Los 3 tipos de herpes (causas y síntomas frecuentes)

Un resumen sobre las tipologías de esta afectación cutánea, y la forma de tratarlas.
Tipos de herpes

La mayoría de personas han sufrido un herpes. El más habitual es el que sale alrededor de la boca, pero hay diferentes tipos de herpes y es muy habitual que haya cierta confusión con el término. Este es el nombre genérico y existen diferentes dolencias de la piel que son causadas por un herpes.

Hay muchas personas que se preguntan, por ejemplo, si el herpes que aparece alrededor de la boca es el mismo que puede aparecer en la zona genital. Es una muy buena pregunta para evitar un contagio indeseado. En el artículo de hoy aclararemos este tipo de dudas

¿Qué es un herpes?

Para responder a otras cuestiones, antes de todo, es preciso aclarar qué es un herpes. Básicamente los herpes son unas afectaciones de la piel causadas por virus. Estas pueden fastidiarnos mucho por el dolor que provocan y porque pueden afectar a nuestra vida personal.

Después de que una persona sea infectada por un herpes por primera vez, este permanece a partir de ese momento de forma inactiva en su cuerpo. Queda entonces en el organismo para siempre hasta que pueda reaparecer de forma espontánea ante determinadas situaciones.

Los principales factores desencadenantes son el estrés, una bajada de defensas, otras infecciones, cambios de temperatura la menstruación, los rayos ultravioleta o incluso traumatismos.

Herpes

Los diferentes tipos de herpes

La mayoría sabemos hay dolencias de la piel ubicadas en diferentes zonas del cuerpo que responden al nombre de herpes.

El virus principal, es decir, el que más afecta a todo el mundo, es el herpes simple (VHS). Como veremos, este virus da lugar a más de una afectación, si bien hay otros tipos de virus herpes.

A continuación exponemos las diferentes tipos de lesiones de herpes que pueden afectar a una persona según su ubicación en el cuerpo, explicando las diferencias entre los diferentes virus que las provocan.

1. Herpes Labial

El herpes labial o virus del herpes simple tipo (VHS-1) afecta generalmente a la zona de la boca, pudiéndose manifestar también en otras zonas mucosas. Básicamente provoca pequeñas ampollas y dolorosas calenturas o llagas que aproximadamente puede tardar 7 o 10 días en sanar.

Este es el herpes que tiene la prevalencia más elevada de todos. Se estima que el 45% de la población está infectada por este virus, que luego pasa toda su vida en nuestro cuerpo pero obviamente de forma latente.

No es una infección grave, solo en personas con problemas de inmunodepresión. La mitad de los casos de personas infectadas por el herpes tiene más de un brote del virus al año, y afecta especialmente a adolescentes.

La infección se inicia generalmente a través de un contacto íntimo o cercano con una persona infectada y que inicialmente no provoca ningún síntoma. Toallas, maquinillas de afeitar, cubiertos o cualquier artículo que se comparta puede dar lugar a la infección.

2. Herpes Genital

El herpes genital o virus del herpes simple tipo 2 (VHS-2) es una enfermedad de transmisión sexual. Afecta a las mucosas y piel situada en la zona genital, transmitiéndose desde una persona infectada a otra en el momento del acto sexual. Su infección se puede dar por contacto de secreciones.

La piel, el glande del pene, los labios genitales o la vagina pueden verse infectados a través de este contacto sexual. El 5% de la población está infectada por este virus, aunque el virus pasa casi toda su vida en el cuerpo humano también de forma latente.

Generalmente la infección de una persona a otra sucede cuando la que está infectada presenta el virus de forma activa. Esto pasa cuando aparecen en los genitales ampollas úlceras u otras erupciones parecidas a el herpes labial. De todos modos, puede pasar de una persona a otra hasta en casos en los que no hay síntomas presentes.

3. Herpes Zoster

El virus del herpes zoster no está relacionado con el virus del herpes simple. Algo que sorprenderá a muchos es que es el mismo virus que el que ocasiona la varicela, el cual permanece inactivo en los ganglios de ciertos nervios. Después de muchos años este puede reactivarse sin ser muy clara la razón.

El herpes zoster inicialmente causa la aparición de erupciones cutáneas en la piel unidas a la aparición de manchas rojas. Luego estas se convierten en ampollas que pican muchísimo, siendo toda el área muy molesta.

La erupción normalmente se manifiesta en el tórax, si bien se puede manifestar en cervicales o zona lumbar. La erupción suele afectar más a un lado, donde la varicela fue más intensa en el momento en el que se sufrió.

Haber sufrido la varicela antes de cumplir el primer año de vida, tener más de 60 años y tener el sistema inmunitario debilitado son factores de riesgo para que se manifieste el herpes zoster.

Más consideraciones acerca de afectaciones de estos virus

El virus del herpes simple tipo 1 también puede afectar a otras partes del cráneo como la cara, la garganta o los ojos. Para entender este alcance hace falta ir más allá de observar la zona afectada, pues la infección es propiamente del sistema nervioso central.

Si bien la boca es la zona más habitual, se trata de una infección que se da en las mucosas. La infección se da en la terminación de los nervios sensoriales de las mucosas, pero su diseminación se da hasta los cuerpos de las células nerviosas sensoriales. Es ahí donde se convierte en latente y reside de forma permanente.

Del mismo modo, el virus del herpes simple tipo 2, puede no solo se focalizarse en la zona genital. No es habitual, pero puede llegar a afectar a toda la zona anogenital y extenderse más allá de su zona de afectación más usual.

Referencias bibliográficas

  • Darougar, S., Wishart, M.S. y Viswalingam, N.D. (1985). Epidemiological and clinical features of primary herpes simplex virus ocular infection» [Características epidemiológicas y clínicas de la infección ocular primaria por el virus herpes simple]. British journal of Ophtalmology (en inglés) (BMJ Publishing Group) 69 (1), 2-6.
  • López. C., Arbin, A. y Ashley, R. (1993). Immunity to herpes virus infection in humans. In Roizman B, Whitley RJ, López C (eds). The human herpes viruses. New York Raven Press.

Bernat nació en Barcelona en 1987. Graduado en Psicología por la Universitat de Barcelona y máster Erasmus Mundus "Work, Organizational and Personnel Psychology (WOP-P)" por la Universitat de Barcelona y la Universidade de Coimbra en Portugal. Políglota y con formación adicional en nutrición, coaching y psicología evolucionista, tiene experiencia en psicología clínica y en recursos humanos. Actualmente es director de contenidos de MedSalud.com.