Dolor en la planta del pie: causas, síntomas, y cómo tratarlo

También conocida como fascitis plantar, es una afectación muy común entre los deportistas.
Dolor planta del pie

El dolor en la planta del pie puede llegar a causar grandes molestias. Este tipo de dolor lo puede sufrir cualquier persona, aunque especialmente los deportistas como por ejemplo los jugadores de básquet, un deporte que lleva al límite las estructuras musculares y los ligamentos del pie.

En este artículo conoceremos en qué consiste este dolor, por qué se origina, sus síntomas y posibles tratamientos a aplicar.

Dolor en la planta del pie: ¿qué es?

El dolor en la planta del pie recibe el nombre de fascitis plantar (la causa más frecuente), y consiste en la inflamación de la fascia plantar. La fascia plantar es precisamente la zona de la planta del pie que padece el dolor.

La planta del pie resulta esencial a la hora de caminar , puesto que absorbe y devuelve la energía que se produce cuando el pie impacta contra el suelo. Además, es la única zona de nuestro cuerpo que tiene contacto con la tierra, y que permite mantener nuestro equilibrio.

En una persona promedio, cada fascia plantar soporta unos 30 kg de peso cuando estamos erguidos, por lo que no es de extrañar que sea una zona especialmente propensa a padecer lesiones por esfuerzo.

La fascitis plantar, como hemos visto, en realidad no es equivalente a “dolor en la planta del pie”, sino que se trata de la causa más frecuente de este tipo de dolor, y por eso hablaremos de ella. Esta afección puede dificultar el día a día de la persona, especialmente si tiene un trabajo que requiere estar muchas horas de pie, o si se trata de un deportista de élite.

Causas

Las causas del dolor en la planta del pie pueden ser varias: por un lado, éste puede deberse al hecho de correr de forma reiterada por superficies irregulares, sumado a una mala pisada (en superficies uniformes y duras, por ejemplo).

Por otro lado, otra posible causa es tener un pie cavo; esto consiste en una alteración de la estructura del pie, que produce un arco plantar más elevado de lo normal. Además, una curvación excesiva de nuestro pie puede provocar la inflamación de la planta del pie.

Otras posibles causas del dolor en la planta del pie son: debilidad muscular, mala sujeción del zapato o un aumento de la actividad física o del peso (que se produce de forma repentina).

Pie cavo

Síntomas

El principal síntoma que aparece en el dolor en la planta del pie o fascitis plantar es un dolor producido en la zona interna del talón. Este dolor aparece de forma más intensa por las mañanas, debido a la rigidez de la fascia en ese momento del día. La fascia es una estructura resistente de tejido conectivo que tenemos por todo el cuerpo.

Además del dolor, otros síntomas que aparecen en el dolor en la planta del pie son: hinchazón (que suele ser leve), enrojecimiento y sensibilidad en la parte inferior del talón.

Por otro lado, en el caso de los deportistas, el dolor suele aparecer únicamente por la mañana y después de realizar la actividad deportiva intensa el día anterior (o días anteriores).

¿Cómo tratarlo?

En el tratamiento del dolor en la planta del pie, es sumamente importante la prevención. De hecho, la mayoría de clubes deportivos cuentan con preparadores físicos que trabajan las estructuras del pie con distintos ejercicios, con el fin de mejorar la fuerza y la resistencia y evitar problemáticas como la fascitis plantar.

En casos más avanzados, el tratamiento deberá centrarse en la problemática actual.

1. Prevención

Antes incluso de sentir el dolor (o de esperar a que éste sea muy intenso), se puede empezar a prevenir la aparición de esta afección, además de otras enfermedades o causas que puedan aparecer por una pisada incorrecta.

Antes, pero, será imprescindible conocer qué tipo de pie y pisada tiene la persona, sea deportista o no. Para hacerlo, una opción es acudir al podólogo para que realice un estudio de la pisada.

A través de este tipo de estudios, se puede conocer qué tipo de zapato o zapatilla es el más adecuado para cada persona, según su pie y tipo de pisada.

Por otro lado, una vez detectado el problema concreto, el podólogo podrá prescribir una plantilla personalizada para adaptarla perfectamente al tipo de calzado que utilice la persona. Las plantillas preservan el equilibrio de todo el cuerpo y protegen la estructura del pie.

2. Tratamiento

El tratamiento inicial para el dolor en la planta del pie suele consistir en combinar fármacos antiinflamatorios con tratamientos de fisioterapia. Esta combinación irá enfocada a aliviar la inflamación de la fascia en la fase aguda de la dolencia.

2.1. Plantillas

Por otro lado, si después del estudio de pisada, el podólogo opina que la inflamación de la fascia es debida a un trastorno en la planta del pie, será necesario el diseño de la plantilla personalizada ya mencionada.

La plantilla permitirá liberar la inflamación de la estructura del pie, y por lo tanto reducir o eliminar el dolor. Los podólogos opinan que el uso de plantillas adecuadas permite resolver hasta el 90% de los casos de las enfermedades que tienen relación con el dolor en la planta del pie.

2.2. Cirugía

Por otro lado, casos más graves o de otro tipo pueden requerir la cirugía. Esta, por suerte, no es tan invasiva como años antes. Actualmente a través de una ecografía se puede saber exactamente en lugar donde actuar.

Con la cirugía se puede llegar a eliminar el dolor la mayoría de las veces, aunque siempre existe cierto riesgo de infección o de que la cirugía no sea efectiva.

Referencias bibliográficas

  • Artidiello, D., Caridad, D., Aguilar, H. y Salazar, M.C. (2015). Fascitis plantar. Rev. Ciencias Médicas, 19(2): 206-213.

  • Cuídate+. (2015). Fascitis plantar. Escuela de pacientes, enfermedades del pie.

Ana Torres Ruiz

Ana Torres Ruiz

Médico de cabecera

Ana nació en Girona en 1992. Es Graduada en Medicina por la Universitat de Barcelona y actualmente ejerce el periodo de residencia de su especialidad en Medicina Familiar. Colaboradora con MedSalud.com para compartir sus conocimientos médicos.