Las 80 mejores frases célebres de Platón

Este filósofo griego marcó un antes y un después en la cultura de la Antigua Grecia.
Frases de Platón

Platón fue un filósofo griego que vivió entre el año 427 a.C y el 347 a.C y cuyas enseñanzas nos llegan hasta la actualidad. Durante su vida, Platón escribió sobre gran cantidad de temas diferentes tales como política, ética, psicología, metafísica o cosmología.

La filosofía actual nunca hubiese llegado a ser lo que és sin la figura que fue Platón. Gracias a él fuimos capaces de llegar a conclusiones filosóficas como antes no se habían dado y gracias a sus enseñanzas los filósofos posteriores, entre otros su discípulo Aristóteles, fueron capaces de llevar la filosofía a un siguiente nivel.

Frases y enseñanzas de Platón

Platón

Es por eso que hemos creído imperante la necesidad de realizar una lista con las 80 mejores frases de Platón, para desde aquí rendir un pequeño homenaje a la que fue esta gran figura de la filosofía. ¡Esperamos que las disfruteis tanto como nosotros lo hemos hecho seleccionándolas y redescubriéndolas!

1. Nunca desalientes a alguien que progresa, sin importar lo lento que vaya.

No importa lo rápido que vayas en tu camino, lo importante es avanzar en él, sin duda una buena filosofía de vida.

2. La más grande riqueza es vivir contento con poco.

Aquel que necesita poco para ser feliz será siempre dichoso, pues no carga con la necesidad de cosas que realmente carecen de valor.

3. La primera y mejor victoria es conquistarse a sí mismo.

La gran batalla que siempre libramos es contra nosotros mismos, somos nuestros propios saboteadores.

4. Las ideas son el origen de todas las cosas.

Todo nace de una idea original, sin esa idea nunca llegarás a desarrollar nada.

5. La valentía es saber a qué no tenerle miedo.

En ocasiones tenemos ciertos temores en la vida que son infundados, y una vez nos enfrentamos a ellos descubrimos que no debíamos tener ese temor.

6. El conocimiento es el alimento del alma.

Las personas crecemos como individuos en gran parte por los conocimientos que absorbemos a lo largo de nuestras vidas.

7. Cada corazón canta una canción, incompleta, hasta que otro corazón le susurra. Los que desean cantar encuentran siempre una canción. Al toque de un amante, todo el mundo se convierte en poeta.

Una gran forma de demostrar nuestro amor es con la música y la poesía, en la antigua grecia ya demostraban el amor que procesaban por algo o alguien de esta forma.

8. Una casa que tiene una biblioteca, tiene alma.

Sin duda una gran frase que nos indica la importancia que ya tenía la lectura en la sociedad en los tiempos de Platón. Seguramente, que encontrase una biblioteca en una casa por aquella época, también fuese síntoma de que fuera una casa de alguien respetable.

9. Los sabios hablan porque tienen algo que decir; los necios porque tienen que decir algo.

Hablar si no se tiene algo importante y meditado por decir solo nos sirve para mostrar nuestra incultura a los demás.

10. Un perro tiene el alma de un filósofo.

El estilo de vida que adoptan muchos perros es sosegado y meditativo, muy similar al que podría adoptar un filósofo si nos atenemos al tópico.

11. El precio que los buenos hombres pagan por la indiferencia hacia los asuntos públicos, es el de ser gobernados por los hombres malos.

Aquel que es corrupto siempre ansía el poder, y muchas veces logra cargos relevantes en la sociedad.

12. La excelencia no es un regalo, sino una habilidad que requiere práctica. No actuamos con razón porque seamos excelentes, de hecho, alcanzamos la excelencia actuando con razón.

Lograr la excelencia en cualquier ámbito requiere práctica y experiencia, solo con el paso del tiempo y esas dos cosas se logra llegar a alcanzarla.

13. El objetivo de la educación es enseñarnos a amar lo bello.

¿Qué es la educación si no enseñarnos a valorar las cosas buenas y relevantes en la vida y por el consiguiente luchar por ellas?

14. Las palabras falsas no solo son malas en sí mismas, sino que infectan el alma con maldad.

La mentira es algo que el ser humano realmente no necesita, pero se vale de ella para manipular a las personas que le rodean.

15. El amor es un serio deseo de la mente.

Cuando amamos algo, nuestra mente no nos deja de recordar lo mucho que lo necesitamos.

16. Las buenas personas no necesitan leyes para decirles que deben actuar con responsabilidad, mientras que las personas malas encontrarán un camino para saltarse las leyes.

Siendo una persona honesta y cabal no nos es necesario tener leyes para diferenciar lo que está bien y lo que está mal, pero si somos por el contrario corruptos y malhechores buscaremos la forma con la que eludir cualquier ley.

17. Difícilmente he conocido a un matemático que sea capaz de razonar.

Platón nos habla aquí de cómo dos tipos diferentes de sabios en aquella época no eran capaces de entenderse los unos con los otros.

18. O encontramos aquello que estamos buscando, o por lo menos nos liberamos de la persuasión de que sabemos aquello que no sabemos.

La búsqueda de la verdad siempre es positiva, aunque no lleguemos a alcanzar una verdad absoluta.

19. Fue un hombre sabio aquel que inventó a Dios.

Sin duda, para haber creado la religión y el concepto de Dios tuvo que ser alguien muy adelantado a su época aquel que tuvo esa idea.

20. Si se espera que las mujeres hagan algún trabajo como los hombres, debemos enseñarles las mismas cosas.

La educación en hombres y mujeres tiene que ser la misma sin diferenciar sexos.

21. El ejercicio corporal, cuando es obligatorio, no hace ningún daño al cuerpo; pero el conocimiento que se adquiere por obligación, no encuentra ningún sustento en la mente.

Aquel que no quiere aprender no aprenderá nunca, pues los pensamientos pueden cambiar, aparecer y desaparecer de un día para otro.

22. Las buenas acciones nos dan fuerza a nosotros mismos e inspiran las buenas acciones de los demás.

Hacer el bien es algo que es positivo para el conjunto de la sociedad, la buena actuación que tú puedas tener hoy quizás mañana alguien te la brinde a ti mismo.

23. Aquellos que cuentan la historia, gobiernan la sociedad.

El vencedor y el poderoso es aquel que escribe la historia, el resto solo somos polvo en el pasar del tiempo.

24. El comportamiento humano se deriva de tres fuentes principales: el deseo, la emoción y el conocimiento.

Esas tres cosas nos llevan en nuestra vida a realizar todas nuestras acciones, saber qué es aquello que deseamos, lo que queremos y lo que necesitamos.

25. ¡Eres mi estrella, y mi astrónomo también; y deseo que yo fuera el cielo, con mil millones de ojos para mirarte!

Una muy bonita dedicatoria que a todos nos gustaría que alguien nos la dijera.

26. Hay tres clases de hombres: los amantes de la sabiduría, los amantes del honor y los amantes de la ganancia.

El sabio, el militar y el comerciante. También hay quien es las tres cosas a la vez o una combinación de ellas.

27. Aquellos que son capaces de ver más allá de las sombras y las mentiras de su cultura, nunca serán comprendidos, y mucho menos creídos por las masas.

Muchas personas no son capaces de ver los entresijos de la sociedad y cuando se lo intentas hacer ver simplemente no los creen.

28. Hay dos cosas con las que una persona nunca debe estar enojada: lo que le puede ayudar, y lo que no.

Lo que nos puede ayudar nos es positivo y lo que no, simplemente no nos compromete.

29. Los libros son hijos inmortales que desafían a sus padres.

El escritor siempre busca superarse a sí mismo, y cuando escribe un gran libro su mayor reto es superar el anterior que escribió.

30. De todos los animales, el niño es el más difícil de manejar.

Saber cómo educar a un niño es una de las responsabilidades más grandes de nuestra vida.

31. No deberías honrar al hombre más que a la verdad.

La verdad es lo realmente importante, no la persona que dice representar, y hay que saber diferenciar cuando esa persona es poseedora de ella o no.

32. La innovación musical está llena de peligros para el Estado, ya que cuando los modos de la música cambian, las leyes fundamentales del Estado siempre cambian con ellos.

Platón nos habla de cómo la música influye en el ánimo de las personas y cómo esta puede también ser indicadora de un cambio en la sociedad.

33. El tiempo es la imagen viviente de la realidad.

El tiempo es la base de todo lo que nos rodea, siempre hay un principio y un final de todas las cosas, todo tiene su propio tiempo.

34. La escritura es la geometría del alma.

Con la escritura podemos crecer como personas puesto que esta nos pone en contacto con nuestros pensamientos, cuando escribimos siempre escuchamos nuestra voz interior.

35. Me gustaría enseñar a los niños música, física y filosofía; pero más importante, la música, pues los patrones de la música y todas las artes, son las claves para el aprendizaje

Con el uso de la música podemos enseñar a los demás muchas cosas pues esta es una forma mucho más didáctica y entretenida de aprender algo.

36. Cualquier hombre puede fácilmente hacer daño, pero no todos los hombres pueden hacer bien a otros.

Aquel que hace el bien a los demás es mucho más valioso que aquel que hace el mal y también puede ser por ello mucho más incomprendido en la sociedad.

37. El hombre es un ser en búsqueda de significado.

Todos los hombres buscamos una meta en la vida o una vocación, todos queremos darle un sentido a nuestra vida, un significado.

38. La dirección en la que la educación de un hombre comienza, determinará su vida futura.

La forma en que nos educan nos condiciona el resto de nuestras vidas, pues en una etapa temprana de ella somos mucho más influenciables.

39. Aquel que ama, no emprende caminos en la oscuridad.

El amar a alguien prende una llama en nuestro interior. No hay sendero oscuro que no atravesemos por nuestro ser amado.

40. La belleza de estilo, la armonía, la gracia y el buen ritmo, dependen de la simplicidad.

Las cosas más simples suelen ser las mejores y llevar esa simplicidad a todo incluido el arte suele dar muy buenos resultados.

41. El conocimiento se vuelve malo si el objetivo no es virtuoso.

El conocimiento no debe usarse para hacer el mal, pues este conocimiento se usa para destruir no para construir que es la base por el cual el hombre tiene esa sed de conocimiento.

42. Envejecer tiene una gran sensación de calma y libertad cuando las pasiones se relajan, entonces como dice Sócrates: nos encontramos libres de la comprensión y no sólo de un loco maestro, sino de muchos.

Cuando envejecemos es cuando alcanzamos nuestra maxima sabiduría, y gracias a ella vemos quién a lo largo de nuestra vida tenía razón con sus palabras y quién no.

43. Demasiado libertinaje parece transformarse en nada más que mucha esclavitud.

El libertinaje puede llevarnos a ser esclavos de nuestros propios vicios, el trabajo dignifica a las personas.

44. Si nuestros ciudadanos se encuentran bien educados y se convierten en hombres juiciosos, fácilmente verán la ruta a través de todo esto.

La educación es la base por la que debe iniciarse cualquier sociedad, la no educación y la incultura nos lleva a realizar actos que muchas veces nos son contraproducentes.

45. Dos veces y otras tres más como sugieren, es adecuado revisar y repetir lo que está bien.

Cuando no estamos totalmente seguros de algo debemos repasar tantas veces como nos sea necesario.

46. Los argumentos que se derivan de las probabilidades, se encuentran inactivos.

Ninguna probabilidad en algo es del cien por cien, y por consiguiente siempre hay una probabilidad de error.

47. No debes suponer que es cierto que las piedras son sagradas y los pedazos de madera, pájaros, las serpientes y los seres humanos no lo son. De todas esas cosas, la más sagrada es un buen ser humano y la más contaminada es uno malvado.

El ser humano es capaz de todo lo mejor y todo lo peor de este mundo, pues la maldad es una cualidad que solo se da en el ser humano.

48. La humillación es el primer paso para el conocimiento, inclusive cuando nos referimos a las cosas más comunes.

El conocimiento siempre empieza en las personas de un desconocimiento previo y la necesidad que tenemos de llenar ese vacío.

49. El amor de los más nobles, aunque las personas sean menos bellas que otras, es especialmente honorable.

El amor no reside en la belleza sino en un sentimiento puro que se da entre dos personas.

50. La definición del bien se reduce mediante interrogaciones sucesivas y la virtud se consolida al ser idéntico al conocimiento que se genera.

Sugerente frase que nos habla del desconocimiento en las personas y el deber de acabar con él para llegar a ser juiciosos.

51. El Dios del amor vive de una necesidad, como el hambre y la sed, es casi imposible de erradicar.

Todos necesitamos ser amados en nuestra vida, es una necesidad que la tenemos sin saber por qué.

52. Los amores ingenuos se consideran más honorables que los escondidos.

El amor siempre es amor en todas sus facetas, esté bien o mal visto por la sociedad dos personas que se aman son siempre igual de honorables.

53. La esencia de lo no bello debe separarse y oponerse a cierto tipo de existencia que se llama bella.

La búsqueda de la belleza es algo que el hombre siempre se ha buscado representar a través del arte.

54. El amor especialmente se preocupa por el bien y se perfecciona con la compañía de la reserva y la justicia, ya sea entre dioses u hombres.

El amor nos mejora como sociedad y nos ayuda a entendernos y alcanzar consensos entre nosotros.

55. La justicia no es otra cosa que la conveniencia del más fuerte.

La justicia siempre la lleva a cabo aquel que pueda imponerla al resto, por eso la justicia busca una equiparación entre las personas.

56. Todo aprendizaje se encuentra en el discípulo, no en el maestro.

El que debe aprender siempre es el alumno, y es él quien debe poner de su parte.

57. La integridad es la luz que guía tu camino.

Ser personas íntegras y honestas nos lleva por el camino del bien a lo largo de nuestras vidas.

58. No has descubierto una receta para la memoria, sino como recordatorio.

Las personas muchas veces utilizamos ciertas técnicas para no olvidar algo, como por ejemplo asociarlo a algo que nos lo recuerde.

59. El vulgo se apega a la vida, porque lo único de lo que se cuida es del cuerpo y de los placeres de los sentidos, olvidándose de que tiene alma, y así la muerte le aterra, porque al destruirse el cuerpo, se ve privado de lo que más quiere.

En la antigua grecia, muchísimas personas se veían condicionadas por su clase o estrato social, cosa que les diferenciaba las unas de las otras. El poderoso era aquel que podía dedicarse a una vida más espiritual y de crecimiento personal, el pobre no tenía acceso a ese tipo de vida.

60. Por encima de todas las cosas que hieren nuestros sentidos en este mundo, hay seres puramente inteligibles, que son los tipos perfectos, absolutos, eternos, inmutables de todo cuanto imperfecto existe en este mundo.

No hay mayor defecto que no aceptar nuestros propios defectos, porque por consiguiente nunca los solucionaremos.

61. Volvamos sobre nuestros pasos para retomar el fundamento de la razón.

La vista atrás puede ayudarnos como sociedad a ver dónde nos hemos equivocado o dónde nos hemos desviado de la búsqueda del bien común.

62. El hombre que hace todo lo que lleva a la felicidad depende de sí mismo, y no de otros hombres; ha adoptado el mejor plan para vivir feliz. Este es el hombre de la moderación, el hombre de carácter viril y de la sabiduría.

La búsqueda de la felicidad nos lleva a ser mejores personas con nosotros mismos y para los demás, eso nos hace ser vistos por el resto como alguien exitoso.

63. En la práctica, las personas que estudian filosofía durante demasiado tiempo, se convierten en bichos muy raros, por no decir totalmente viciosos; mientras que incluso aquellos que son los mejores, terminan reducidos a completar su inutilidad como miembros de la sociedad.

Los filósofos en la antigua grecia eran personas que llevaban una vida contemplativa y ociosa, cosa que podía llevarlos a caer en vicios y en la enfermedad.

64. En política suponemos que todo el que sabe cómo conseguir votos sabe cómo administrar una ciudad o un estado. Cuando estamos enfermos no preguntamos por el médico más guapo, o el más elocuente.

Platón hablaba aquí de la necesidad de un gobierno tecnócrata, para dirigir un país o una ciudad hay que ser buen gestor y haber demostrado tu valía para ello.

65. El alma no lleva nada con ella al otro mundo, más que su educación y su cultura. Al comienzo del viaje al otro mundo, la educación y la cultura pueden prestar la mayor ayuda, o por el contrario, pueden actuar como la mayor carga para la persona que acaba de morir.

Todo lo material no vendrá con nosotros después de nuestra muerte, pero quiénes seamos como personas, sí.

66. Es necesario expulsar los demonios de la mentira.

La mentira no sería necesaria en una sociedad ideal y por lo tanto en la búsqueda de esta debemos deshacernos de ese lastre que es la falsedad.

67. Saber no es más que recordar, y el recuerdo supone un conocimiento anterior; por consiguiente, si el alma se acuerda de cosas que no ha podido conocer en esta vida, es una prueba de que ha existido antes.

Platón nos ofrece esta teoría sobre la reencarnación, ¿por qué a veces recordamos cosas o sitios donde nunca hemos estado?

68. La consecuencia de todo es que el alma existe antes de nuestra aparición en este mundo y lo mismo las esencias.

La existencia del alma ha sido siempre la búsqueda de algo intangible algo que no se ve, pero que todos sabemos que está ahí.

69. Cuando hay que pagar un impuesto sobre la renta, el hombre honesto pagará más y el injusto menos en la misma cantidad de ingresos.

Siempre ha habido quien ha intentado eludir sus deberes con hacienda, incluso en la antigua grecia.

70. Los educadores deben reflexionar sobre los métodos más simples y efectivos para cambiar la forma de pensar.

La búsqueda de una educación mejor y más efectiva siempre ha sido objeto de debate por pedagogos de todas las épocas.

71. El mayor incentivo para el mal es el placer.

El placer personal es algo que puede llevarnos a hacer el mal en nuestras vidas, es un precio alto por un momento placentero.

72. Incluso los dioses adoran las bromas.

El humor siempre ha estado presente en todas las épocas de la historia y este ha sido representado por la mitología.

73. El amor es la fuente de toda nuestra felicidad y armonía.

El amor es algo que ayuda a fomentar las buenas relaciones entre personas, este también es creador de armonía allí donde abunda.

74. En muchas oportunidades, la pregunta adecuada suele ser más importante que la respuesta correcta.

Una respuesta correcta siempre se debe a una pregunta bien formulada, si esta no lo ha sido no llegaremos nunca a realizar una respuesta correcta.

75. Existe la ignorancia simple, que es la fuente de las ofensas más ligeras y también hay doble ignorancia, que viene acompañada de una presunción de sabiduría. Quién está bajo la influencia del último, se imagina que sabe de todo cuando en realidad no sabe nada.

Las personas ignorantes tienden a creerse más sabias de lo que realmente son, pues su propia ignorancia no les deja ver más allá.

76. Las acciones se modifican según la forma de su desempeño.

Cómo realizas una acción puede hacer de esta algo muy diferente, porque la importancia de algo no solo está en hacerlo, sino también en cómo hacerlo

77. Los que gobiernan el estado deberían ser las únicas personas en tener el privilegio de mentir. Sea en el hogar o en el extranjero, se les puede dejar mentir por el bien del estado.

La mentira en la política siempre ha sido algo muy extendido.

78. La injusticia suele censurarse por los ciegos que le tienen miedo al sufrimiento y no precisamente por el temor que tienen de cometer la injusticia.

No querer ver las injusticias nos hace no enfrentarnos a ellas directamente, y por ello no somos capaces de atajarlas de raíz.

79. El hombre jamás legisla, pero los destinos y accidentes que suceden en todo tipo de formas, legislan en todo tipo de maneras.

Aunque no se legisle sobre algo, el suceder de los acontecimientos hace que se creen precedentes con los que más tarde se legislará.

80. Los ojos del alma de las multitudes son incapaces de sobrellevar la visión de lo divino.

Las personas creemos aquello que queremos creer, incluso si estamos viendo que aquello en lo que creemos no es cierto.

Elvira nació en Madrid en 1994. Es Graduada en Psicología por la Universidad Autónoma de Madrid y actualmente está estudiando el Máster en Psicología General Sanitaria en la Universidad de Barcelona. Compagina sus estudios con ser colaboradora de MedSalud.com.