¿Cuáles son los 20 síntomas de la menopausia?

Existen una serie de síntomas que combinados indican inequívocamente el inicio de la menopausia.
¿Cuáles son los 20 síntomas de la menopausia?

Cuando las mujeres llegan a cierta edad la menopausia se empieza a manifestar. Es una condición que marca el punto de inflexión en la capacidad reproductiva de una mujer, y a menudo es percibida como algo negativo e incluso algunas mujeres la temen,

Pero la realidad es que no tiene que percibirse de forma negativa. Si conocemos cuáles son los síntomas de la menopausia entenderemos que simplemente se trata de ciertos cambios biológicos. Estos no cambian nada referente a la idea ser mujer y a la identidad de una misma.

Los 20 síntomas de la menopausia y cómo identificarlos

La menopausia no igual para todas las mujeres, pero sí de forma parecida. En primer lugar, la menopausia acostumbra a llegar alrededor de los 50 años de edad, si bien hay casos de menopausia precoz.

También puede ser que algunos síntomas se manifiesten de forma más intensa en una mujeres que otras. En cualquiera de los casos tenemos que tener claro que hay que afrontar estos cambios biológicos con naturalidad, y que la mujer que empiece esta etapa biológica en realidad no tiene de qué preocuparse.

1. Síntomas premenopáusicos

La menopausia no es algo que llegue de un día para otro. Estrictamente se entiende como menopausia el momento iniciado a partir de la última menstruación. El período inmediatamente anterior se llama climaterio.

2. Regla irregular

Uno de los síntomas premenopáusicos más claros es tener un ciclo menstrual irregular. Una mujer que ha tenido ciclos regulares a lo largo de su vida puede identificar fácilmente este síntoma. Puede llegar antes, pero lo normal es que se alargue en el tiempo.

3. Cantidad de flujo menstrual irregular

Juntamente con un ciclo menstrual irregular puede haber una cantidad de flujo diferente. Al aparecer alterados los ritmos regulares que durante años se puede haber tenido, es normal que la cantidad de flujo también lo esté. Puede haber más o menos según el caso.

4. Fin del ciclo menstrual

El aparato reproductor femenino llega a no producir más óvulos. No hay que sorprenderse de esto, pues tiene un envejecimiento normativo en el que los ovarios van envejeciendo, y además las hormonas del cuerpo cada vez son menores. El cuerpo se prepara para dejar de contemplar el embarazo.

5. Sufrir sofocos

Tal vez los sofocos son uno de los síntomas más conocidos de la menopausia. Se trata de unas percepciones repentinas de un aumento de temperatura, como si de olas de calor se tratara. Lo que pasa es que en realidad es una sensación interna. Suele ser un síntoma irregular, y puede llegar a combinarse con escalofríos. Durante la noche son más habituales.

6. Ansiedad

Las mujeres que empiezan la menopausia pueden experimentar más ansiedad. Esto tiene su razón de ser a nivel bioquímico, ya que existen alteraciones en el cuerpo. Por ejemplo, los niveles de dopamina pueden disminuir, siendo posible que se perciba más ansiedad o estrés.

7. Irritabilidad

Podríamos decir que es un tópico que las mujeres menopáusicas estén irritables. De todos modos, existe cierta labilidad emocional ocasionada por las alteraciones hormonales. La irritabilidad puede ser frecuente en algunos casos, pero no hay que darle más importancia de la que se tiene.

8. Síntomas depresivos

La alteración del estado de ánimo puede llegar a hacer que la persona se sienta más deprimida de lo normal. En algunos casos incluso es posible que se pueda desencadenar un cuadro depresivo. Normalmente se asocia al hecho de que ya no se podrá tener otro embarazo o al vincular directamente este hecho a la vejez, lo cual no es exactamente así.

9. Aumento de peso

Los cambios hormonales asociados a la menopausia pueden dar lugar a aumento de peso. Se trata de un momento en el que el cuerpo experimenta cambios biológicos, por lo que es hasta cierto punto normal que esto pueda pasar. Lo importante es no dejarse llevar por los nervios y no cambiar hábitos de consumo.

10. Insomnio

Algunas mujeres menopáusicas sufren trastornos del sueño. Lo más frecuente es que haya problemas de conciliación del sueño, si bien también puede haber otras expresiones como despertarse a media noche. En ocasiones los sofocos agravan esta posibilidad.

11. Menos deseo de tener relaciones íntimas

Hay mujeres que tienen menos ganas de mantener relaciones íntimas llegada la menopausia. Esto a veces se debe a razones psicológicas que hemos descrito como la ansiedad o la depresión, si bien en algunos casos incluso pasa todo lo contrario y la actividad en la cama aumenta.

12. Pelo y uñas quebradizas

El hecho de que los niveles hormonales disminuyan tiene algunas posibles consecuencias como esta. El pelo y las uñas pueden presentar signos de mayor debilidad, presentando en algunos casos más fragilidad. También la piel puede presentar una mayor descamación de lo normal.

13. Incontinencia urinaria

Pueden existir algunos cambios en el aparato urogenital. Los niveles de hormonas más bajos hacen que la vejiga y los músculos circundantes sufra ciertas alteraciones que se traducen en pérdidas de orina. Puede hacer también más riesgo de infección urinaria.

14. Sequedad vaginal

Las alteraciones debido a los cambios hormonales también dan lugar a sequedad vaginal. La pared vaginal puede alterarse y también la producción del lubricante natural de la vagina, lo que se traduce en más sequedad. También puede haber menos plasticidad.

15. Cefaleas y migrañas

Hay mujeres que sufren de cefaleas y migrañas. Normalmente se expresan en mujeres que ya en su vida habían tenido problemas de esta índole. No es de extrañas que aparezcan algunos dolores de cabeza en este momento de cambio, pero no deberían persistir mucho tiempo.

16. Vértigos y mareos

Algunas mujeres pueden llegar a sufrir vértigos y mareos. Este síntoma no és demasiado habitual, pero sí se puede dar. En este caso lo mejor es acudir al médico, pues no es recomendable aguantar vértigos y mareos y existen maneras de paliar estos síntomas.

17. Pérdida de densidad ósea

Con la edad hay una pérdida de densidad ósea normativa, pero en la menopausia se puede acrecentar. Los minerales como el calcio, el flúor o el magnesio que integran nuestros huesos pueden ir menguando de nuestro almacén natural, por lo que con la edad la probabilidad de fracturas es mayor.

18. Dolor articular

Ciertas personas experimentar dolor articular. Sin duda se trata de otro efecto secundario de la disminución de estrógenos. Estas hormonas tienen propiedades antiinflamatorias, por lo que mientras sus niveles son altos el dolor que podría haber en ciertas zonas del cuerpo queda mitigado.

19. Menor memoria y concentración

Hay algunos casos en los que se manifiesta menos memoria y concentración. Algunas mujeres dicen tener ciertos olvidos, y esto se relaciona a alteraciones en los neurotransmisores, pero también al estado anímico. Las mujeres que muestran depresión pueden sufrir más esta sintomatología menopáusica.

20. Menor energía

Este síntoma de la menopausia se asocia con algunos de los anteriores. Por ejemplo, las personas con síntomas depresivos o insomnio pueden tener menor energía. También las personas que padecen más ansiedad de lo normal tienen momentos en los que su cuerpo necesita un poco más de tiempo para recuperarse.

Referencias bibliográficas

Ana Torres Ruiz

Ana Torres Ruiz

Médico de cabecera

Ana nació en Girona en 1992. Es Graduada en Medicina por la Universitat de Barcelona y actualmente ejerce el periodo de residencia de su especialidad en Medicina Familiar. Colaboradora con MedSalud.com para compartir sus conocimientos médicos.