¿Qué comer cuando tenemos una gastroenteritis? (Y 11 alimentos prohibidos)

Te explicamos qué deberías comer y qué no durante esta molesta enfermedad.
¿Qué comer cuando tienes gastroenteritis?

La gastroenteritis es una enfermedad gastrointestinal, habitualmente causada por la acción de los Rotavirus en niños menores de 2 años y mayores de 60, y por Norovirus en la población general. Es una enfermedad que provoca la inflamación de las membranas internas de los intestinos y el estómago, que puede durar hasta dos semanas.

Durante la gastroenteritis es natural padecer de dolor abdominal, diarrea, náuseas, fiebre, dolor articular, cansancio e inapetencia. Parte del riesgo de la gastroenteritis es la deshidratación y falta de nutrientes derivada de la diarrea, que dificulta la actividad normal del intestino. Por esto, una alimentación correcta es fundamental para minimizar el malestar que nos provoca esta enfermedad.

Qué podemos comer durante una gastroenteritis

La inapetencia y las náuseas son comunes en la gastroenteritis. Esto hace que nos sea difícil ingerir alimentos y mantenerlos dentro, lo que tiene una cierta peligrosidad asociada. Podemos llegar a deshidratarnos, lo que dificulta que nuestro cuerpo combata la infección correctamente. En algunos colectivos vulnerables, los riesgos de la deshidratación son mayores y deberían tomarse muy en serio, como en los niños o las personas con más de 60 años.

A continuación listamos algunos de los alimentos que sí podemos comer si estamos sufriendo de gastroenteritis. Se recomienda empezar con los alimentos más suaves e ir añadiendo alimentos con más sustancia a medida que los podemos tolerar. Si al consumir un alimento notamos náuseas fuertes, es mejor cambiarlo por otro que podamos tolerar mejor.

1. Los primeros dos o tres días de la enfermedad

En las primeras etapas de la gastroenteritis, cuando esta tiene un mayor impacto sobre nuestro apetito, debemos fijarnos principalmente en nuestra hidratación. Dependiendo de la gravedad de la infección nos será más o menos complicado tolerar alimentos, pero los primeros días es habitual que prácticamente cualquier cosa nos provoque náuseas.

Para evitar la deshidratación, se recomienda:

  • Beber agua, incluso agua con gas
  • Tomar caldos claros, sin demasiada sustancia
  • Tomar bebidas deportivas sin azúcar o bajas en azúcar
  • Comer hielo rallado

Como hemos comentado, los dos o tres primeros días debemos evitar principalmente la deshidratación que provoca la diarrea. Está recomendado el consumo de líquidos sin azúcar y ligeros. Para evitar las náuseas, intenta consumir líquidos constantemente en pequeños sorbos, de lo contrario podrías provocarte el vómito y perder más líquidos.

2. Pasados los primeros días de la gastroenteritis

A medida que pasan los días, nuestro organismo recupera lentamente la normalidad y puede tolerar alimentos sólidos sin vomitar. Esta etapa puede durar hasta dos semanas, así que debemos mantener una alimentación lo más completa posible, pero seguimos teniendo dificultades para digerir ciertos alimentos. Dentro de los alimentos recomendados para estos días, encontraríamos:

  • Infusiones sin cafeína para el desayuno o meriendas
  • Arroz blanco
  • Pollo a la plancha
  • Merluza hervida
  • Jamón cocido
  • Gelatina
  • Pan tostado
  • Galletas saladas
  • Verduras hervidas
  • Pasta
  • Patatas hervidas
  • Yogur o queso bajo en grasas

Debemos evitar los alimentos crudos, sazonados, ricos en grasas o azucarados. Si empezamos a comer algo y vemos que no lo toleramos, no debemos forzarnos a continuar comiendo, es mejor volver a otro alimento que sepamos que no nos provocará náuseas. A medida que pasan los días, podemos ir probando comidas cada vez más sólidas y densas, pero sin pasarnos.

chocolate

Alimentos prohibidos

Tu propio cuerpo te mandará señales bastante claras acerca de qué puedes comer y qué no, en forma de intensas náuseas, dolor abdominal, diarreas y vómitos. Para evitar esta desagradable experiencia lo máximo posible, debemos evitar ciertas sustancias, como mínimo hasta que no tengamos síntomas como la diarrea.

Algunos de los alimentos que debemos evitar serían:

1. Quesos grasos

La digestión de las grasas se ve alterada durante la gastroenteritis. Siempre que podamos, evitar las grasas mientras tengamos síntomas de gastroenteritis facilitará la digestión de la comida y nos aliviará parte del malestar de la enfermedad.

Los quesos u otras comidas altas en grasa, como otros derivados lácteos (mantequilla, yogures…) deberían evitarse para asegurarnos una digestión lo más cómoda posible.

2. Bebidas con cafeína

La cafeína es un irritante a nivel gastrointestinal. Teniendo en cuenta que la gastroenteritis ocurre por la inflamación de las membranas internas de este sistema, no parece una buena idea añadir “leña al fuego” tomando alimentos irritantes. La cafeína, por desgracia, debe evitarse mientras tengamos gastroenteritis.

3. Bebidas alcohólicas

El alcohol, además de los problemas de salud que puede provocar si se abusa, está muy poco recomendado para aquellas personas con gastroenteritis. Al igual que la cafeína, el alcohol puede irritar nuestro intestino, empeorando los síntomas de la enfermedad. Además, sus efectos diuréticos dificultan mantener una hidratación correcta, lo que es fundamental mientras nos recuperamos de la gastroenteritis. Evitar a toda costa.

4. Patatas fritas

Las patatas fritas son un alimento muy poco sano, ya que contiene altas cantidades de grasas y sales. De hecho, como curiosidad, algunos estudios afirman que es mejor para nuestra salud comer dos hamburguesas de una sentada, que acompañar una hamburguesa con patatas fritas. Su alto contenido en grasas las hacen muy poco recomendables para las personas con gastroenteritis.

5. Comida picante

La comida picante es un conocido irritante de las mucosas gástricas e intestinales. Sin gastroenteritis, es habitual que la comida picante nos provoque diarrea, dolor de estómago y ardor al evacuar, especialmente si hemos abusado de ella o no estamos muy acostumbrados. Al igual que el acohol y el café, la salsa picante debería evitarse activamente cuando tenemos gastroenteritis.

6. Bebidas azucaradas

Todo alimento rico en azúcar, especialmente en azúcar refinado, será perjudicial para nuestro estado de salud si tenemos gastroenteritis. Se conoce que las comidas con un alto contenido en azúcar pueden empeorar la diarrea, así que nosotros debemos evitarlas para aliviar nuestra gastroenteritis.

7. Helado

El helado puede parecer una buena opción, ya que es suave. Por desgracia, su alto contenido en grasas y azúcares lo descartan como parte de la dieta adecuada de un paciente de gastroenteritis. Aunque haya demasiado calor, debemos evitar los helados, especialmente aquellos que contengan leche.

8. Frutas secas

Las frutas secas pueden deshidratarnos durante su paso por el organismo. Además, suelen tener un alto contenido en azúcar. Esto es una muy mala combinación para una persona con gastroenteritis, asi que debemos intentar evitarlas.

9. Frutas en almíbar

El almíbar es básicamente azúcar y agua. La proporción de azúcar en el almíbar es muy grande, así que las frutas que se almacenan en almíbar tienden a contener menos agua y más azúcar que las piezas de fruta fresca. Por los motivos que hemos mencionado anteriormente, la fruta en almíbar también está prohibida para los pacientes de gastroenteritis.

10. Chocolate

Lo sentimos. El chocolate también es un irritante estomacal, al igual que la cafeína. Además, si lo tomamos con leche o incluso blanco, su contenido en grasas empieza a ser importante, así que ayuda todavía menos a nuestro delicado estado de salud durante la gastroenteritis.

11. Alimentos crudos

En general, los alimentos crudos están desaconsejados durante los procesos de gastroenteritis. El sushi, el carpaccio, el steak tartar o las verduras sin cocinar son alimentos cuya digestión es un poco más laboriosa. Siempre que podamos, debemos consumir alimentos cocinados para evitar empeorar la gastroenteritis.

Referencias bibliográficas

  • Stuempfig ND, Seroy J. Viral Gastroenteritis. (2019). In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2019 Jan-. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK518995/.
  • Chow, C. M., Leung, A. K., & Hon, K. L. (2010). Acute gastroenteritis: from guidelines to real life. Clinical and experimental gastroenterology, 3, 97–112.
Ana Torres Ruiz

Ana Torres Ruiz

Médico de cabecera

Ana nació en Girona en 1992. Es Graduada en Medicina por la Universitat de Barcelona y actualmente ejerce el periodo de residencia de su especialidad en Medicina Familiar. Colaboradora con MedSalud.com para compartir sus conocimientos médicos.