Los 8 tipos de meditación (y sus beneficios)

Te explicamos por qué deberías de meditar un poco cada día.
Tipos de meditación

La meditación es la práctica mediante la cual, a través de ciertas técnicas y normas, un individuo es capaz de ejercitar su concentración, su capacidad de control de la mente, así como también sirve para facilitar un estado emocional tranquilo, ejercitando así las habilidades de control emocional.

Las prácticas meditativas tienen una extensa historia, remontándose a su probable origen en la antigua India, dentro de la tradición Hindú. Desde ahí, se extendió especialmente a lo largo de todo Asia, habitualmente acompañando a religiones como el budismo. Hoy en día, la comunidad científica ha comprobado varios de los beneficios de la meditación sobre la salud.

En este artículo te hablaremos de diferentes tipos de meditación, así como cuáles son los beneficios de esta práctica.

¿Qué es la meditación?

Hoy en día está de moda meditar. Esto hace mucho más accesible iniciarse en este tipo de prácticas tan beneficiosas para la salud física y mental, que incluso se están llegando a adoptar en círculos terapéuticos (como las terapias basadas en Mindfulness).

No existe una única forma de meditación, ni los beneficios que aporta cada una son exactamente los mismos. Dependiendo de nuestro objetivo a la hora de meditar, es probable que exista algún tipo de práctica que nos llama más la atención, sea por comodidad, familiaridad, contexto sociológico o incluso espiritual.

Beneficios de la meditación

Durante mucho tiempo, la meditación se ha considerado por muchos escépticos como un ejercicio de utilidad muy limitada, un vestigio de prácticas religiosas y ceremoniales del pasado. Por suerte, la comunidad científica está corrigiendo la visión general que se tiene acerca de la meditación, lo que abre las puertas a que este tipo de prácticas beneficiosas lleguen a un mayor número de personas.

Entre los múltiples beneficios de la meditación probados por la ciencia, podemos destacar:

1. Reducción del estrés

Se ha comprobado científicamente que la meditación es capaz de reducir la respuesta inflamatoria derivada del estrés y los altos niveles de cortisol que este genera, agravando muchos procesos inflamatorios.

Teniendo en cuenta los efectos nocivos del estrés constante en nuestras vidas, como una peor salud cardiovascular, peor capacidad cognitiva o la mayor probabilidad de desarrollar trastornos como la depresión o la ansiedad, la meditación se convierte en una herramienta muy útil para mantener nuestra salud física al 100%.

2. Mejora del estado emocional

Algunos trastornos, como aquellos relacionados con la ansiedad (como por ejemplo fobias, ansiedad social, comportamientos obsesivos...) se ven aliviados significativamente en aquellas personas que practican la meditación de forma regular.

Además, ejercicios de meditación, como por ejemplo de Mindfulness, son efectivos para disminuir la intensidad de los sentimientos depresivos. Además, algunos tipos de meditación promueven un estado emocional elevado y positivo, como la meditación "Metta".

3. Mejora la memoria y la capacidad de atención

La pérdida de memoria ligada a la vejez se ve frenada en aquellas personas que practican la meditación. Esto es especialmente cierto en aquellos tipos de meditación que involucran una práctica repetitiva, como la repetición de un mantra o de posturas de las manos.

Tanto en personas de avanzada edad como en jóvenes, la capacidad de atención se ve incrementada sustancialmente en aquellas personas que realizaban la meditación en su día a día. Esto, a nivel laboral se traduce en ser capaz de trabajar en un nivel mayor de concentración durante más tiempo.

4. Ayuda a aliviar el dolor

Mediante análisis funcionales de resonancias magnéticas cerebrales (fMRI), se pudo discernir que aquellas personas que habían pasado unos días practicando técnicas de mindfulness tenían una mayor actividad cerebral en áreas relacionadas con el control del dolor.

Los propios pacientes afirmaban durante el estudio que tenían una sensación de dolor disminuida. La meditación puede ayudar también a disminuir los dolores que producen algunas enfermedades crónicas.

5. Puede disminuir la presión sanguínea

La presión sanguínea alta puede ser un grave problema para la salud. Con el tiempo, contribuye a enfermedades cardiovasculares como la arteriosclerosis. La meditación es efectiva para disminuir, de media, cinco puntos la presión sanguínea.

Estos efectos se observaban no sólo durante la meditación, si no que también se alargaban en el tiempo especialmente en aquellas personas que meditan de forma regular.

Meditación

8 tipos comunes de meditación

Dada la antigüedad de esta práctica y su carácter subjetivo, existen muchísimas formas diferentes de meditar. En este artículo mencionamos algunas de las más conocidas en la actualidad, pero los tipos de meditación pueden ser incontables, dependiendo de sus orígenes, objetivos y metodología.

1. Vipassana

La meditación de tipo Vipassana es de orígen budista. Vipassana significa, en lengua pali, algo así como visión clara. En occidente, este tipo de meditación ha pasado a formar parte integral de las prácticas simplemente conocidas como de "Mindfulness".

Este vocablo inglés significa algo así como "atención plena", haciendo referencia a que durante estas prácticas meditativas se presta atención plena a la respiración, especialmente en las primeras etapas del proceso meditativo.

2. Zazen (Zen)

La tradición budista de meditación Zen es muy conocida. Zazen es una palabra japonesa que significa "meditación sentada" o "Zen sentado". Sus raíces provienen de la versión china del budismo Zen, el llamado budismo Chan.

Esta meditación se caracteriza por la atención que se presta a la respiración, pero también sobre la práctica del "Shinkantaza", la capacidad de simplemente observar la realidad sin emitir juicios o pensamiento acerca de esta. Vivir en el momento lo máximo posible.

3. Metta

La meditación Metta también es muy conocida en occidente, en parte por su influencia en el movimiento del “Mindfulness”. Metta es una palabra que significa bondad, amabilidad o buena voluntad. En inglés es conocida también como "Loving Kindness Meditation", en castellano se le ha nombrado de muchas formas distintas, como por ejemplo "meditación del amor benevolente".

Este tipo de meditación ayuda a mejorar la capacidad empática de quien la practica, además de mejorar el estado anímico general y la percepción de uno mismo.

4. Mantra

Los mantras son vocalizaciones, habitualmente sin un significado particular, utilizadas principalmente para centrar la atención de la mente. La meditación con mantras a veces requiere un control vocal y postural muy preciso.

Se utilizan en varias tradiciones monásticas, como en la cultura hindú, budista o taoísta. A veces es conocida como "meditación om", pero el "om" es simplemente uno de los mantras que se pueden utilizar.

5. Trascendental

La meditación trascendental es un tipo de meditación que utiliza mantras, popularizada por el Yogi Maharishi Mahesh a través de celebridades del momento, como por ejemplo la famosa banda de pop-rock "The Beatles", para quien fue gurú.

Actualmente este tipo de meditación es practicada ampliamente en occidente, pero a diferencia de otros tipos de meditación, difícilmente encuentres a alguien que te pueda enseñar esta de forma gratuita.

6. Meditación yóguica

La meditación que se utiliza en el ámbito del yoga se puede clasificar como "meditación yóguica", pero existe una enorme cantidad de tipos de meditación incluídos dentro de este término. La tradición del Yoga tiene raíces muy antígüas, de entre 2500 y 4000 años.

Dentro de la práctica clásica del Yoga, la meditación forma un pilar básico, junto a las normas de comportamiento, las posturas físicas (asanas) y los ejercicios respiratorios (pranayama). Uno de los tipos de meditación más populares dentro del Yoga es la "meditación del tercer ojo", donde es necesario centrar nuestra atención en el punto que se encuentra entre nuestras cejas, para acallar la mente.

7. Autoconocimiento

Este tipo de meditación, en inglés conocido como meditación de "self-enquiry", fue popularizada en occidente por Ramana Maharshi, en el siglo XX. El objetivo principal de este tipo de meditación es obtener conocimiento acerca de uno mismo.

8. Taoístas

Existen varias prácticas taoístas de meditación, que están ligadas a la filosofía y principios de la religión taoísta. Su objetivo es mejorar la salud todo lo posible, para conseguir una vida larga. Este tipo de meditaciones suelen tener un importante componente de visualización del propio cuerpo y de sus mecanismos, como la respiración.

Referencias bibliográficas

  • Chételat, G., Lutz, A., Arenaza-Urquijo, E., Collette, F., Klimecki, O., & Marchant, N. (2018). Why could meditation practice help promote mental health and well-being in aging?. Alzheimer's research & therapy, 10(1), 57. doi:10.1186/s13195-018-0388-5.
  • Sharma H. (2015). Meditation: Process and effects. Ayu, 36(3), 233–237. doi:10.4103/0974-8520.182756.
  • Jain, F. A., Walsh, R. N., Eisendrath, S. J., Christensen, S., & Rael Cahn, B. (2015). Critical analysis of the efficacy of meditation therapies for acute and subacute phase treatment of depressive disorders: a systematic review. Psychosomatics, 56(2), 140–152. doi:10.1016/j.psym.2014.10.007.
  • Khalsa, D. (2015). Stress, Meditation, and Alzheimer’s Disease Prevention: Where The Evidence Stands. Journal Of Alzheimer's Disease, 48(1), 1-12. doi:10.3233/jad-142766.

Elvira nació en Madrid en 1994. Es Graduada en Psicología por la Universidad Autónoma de Madrid y actualmente está estudiando el Máster en Psicología General Sanitaria en la Universidad de Barcelona. Compagina sus estudios con ser colaboradora de MedSalud.com.