a disminuir los niveles de dolor en los pacientes sin alterar la producción de endorfinas, lo que permite la combinación de la meditación con la medicación para el manejo del dolor.

Otros estudios se han fijado en la reducción del dolor en aquellos pacientes que sufren de enfermedades crónicas, como el dolor de espalda. Aquellas personas que conocen y aplican técnicas de manejo del estrés basadas en Mindfulness mejoran su condición más rápido que las personas que no practican la meditación.

1.5. Puede ayudar a manejar las adicciones

El manejo de las adicciones requiere de control mental y una fuerte voluntad, así que tendría sentido que fuera una condición que mejorase con la meditación. Desgraciadamente, los estudios científicos que se han realizado al respecto no han sido concluyentes a la hora de definir sus efectos sobre las tendencias adictivas.

Los estudios más prometedores apuntan a que la meditación facilita el dejar de fumar, disminuyendo las ganas de fumar aumentadas que se experimentan cuando intentamos dejar el hábito a un lado, así como también disminuyendo la cantidad de tabaco consumido diariamente. Debemos esperar a estudios científicos más avanzados antes de asumir que la meditación ayuda a manejar las adicciones, pero las pocas pruebas que tenemos apuntan en una buena dirección.

Meditación QiGong
Hombre practicando QiGong, una técnica de meditación en movimiento taoísta.

2. Efectos sobre la salud mental

Del mismo modo, nuestra salud psicológica también se ve reforzada en distintos aspectos concretos.

1.1. Disminuye el estrés

El estrés es un agravante de muchos problemas de salud. Los dolores abdominales, las alergias, las inflamaciones o las erupciones cutáneas son algunos de los síntomas que los elevados niveles de estrés pueden llegar a ocasionarnos.

La meditación es excelente a la hora de disminuir el estrés y los niveles de cortisol, la hormona conocida por muchos como “la hormona del estrés”. Estudios realizados sobre muestras muy grandes (más de 3500 pacientes) demuestran efectos persistentes y moderados sobre la disminución del estrés en aquellas personas que practican la meditación o las técnicas de Mindfulness.

1.2. Disminuye la ansiedad y estabiliza el estado de ánimo

El estrés no es el único aspecto de la salud mental que mejora con la meditación. Varios estudios apuntan a una disminución de los síntomas depresivos, ansiosos, y en general de desequilibrio emocional. En el caso de la ansiedad, la eficacia de la meditación era comparable a la eficacia de los tratamientos farmacológicos, lo que no es nada despreciable.

No solo es útil para disminuir los síntomas de ansiedad o para mejorar nuestra capacidad de calmarnos, si no que meditar también tiene un “efecto protector” sobre la salud mental de sus practicantes. Esto significa que las personas sanas que meditan tienen menores probabilidades de desarrollar problemas de ansiedad o depresión a largo plazo.

1.3. Mejora el estado mental de las mujeres embarazadas

El embarazo provoca un alto número de preocupaciones, pero también puede afectar seriamente a la salud mental de las madres, especialmente en las fechas cercanas al parto, ya sean anteriores o posteriores.

El control del ánimo mediante medicación es algo que muchas mujeres embarazadas prefieren no utilizar, ya sea por recomendación del médico o voluntad propia. Las técnicas meditativas, especialmente aquellas acompañadas de actividad física (como el Qigong o el Yoga) son efectivas a la hora de disminuir los síntomas depresivos y de ansiedad relacionados con el embarazo, el parto y la maternidad.

1.4. Aumenta la productividad y la capacidad de concentración

Meditar no es solo para “hippies”. Aquellas personas que meditan diariamente ven como su capacidad de atención mejora, junto con su memoria a corto y largo plazo. Esto les permite implicarse de manera más profunda con su trabajo, ya que les es más fácil entrar en un estado de concentración profunda en el que los pensamientos intrusivos no son un impedimento para trabajar.

Meditar diariamente está relacionado con una mejora de la productividad y una mayor satisfacción con el trabajo realizado y el ambiente laboral.

1.5. Mejora la empatía

Existen algunos tipos de meditación que se centran en ejercicios empáticos, como es el caso de la meditación “Metta”, también conocida como “Loving Kindness Meditation” o meditación del amor benevolente, que tiene mucho en común con las modernas técnicas de Mindfulness.

Este tipo de meditación hace que mejoremos nuestra capacidad de ponernos en la piel de los demás, lo que mejora no solo nuestra capacidad empática, si no que hará que disminuya nuestra frustración hacia los demás a la vez que mejora la visión de nosotros mismos. ¡Todo ventajas!

Referencias bibliográficas

  • Goyal, M., Singh, S., Sibinga, E. M. (2014). Meditation programs for psychological stress and well-being: a systematic review and meta-analysis. JAMA internal medicine, 174(3), 357–368. doi:10.1001/jamainternmed.2013.13018.

  • Noone, C., & Hogan, M. J. (2018). A randomised active-controlled trial to examine the effects of an online mindfulness intervention on executive control, critical thinking and key thinking dispositions in a university student sample. BMC Psychology,6(1). doi:10.1186/s40359-018-0226-3.

  • Meditation: In Depth. (2006). NCCIH. Extraído el 16 de Septiembre de 2019, de https://nccih.nih.gov/health/meditation/overview.htm

  • Tang, Y., Hölzel, B., & Posner, M. (2015). The neuroscience of mindfulness meditation. Nature Reviews Neuroscience, 16(4), 213-225. doi:10.1038/nrn3916

  • Hilton, L., Hempel, S., Ewing, B. A., Apaydin, E., Xenakis, L., Newberry, S., … Maglione, M. A. (2017). Mindfulness Meditation for Chronic Pain: Systematic Review and Meta-analysis. Annals of behavioral medicine : a publication of the Society of Behavioral Medicine, 51(2), 199–213. doi:10.1007/s12160-016-9844-2.

Elvira nació en Madrid en 1994. Es Graduada en Psicología por la Universidad Autónoma de Madrid y actualmente está estudiando el Máster en Psicología General Sanitaria en la Universidad de Barcelona. Compagina sus estudios con ser colaboradora de MedSalud.com.