Enfermedades
| por Xavier Rico Garófalo

¿Qué enfermedades afectarán a Occidente por el cambio climático?

Los efectos del cambio climático se notarán también en nuestra salud.
Enfermedades que afectarán a occidente por culpa del cambio climático

El cambio climático ocurre por el desequilibrio entre el calor que recibe la tierra y el que puede liberar.

En los últimos años, los gases de efecto invernadero han reducido la capacidad de la tierra de enfriarse, que sumado a la pérdida rápida de las masas de hielo cercanas a los polos (que también ayudan a liberar calor al planeta) están causando rápidos cambios en los climas terrestres.

En general podemos esperar una tendencia de los ambientes a extremarse. Los climas más moderados tenderán a ser más extremos, especialmente aquellos climas más cálidos. La duración de los veranos aumentará y cambiarán los ciclos hídricos naturales, causando perturbaciones como catástrofes climáticas con una mayor frecuencia.

Estos cambios en los diferentes ambientes también tienen riesgos para la salud global. En este artículo comentaremos algunas de las enfermedades que se piensa que afectarán a Occidente con mayor fuerza por culpa del cambio climático.

¿Por qué habrá más enfermedades en Occidente?

La temperatura del planeta está aumentando. Actualmente se espera un incremento de la temperatura entre 1.8ºC y 5.8ºC este siglo, con consecuencias más graves dependiendo de cuánto permitamos que ésta aumente.

Este cambio en temperaturas cambia dramáticamente las condiciones climáticas, que son un factor clave en la localización y movimiento de especies animales, algunas de ellas relacionadas estrechamente con la transmisión de enfermedades infecciosas. Para ejemplificar este cambio podemos citar estudios que afirman que el clima de Barcelona actual se trasladará a Londres para 2050, mientras que en Madrid se establecerá el clima propio del Marrakesh actual.

Además, las catástrofes climáticas incidirán con mayor fuerza, frecuencia y en zonas que no estaban tradicionalmente acostumbradas por ellas, lo cuál les afectará más por falta de preparación. Este tipo de catástrofes provocan contaminaciones y alteraciones del suministro de agua, relacionadas con enfermedades.

En Europa, los climas temperados y los fríos inviernos hacían difícil que ciertos patógenos y las especies que los transportan se establecieran durante el tiempo suficiente para causar epidemias. Los inviernos más suaves y los veranos más largos facilitarán la aparición de enfermedades propias de climas más cálidos.

Enfermedades que afectarán a Occidente por el cambio climático

Dentro de las enfermedades que afectarán más duramente a la sociedad occidental debido al cambio climático, son de especial preocupación las enfermedades infecciosas. Pero las consecuencias del cambio climático sobre la salud no se detienen ahí.

A continuación listamos diferentes problemas de salud a los que nos tendremos que acostumbrar si no se realiza una acción contundente y rápida contra el cambio climático por parte de la comunidad internacional.

1. Enfermedades llevadas por mosquitos

Los mosquitos como Aedes aegypti son responsables de transmitir enfermedades como la malaria, el dengue, el zika o la fiebre amarilla. Al aumentar las temperaturas globalmente, las zonas donde estos mosquitos pueden vivir todo el año se acercarán a los polos, incrementando la incidencia de estas enfermedades en la población occidental.

La malaria por ejemplo ya está extendiendo su zona de influencia, recientemente expandiéndose a África occidental, donde no era habitual. Teniendo en cuenta que esta enfermedad infecciosa causa más de 800.000 muertes anuales, es una muestra clara de los peligros a los que nos enfrentamos con el aumento de las temperaturas.

2. Enfermedades llevadas por aves

La mayoría recordaremos el pánico que causaron las gripes aviares en años recientes. Las gripes aviares en particular tienen un alto riesgo de afectar a humanos si el agente patógeno muta, además de poder ser increíblemente letales y virulentas.

El cambio en el ambiente cambiará las rutas migratorias de las aves tradicionalmente portadoras de enfermedades, además de que la desertización y falta de agua harán que estas estén más expuestas a mosquitos portadores de patógenos. Esta combinación puede resultar en periódicas epidemias catastróficas por todo el mundo.

3. Enfermedades portadas por roedores

Los inviernos fríos servían para controlar la población de ciertos organismos portadores de patógenos, como las poblaciones de roedores salvajes. La pérdida de los inviernos duros afectará de diversas formas a los climas europeos, pero una de las más llamativas será el aumento de enfermedades típicamente transmitidas por roedores.

Entre la comunidad científica se pone especial atención sobre enfermedades como las que causan los hantavirus, transmitidas por roedores, que van desde trastornos respiratorios graves hasta fiebres hemorrágicas que causan problemas renales.

4. Infecciones directamente microbianas

La comunidad sanitaria internacional estima que sufriremos de un 10% más de enfermedades diarreicas para 2030, debido al cambio climático. Entre ellas se espera un incremento de cólera o aquellas enfermedades causadas por enterovirus. Esto provocará fuertes daños económicos, además de ser un grave riesgo en aquellas zonas sin acceso constante a agua limpia.

Algunas de las consecuencias del cambio climático pasan por el aumento de diferentes poblaciones bacterianas, que mejorarán su capacidad de supervivencia y reproducción gracias al aumento de temperaturas. Entre estas el género bacteriano Vibrio, al que pertenecen la bacteria causante del cólera y otras bacterias pesadillescas llamadas carnívoras, por su capacidad de causar fascitis necrotizante.

Las bacterias carnívoras suelen encontrarse en zonas donde se mezcla el agua dulce con la salada, como algunas playas o desembocaduras de ríos. Actualmente ya hay un incremento de casos de infecciones por este peligroso tipo de bacteria.

5. Incremento en las tasas de suicidio

No solo las enfermedades infecciosas serán las que aumenten sus tasas de aparición en humanos. La salud mental también tiende a desestabilizarse con el aumento de temperaturas. Sólo en EEUU y México se sumarán más de 20.000 suicidios para 2050, culpables de los efectos del incremento de temperatura.

6. Aparición de nuevas enfermedades

Tampoco puede descartarse la aparición de nuevas enfermedades no descritas. El cambio climático tiene consecuencias globales sobre los distintos ecosistemas, lo que puede facilitar el contacto entre humanos y patógenos que no habían sido descritos con anterioridad.

Por ejemplo, la enfermedad de Lyme, que llevan las garrapatas, se describió en 1975 como un trastorno poco habitual. Actualmente es una de las enfermedades zoonóticas causadas por garrapatas más extendidas en los EEUU.

Las consecuencias sobre la salud del cambio climático son tremendamente complejas de predecir, de manera que podemos encontrarnos sorpresas muy desagradables de permitir que el cambio climático se produzca libremente por culpa de la inacción política. Si te preocupa el aumento de enfermedades y el descenso de la calidad de vida por el cambio climático, ahora es el tiempo de alzar la voz y escoger representantes políticos responsables con el planeta.

Referencias bibliográficas

  • Shuman, Emily K. “Global Climate Change and Infectious Diseases.” New England Journal of Medicine 362, no. 12 (2010): 1061–63. https://doi.org/10.1056/NEJMp0912931.
  • Lee, S. H., Nam, K. W., Jeong, J. Y., Yoo, S. J., Koh, Y. S., Lee, S., … Lee, K. H. (2013). The effects of climate change and globalization on mosquito vectors: evidence from Jeju Island, South Korea on the potential for Asian tiger mosquito (Aedes albopictus) influxes and survival from Vietnam rather than Japan. PloS one, 8(7), e68512. doi:10.1371/journal.pone.0068512.

Xavier Rico Garófalo

Genetista

Xavier, nacido en Caracas, Venezuela en 1993. Graduado en Genética por la Universidad Autónoma de Barcelona, en posesión de un título de Máster en Microbiología Avanzada de la Universidad de Barcelona. Ha participado en proyectos de investigación Biomolecular y de variabilidad genética. Actualmente colaborando con MedSalud.