Los 8 problemas sociales más graves en México actualmente

Te explicamos los principales problemas a los que se enfrenta México en el siglo XXI.
Problemas sociales de México

Ningún país es perfecto, eso es un hecho. Lejos de intentar demonizar a un país, este artículo simplemente intenta informar al público sobre cuáles son los principales problemas sociales graves a los que se enfrenta México en la actualidad.

México es un país centroamericano, independiente de su colonizador (España) desde 1810, con más de 1.900.000 km cuadrados de envergadura y una población de más de 126.500.000 personas. Con una carga cultural impresionante, además de ser el segundo país más poderoso de América Latina a nivel económico, México es una gran nación con grandes problemas a nivel social.

En este artículo enumeramos brevemente aquellos problemas sociales en México que creemos merecen atención, para informar a la comunidad internacional acerca de las dificultades por las que está pasando la población de este hermoso país.

Los 8 problemas sociales más graves en México

Actualmente méxico está presidido por Andrés Manuel López Obrador, desde diciembre de 2018. El país que recibió en su cargo estaba en plena catástrofe desde el punto de vista de los derechos humanos. Esto es debido en parte a que las prácticas seguidas por su expresidente Enrique Peña Nieto no aliviaron una situación gravísima con varias décadas de evolución.

A continuación explicamos algunos de estos problemas.

1. Problemas de justicia

La justicia mexicana es, a día de hoy, ineficiente en cuanto a efectuar su labor de castigar a agresores y defender a su pueblo. La corrupción ocurre a gran escala por todo el país, pero la justicia no ha hecho esfuerzos para detenerla. También ha fallado estrepitosamente en proteger a víctimas de violencia y violaciones de los derechos humanos.

La corrupción del sistema legal también asegura un sistema en el que la defensa y la fiscalía, en algunos casos, se encuentran compinchadas para influenciar el resultado del juicio, en especial en cuanto a se refiere a la persecución de criminales (especialmente aquellos ligados a mafias) y a abusos por parte de dirigentes políticos.

Esto ha resultado, entre otras cosas, en la impunidad de crímenes efectuados por las propias fuerzas de seguridad, que han cometido asesinatos extrajudiciales, desaparecido personas y practicado la tortura sobre detenidos.

2. Abusos militares

Debido al alza del crimen organizado y la violencia relacionada con las drogas (problemas sociales muy importantes y que también deben ser puntualizado), México se ha visto obligado a depender del ejército para defender a su población.

Esta dependencia en la fuerza militar ha derivado en problemas de violencia de los militares contra la población civil. Entre el periodo de 2012 y 2018, se recibieron más de 4600 quejas en la comisión de los derechos humanos por alegatos acerca de abusos militares.

En 2014 estos abusos militares empezaron a ser juzgados por el sistema de justicia civil, que como hemos comentado en el punto anterior, no es demasiado eficaz, pero aun así se encontraba en una posición de mayor neutralidad que los tribunales militares. Entre 2012 y 2016, solo hubo 16 militares convictos por abusos, a pesar de tener más de 500 investigaciones abiertas.

3. Torturas

La tortura tristemente es una práctica habitual en este país. Los motivos de tortura principalmente son utilitarios, para obtener información y confesiones por parte de los detenidos. Suele ejercerse sobre personas detenidas, habitualmente de forma arbitraria, mientras se encuentran temporalmente en bases militares o centros de detención ilegal, antes de ser entregados a la fiscalía para su procesado.

Según encuestas realizadas por la propia institución mexicana de estadísticas (INEGI), el 64% de las personas en prisión fueron detenidos con violencia física, entre ellas la electrocución, la asfixia, el ahogamiento temporal o golpes. No es para nada leve el hecho de que el 28% de los presos reportase amenazas contra sus propias familias.

Estas torturas no son perseguidas por la justicia a efectos prácticos.

4. Desapariciones forzadas

Desde 2006, las fuerzas de seguridad del estado han generado un problema de desapariciones forzadas, al igual que las organizaciones criminales.

Más de 37.400 personas han desaparecido en México desde 2006. Desde entonces, se han encontrado más de 3900 cadáveres en más de 1300 fosas clandestinas. Las investigaciones policiales y de la fiscalía son notablemente ineficaces a la hora de investigar las desapariciones, habitualmente dejando el peso de la investigación en los hombros de las familias de los desaparecidos.

Los cadáveres de las víctimas encontradas tampoco son identificados o tratados correctamente. Se han dado casos de camiones refrigerantes usados durante más de 2 años para guardar más de 250 cadáveres, de los cuales solo 60 habían sido identificados en ese periodo. Las morgues están, en ocasiones, demasiado llenas para soportar el volumen de cadáveres de desaparecidos.

5. Ataques a la prensa

La libertad de prensa en México es un derecho con mucho peligro a la hora de ejercerse. Aquellos periodistas que hablan sobre el crimen organizado o las autoridades reciben amenazas y ataques desde ambos bandos. Más del 70% de periodistas han practicado la autocensura por miedo a su seguridad personal y la de sus allegados.

Más de 110 periodistas han sido asesinados y 25 han desaparecido entre el año 2000 y 2018, pero estos números no son exactos y hay indicaciones de que el problema podría ser incluso más grave.

A pesar de las promesas del gobierno federal mexicano de proteger a los periodistas, las ayudas son escasas y suelen llegar tarde. Las autoridades no investigan correctamente estos crímenes, con el 90% de ellos inconclusos hoy en día.

6. Sexismo

La violencia de género es otro problema alarmante en este país. Las víctimas suelen ser culpadas en mayor o menor grado por su supuesta falta de castidad y pureza, lo que causa menores penas para los agresores y violadores.

Varios estados mexicanos además reconocen el derecho a la vida desde el momento de la concepción. Esto significa que el aborto está terminantemente prohibido en estos estados, provocando muertes y mutilaciones de mujeres que, por la necesidad de buscar opciones peligrosas para poder abortar, se someten a prácticas peligrosísimas para su salud.

Algunas de las barreras que las mujeres han de superar para poder ejercer sus derechos reproductivos son las agresiones y amenazas de la comunidad y las autoridades. Entre 2007 y 2016, en México se encarceló a 98 mujeres por el simple hecho de abortar.

Las Naciones Unidas han decidido tomar cartas en el asunto, urgiendo al país a tomar medidas reales y efectivas para prevenir la discriminación hacia las mujeres, dentro y fuera del espacio laboral.

7. Crisis migratoria

La posición cercana a los EEUU hace de México un lugar de paso de varias rutas migratorias de comunidades afectadas por distintos problemas sociales, habitualmente de países menos privilegiados que México. Muchos de estos inmigrantes son denigrados y tratados con violencia.

Entre 2014 y 2016 se cometieron más de 5000 crímenes contra inmigrantes en tan solo 5 de los 31 estados mexicanos.

8. Discriminación por orientación sexual

A pesar de que en Ciudad de México y 11 estados han legalizado el matrimonio homosexual, en el resto de estados el derecho al matrimonio entre personas del mismo sexo está bloqueado por la propia constitución:

En 2015 la corte suprema de méxico declaró inconstitucional estas uniones matrimoniales.

Otros problemas sociales Mexicanos

Sin intentar quitarles importancia, existen otros problemas sociales en méxico que no se han tratado en este artículo. El acceso limitado a la educación o a la sanidad, la disparidad entre ricos y pobres, la contaminación… A pesar de que ningún país sea perfecto, México necesita ponerse al día respecto al resto de la comunidad internacional.

Su extraordinaria riqueza debe utilizarse para la mejora de la sociedad, que no soporta la violencia y opresión que se ejerce constantemente sobre ella.

Referencias bibliográficas

  • Human rights watch: Events in Mexico (2017). Extraído de https://www.hrw.org/world-report/2018/country-chapters/mexico

  • John F. H. Purcell. (1981). Mexican Social Issues. Proceedings of the Academy of Political Science, 34(1), 43-54.

Bertrand nació en Barcelona en 1989. Es Graduado en Psicología por la Universitat de Barcelona, con especialización en Psicología Educativa. También terminó estudios de posgrado en Economía por la Facultad de Economía y Empresa de la Universitat de Barcelona. Fue Director Digital de las revistas Mente Sana y Tu Bebé y Saber Vivir en la editorial RBA. Actualmente es Director de Psicología y Mente, la mayor comunidad en el ámbito de la psicología con más de 20 millones de lectores mensuales.