Los 15 tipos de virus: cómo funcionan y enfermedades asociadas

¿Quieres saber más sobre estos curiosos no-seres? Te los explicamos aquí.
Tipos de virus

Los virus son conocidos por todos como diminutos causantes de enfermedades, pero existe poco conocimiento entre la población sobre sus características.

En este artículo, hablaremos sobre diferentes tipos de virus, cómo los podemos clasificar, cómo funcionan y algunas enfermedades asociadas.

La taxonomía (la manera en la que clasificamos a las especies según su proximidad) de los virus es compleja, debido a diversos factores. Al no compartir algunas características básicas comunes a los seres vivos (ya que no son considerados como tal) es difícil separarlos de la misma forma. Su clasificación es compleja y depende de una combinación de parentesco y similitudes en ciertas características.

Debido a esto, en este artículo introduciremos algunas formas de clasificación viral, para comprender mejor el mundo de estos microscópicos no-seres.

¿Qué es un virus?

Los virus son parásitos celulares que se sólo pueden reproducirse utilizando las células de los seres que infectan. Este proceso afecta al funcionamiento normal de las células que infectan, pudiendo llegar a provocar enfermedades de mayor o menor severidad según el tejido que afecten y su manera de infectar.

Podemos imaginar a un virus como una cajita proteica, cuyas características variarán de especie a especie, que contiene material genético. Este material genético, que viene en distintos formatos de los que hablaremos más adelante, se introduce en las células para aprovechar su maquinaria genética y de formación de proteínas.

Gracias a este proceso infeccioso, los virus, incapaces por sí mismos de generar más virus, se multiplican dentro de las células donde han inyectado su material genético. Estas células se cargan de partículas virales (denominadas viriones), formadas por su caja proteica y el material genético (las instrucciones para crear más viriones) dentro de ella.

Una vez completado el ciclo de infección, los virus pueden mantenerse en forma latente dentro de las células (lanzando poco a poco partículas virales, o esperando a una señal externa para generarlas) o simplemente pueden sobrecargar la maquinaria celular, provocando su muerte (lisis) y liberando las partículas víricas.

Tipos de virus

Parte de la complejidad de clasificar los virus, es su aparente falta de ancestro común. A diferencia de los seres vivos, que teóricamente podrían trazar su origen a un ancestro común para todos ellos, los linajes virales parecen haberse originado por separado en múltiples ocasiones, lo que impide el uso de métodos taxonómicos habituales. Hoy en día, el origen de los virus sigue siendo un misterio.

Podemos encontrar virus en toda clase de ambientes, ya que algunos de ellos son tremendamente resistentes y pueden resistir diversos métodos de desinfección. Los virus infecciosos, sin embargo, suelen tener una menor vida media, especialmente aquellos con estructuras más complejas (como aquellos que además de cápside proteica están envueltos por membranas lipídicas).

A continuación mencionaremos distintas formas de clasificar a los virus, a la vez que mostramos ejemplos de algunos de ellos y de las enfermedades a las que pueden estar asociadas.

1. Según organismo que infectan

Esta es una clasificación muy simple de los virus, donde los separamos según las células afines para su proceso infectivo particular. Cualquier organismo vivo, que se sepa, es susceptible a una infección vírica, pero los virus suelen especializarse para una clase de organismo concreto.

Esto se debe en parte a que los mecanismos de defensa de las diferentes especies son diferentes, y los virus no pueden adaptarse a todos ellos, pero sí a unos pocos sistemas de defensa similares (o a uno único de una especie). Encontraremos, por ejemplo, según el tipo de organismo infectado:

  • Virus que infectan a plantas, como el virus mosaico del tabaco, el primer virus descubierto.
  • Virus que infectan a animales, como el HSV-1, causante del herpes en humanos.
  • Virus que infectan a bacterias, que denominamos bacteriófagos.
  • Virus fúngicos, llamados micovirus o micofagos.

Aunque esta clasificación puede ir en mucho más detalle, según los organismos que utilicemos para hacer las características. Podríamos hacer, por ejemplo, categorías de virus que únicamente infectan a mamíferos, aves, amebas

Este tipo de clasificación es relativamente útil, ya que los virus que infecten a organismos similares tenderán a parecerse más entre ellos que los virus que afecten a organismos muy distintos (aunque no sea siempre el caso).

2. Según su morfología

Los virus presentan una enorme cantidad de variación morfológica. Es decir, vienen de diferentes formas. Algunas distinciones entre viruses se hacen según la geometría de su cápside, la caja proteica que contiene el material genético. Otras distinciones se harán según si presentan membrana lipídica o no, o su tipo de material genético (Si es DNA o RNA, la morfología de la molécula, las características del proceso infectivo…)

A continuación listamos algunas características morfológicas que se utilizan para clasificar los virus y algunos virus de interés.

2.1. Clasificados según su cápside

Encontraremos cuatro tipos de virus clasificados según la morfología de su cápside:

  • Virus Helicoidales, forma habitual de los virus que infectan a vegetales
  • Virus Icosahédricos, como el virus de la polio
  • Virus con envuelta, que suelen infectar mamíferos. El VIH es uno de estos.
  • Virus con cabeza y cola, de nuevo, bacteriófagos principalmente.

2.2. Clasificados según el método Baltimore

El método Baltimore de clasificación viral es un método basado en parámetros bioquímicos. En concreto, dependiendo de cómo esté estructurado su genoma y de los métodos que usan para pasar su material genético a mRNA, que se leerá dentro de la célula infectada para formar viriones. Se separan en las siguientes siete familias:

  • I- Virus de DNA de doble hebra, como los Adenovirus, que pueden causar gastroenteritis.
  • II- Virus de DNA de una hebra, habituales en virus marinos.
  • III- Virus de RNA de doble hebra, los Reoviruses. Se ha ligado algunos de ellos a la celiaquía.
  • IV- Virus de RNA de una hebra de lectura positiva.
  • V- Virus de RNA de una hebra de lectura negativa
  • VI- Virus retrotranscriptor de RNA. El virus del VIH es uno de ellos.
  • VI- Virus retrotranscriptor de DNA.

La explicación de algunos de estos tipos requiere conocimientos genéticos avanzados, así que únicamente los presentaremos. Como ejemplo podemos destacar a los virus de tipo VI, también llamados retrovirus:

Estos retrovirus convierten su material genético de RNA a una copia de DNA, que luego insertan en el genoma de las células afectadas, asegurando una producción muy duradera de viriones, ya que al estar integrados en el DNA de la célula infectada, esta misma continúa produciendo virus como parte de su ciclo vital.

Conclusión

Existen muchos tipos de virus y las maneras de clasificarlos variarán según el propósito de nuestro estudio. Este artículo funciona simplemente como una introducción a las múltiples maneras que tenemos de estudiar estas fascinantes criaturas no-vivas.

Referencias bibliográficas

  • Gelderblom HR. (1996). Structure and Classification of Viruses. In: Baron S, editor. Medical Microbiology. 4th edition. Galveston (TX): University of Texas Medical Branch at Galveston; Chapter 41.
  • Baltimore, D. (1971). Expression of Animal Virus Genomes. Bacteriological Reviews 35, no. 3.

Xavier, nacido en Caracas, Venezuela en 1993. Graduado en Genética por la Universidad Autónoma de Barcelona, en posesión de un título de Máster en Microbiología Avanzada de la Universidad de Barcelona. Ha participado en proyectos de investigación Biomolecular y de variabilidad genética. Es Director Editorial de MedSalud, aportando su conocimiento a la línea de contenido de la revista.