Medicina
| por Bernat Cabrespina

Tipos de sangre: Grupos A, B, O y AB (y compatibilidades)

Te invitamos a conocer los grupos sanguíneos y sus características.
Tipos de sangre

La sangre es un componente esencial de nuestro cuerpo. Es a través de este fluido corporal que los nutrientes y el oxígeno pueden viajar por nuestro cuerpo hasta llegar a las células. Además, transporta los productos de desecho metabólico lejos de esas mismas células.

Si la sangre funciona de la misma manera para todos los seres humanos, científicamente hay distinciones. Estas distinciones tienen su origen años atrás, en el intento del ser humano en dominar la técnica de la transfusión sanguínea.

En este artículo vamos a ver qué tipos de sangre existen y qué son los grupos A, B, O y AB, así como el factor Rh, conocido por dar a conocer a la sangre como “positiva” o “negativa”.

¿Por qué hay diferentes tipos de sangre?

La antigua idea de reponer la sangre pérdida de una persona accidentada con la sangre de otra siempre estuvo en el imaginario humano. Así, con el tiempo la investigación en transfusiones de sangre su pudo perfeccionar, pues durante tiempo los problemas de rechazo impedían los avances científicos.

Finalmente, los diferentes tipos de sangre vienen recogidos por lo que se conoce como Sistema ABO. En 1902, el doctor austríaco Karl Landsteiner, juntamente con otros científicos, clasificaron la sangre en tipos: A, B, O, y AB.

Durantes las investigaciones, el Dr. Landsteiner y sus colaboradores se dieron cuenta de que algunos tipos de sangre, cuando se mezclaban, generaban reacciones graves, La destrucción de las células rojas de la sangre o hematíes era el problema principal.

Al final los estudios demostraron que la reacción ocurría a causa de una proteína en el plasma llamada aglutinina. Esta reacciona con otra proteína presente en los hematíes llamada aglutinógeno.

Clasificación de los grupos sanguíneos

A lo largo de la vida todos hemos sufrido accidentes de todo tipo que nos han hecho sangrar. El sangrado puede ser superficial, la cual cosa nos hace perder muy poca sangre, o más grave, pudiendo nuestro cuerpo perder mucha sangre al quedar los vasos sanguíneos y otros tejidos muy dañados.

A continuación vamos a explicar cuales son los diferentes grupos sanguíneos existentes y entender el porqué de su clasificación. Te sugerimos que en la próxima analítica sanguínea preguntes cuál es tu grupo sanguíneo, así ya podrás saber de qué grupo eres y conocer las particularidades de tu tipo de sangre en cuanto a compatibilidad.

Sangre del grupo A

La investigación concluyó que un tipo de sangre a la que se llamó “A” tiene en su plasma una proteína que causa problemas en los hematíes del tipo de sangre llamada “B”. De este modo, la a proteína, que es una aglutinina, se le llamó aglutinina anti-B. Por lo tanto, el plasma de la sangre de del grupo A no puede juntarse con los hematíes del grupo B.

Sangre del grupo B

Con la sangre del tipo B pasa exactamente lo mismo que con la sangre del grupo A. El plasma del grupo de sangre B contiene aglutinina anti-A, que reacciona con el aglutinógeno de los hematíes de la sangre del tipo A. Por lo tanto, el plasma de la sangre de del grupo B no puede juntarse con los hematíes del grupo A.

Sangre del grupo AB

La sangre AB no contiene aglutininas en su plasma, y por lo tanto no hay problema alguno entre este plasma y las células rojas de la sangre. Es por esta razón que las personas del grupo AB son consideradas receptores universales, pues en caso de necesitar sangre tienen la posibilidad de recibir transfusiones de cualquier tipo de sangre. Por otro lado, las personas de grupo de sangre AB solo puede dar sangre a otras personas del grupo de sangre AB.

Sangre del grupo O

Los hematíes de la sangre del grupo O no tienen aglutinógenos, pero desafortunadamente su plasma tiene ambos tipos de aglutinina: aglutinina anti-A y aglutinina anti-B. Esto implica que la persona con sangre del grupo O solo puede recibir sangre de personas del mismo grupo O. En cambio, este grupo sanguíneo está considerado el donante universal, ya que todos los tipos de sangre lo pueden recibir.

Tabla de compatibilidad entre grupos de sangre

A continuación presentamos una tabla de compatibilidad sanguínea y la explicamos. Es imprescindible tener en cuenta cuales son las compatibilidades entre grupos sanguíneos para poder garantizar transfusiones de sangre sin problemas.

A continuación vemos un gráfico que nos ayudará a entender los problemas de compatibilidad. Si conoces tu grupo sanguíneo vas a poder ver con qué otros grupos de sangre hay afinidad sanguínea.

Tabla de compatibilidad grupos sanguíneos

Compatibilidad del grupo A

Las sangres del grupo sanguíneo A pueden recibir sangre de los tipos A y O, y pueden donar sangre a los grupos de sangre A y AB.

Compatibilidad del grupo B

La sangre del grupo sanguíneo B puede recibir sangre de los grupos B y O, y pueden donar sangre a los grupos B y AB.

Compatibilidad del grupo AB

La sangre del grupo sanguíneo AB puede recibir sangre de todos los tipos (A, B, AB y O), pero solo puede donar a su mismo grupo de sangre AB.

Compatibilidad del grupo O

El grupo O solo puede recibir sangre de su mismo grupo O, sin embargo puede donar a todos los otros tipos (A, B, AB y O).

Factor Positivo o Negativo

Hasta aquí hemos hablado de los grupos de sangre que existen, pero aún nos falta otro factor para conocer la clasificación completa de la sangre. Si te has fijado, antes hablábamos de tipos de sangre pero también de grupos. ¿Por qué grupo? ¿Es que hay más de una clasificación dentro de cada grupo?

La respuesta es afirmativa, y es que seguro que en algún momento de tu vida has oído sobre algo más. Seguro que te has fijado que, además de los tipos de sangre, también se habla de sangre positiva y negativa.

¿Qué significa que la sangre sea positiva o negativa?

Que la sangre sea positiva o negativa no tiene nada que ver en que la sangre sea “buena” o “mala”. Esta característica de la sangre es lo que llamamos factor Rh.

El sistema Rh fue descubierto en 1940 por los físicos austriacos Karl Landsteiner y Alex Wiener. En sus experimentos utilizaron monos Rhesus, de aquí viene el nombre “factor Rh”.

La experiencia se basaba en inyectar sangre de estos monos en conejos. Los observadores vieron que los conejos producen anticuerpos, los cuales unían a los hematíes o células rojas de la sangre. Se producía de este modo una aglutinación de las hematíes, siendo estos identificados como antígenos, es decir, agentes extraños.

Los investigadores llamaron a estos anticuerpos anti-Rh o anti-Rhesus. Entonces hicieron la investigación en seres humanos. Entre la sangre de los sujetos que analizaron hubo respuestas positivas y negativas. La sangre de las personas que produjeron el antígeno anti-Rh fue llamada anti-RH positivo, mientras que la de las personas que no lo produjeron fue llamada anti-Rh negativo.

Compatibilidad de la sangre respecto al factor Rh

El factor Rh acaba siendo el otro factor importante en las transfusiones de sangre. Una persona con el factor Rh positivo no puede donar a una persona Rh negativa, ya que se puede generar una reacción por parte de los anticuerpos y aglutinar los hematíes.

Por el contrario, una persona Rh negativa puede dar sangre a una persona Rh positiva porque el donante no tiene los anticuerpos. Por lo tanto la sangre de tipo Rh negativo puede dar siempre independientemente del factor Rh, y el tipo de sangre Rh positivo siempre puede recibir sangre independientemente del factor Rh.

A continuación mostramos una nueva tabla con la compatibilidad de la sangre completa, es decir, incluyendo el factor Rh a la compatibilidad entre grupos sanguíneos ya presentada anteriormente:

Tabla de compatibilidad sanguínea

Referencias bibliográficas

  • Avent, N.D. y Reid, M.E. (2000). The Rh blood group system: a review. Blood. 95 (2), 375–387.

  • Landsteiner, K. y Weiner, A.S. (1940). An Agglutinable Factor in Human Blood Recognized by Immune Sera for Rhesus Blood. Exp Biol Med, 43 (1), 223

  • Landsteiner, K. y Wiener A.S.. (1941). Studies on an agglutinogen (Rh) in human blood reacting with anti-rhesus sera and with human isoantibodies. J Exp Med, 74 (4), 309–320.

Bernat Cabrespina

Psicólogo

Bernat nació en Barcelona en 1987. Graduado en Psicología por la Universitat de Barcelona y máster Erasmus Mundus "Work, Organizational and Personnel Psychology (WOP-P)" por la Universitat de Barcelona y la Universidade de Coimbra en Portugal. Políglota y con formación adicional en nutrición, coaching y psicología evolucionista, tiene experiencia en psicología clínica y en recursos humanos. Actualmente es director de contenidos de MedSalud.com.