Miscelánea
| por María Trujillo

Los 12 tipos de textos (y sus características)

Existen diferentes formas de texto dependiendo de cómo sea el escrito y de sus finalidades.
Tipos de textos

Leer es una actividad de lo más cotidiana. Parece imposible llegar a pasar un sólo día sin leer nada. Basta con encender el televisor o salir de casa para encontrar algún tipo de texto escrito en cualquier anuncio publicitario.

Por sus características, los diferentes tipos de texto pueden diferenciarse fácilmente, y en este artículo se muestra la manera de hacerlo. Basta con saber interpretar y el objetivo del texto en cuestión y la forma en la que está escrito.

Los 12 tipos de textos (y sus características)

Muchos tipos de textos forman parte del día a día por sus características. Algunos de los que más se pueden leer son los textos pertenecientes a los medios de comunicación, los textos publicitarios o los textos informativos.

A continuación se presentan estos y otros textos más, todos con sus particularidades. En este artículo se ha priorizado la finalidad de estos a la hora de clasificarlos, aunque hay casos que requieren una mención especial.

1. Textos literarios

Los textos literarios están vinculados a la estética. Su objetivo es expresar ideas de un modo elegante, buscando transmitir un significado de una forma que no sea excesivamente evidente. En estos textos es muy relevante el uso de diferentes recursos lingüísticos tales como metáforas, metonimias o antítesis, así como un amplio vocabulario.

2. Textos administrativos

Los textos administrativos son los relativos a las instituciones. Cuando una persona debe entrar en contacto con una institución es preciso recorrer a alguno de los textos administrativos. Algunos ejemplos son certificados, cartas de pago o de cobro, contratos, cartas de pedido o memorandos. Este tipo de texto se caracteriza por su claridad y concisión, evitando todo tipo de recursos lingüísticos.

3. Textos jurídicos

Los textos jurídicos son escritos que cumplen funciones legales. Se trata de un tipo de texto administrativo, pero requieren de una mención especial por su importancia. Actas, reglamentos, jurisprudencias o demandas son algunos de los tipos de textos que entran en esta categoría. El escrito debe mantener cualquier tipo de ambigüedad para que la interpretación sea clara y concisa.

4. Textos novelísticos

Los textos novelísticos tienen como objetivo entretener. Su finalidad es causar placer a través de la descripción de unos sucesos que les acontecen a los personajes de la historia. Estos textos tienen por lo general un carácter abierto, por lo que se diferencian mucho de algunos textos anteriores. Puede mezclarse libremente con elementos que pertenecen a otros tipos de textos.

5. Textos históricos

Los textos históricos tienen como finalidad ayudar a interpretar el pasado. Estos proporcionan información que resulta valiosa para poder representar un periodo histórico concreto. La biografía, las memorias y las cartas son tipos de texto que representan esta categoría. La lectura debe siempre considerar el contexto histórico en el que el autor escribió un texto histórico.

6. Textos científicos

Los textos científicos contienen un lenguaje formal y muy especializado. La ciencia ha generado muchísimos campos de investigación que requieren de vocabulario especializado. Así, os científicos familiarizados con este léxico pueden comunicarse efectivamente, si bien estos tecnicismos no son conocidos por la mayoría de la población. Existen sin embargo textos científicos divulgativos, los cuales usan un lenguaje más accesible.

7. Textos humanistas

Los textos humanistas tratan temas relacionados con las ciencias humanas. Son textos que se relacionan con la psicología humanista, la sociología, la filosofía, la política, etc. Estos tipos de textos en muchas ocasiones son difícilmente objetivables. Los autores reflejan en menor o mayor grado su opinión respecto a la cuestión con la que se esté tratando.

8. Textos informativos

Los textos informativos tienen la función de anunciar. Lo hacen de una manera muy objetiva, y es que no debe dar lugar a ambigüedades o posibles interpretaciones erróneas. Se trata de dar a conocer algún tipo de información de forma eficiente. Las instrucciones de algún aparato, las esquelas o los prospectos de los medicamentos son algunos de los ejemplos de estos tipos de texto.

9. Textos periodísticos

Los textos periodísticos tienen la función de informar o generar opinión. Pueden ser por lo tanto en mayor o menor grado informativos. Los temas que abordan pueden ser muy variados, desde economía a deporte, y en general generan un interés en la población. La crónica, la noticia, la columna de opinión o la crítica son algunos de los ejemplos de textos periodísticos.

10. Textos publicitarios

Los textos publicitarios pretenden persuadir a las personas para comprar algo. Generalmente responden a intereses económicos, y pretenden conseguir que quien los lea considere que lo que publicitan es importante. De este modo pueden influir en las personas e incrementar las ventas de algún producto. Estos textos a menudo se combinan con imágenes y colores atrayentes, y no siguen ninguna regla escrita.

11. Textos digitales

Los textos digitales son tipos de textos con unas características especiales. En este caso no se diferencian por su finalidad, sino por su forma. Se trata de textos que aparecen escritos en soporte digital, por lo que no es necesario ningún tipo de soporte físico más allá de una pantalla. Hoy en día se han expandido mucho, y todo el mundo puede acceder a los textos escritos mediante a su portátil, smartphone, etc.

12. Textos directivos

Los textos directivos pretenden instruir sobre cómo se debe hacer alguna cosa. Se trata de escritos que dan instrucciones, como los manuales de instrucciones de algún electrodoméstico. Existen cada vez más ejemplos, puesto que hoy en día muchos servicios no ofrecen a una persona sino una máquina. En ella aparecen instrucciones que en el pasado se nos explicaba verbalmente.

Referencias bibliográficas

María Trujillo

Comunicóloga

María nació en Bogotá en 1988. Es Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Santo Tomás y estudió un Máster en Comunicación en la Universidad Autónoma de Coahuila (México). Empezó su carrera como locutora en radios locales colombiana, extendiendo su carrera profesional radiofónica en México mediante diferentes colaboraciones, incluídos en trabajos de producción. Actualmente es colaboradora de MedSalud.com.