Salud
| por Carmen Otegui

Consumo de drogas: 12 consecuencias negativas para la salud

Hay que tener muy presente lo que puede pasarnos en el caso de que queramos consumir drogas.
Consumo de drogas: 12 consecuencias negativas para la salud

El consumo de drogas ha estado ligado a la historia del ser humano. Desde tiempos remotos el consumo sustancias estupefacientes como el alcohol o el opio ha marcado las sociedades humanas, y también ha traído consecuencias negativas para la salud.

Hay quien defiende las bondades de estas sustancias, pero lo cierto es que pueden traer problemas de salud en algunos casos irreparables. En el artículo presente veremos que depositar nuestro destino en sus manos puede ser un mal negocio.

Las 12 consecuencias negativas para la salud del consumo de drogas

Tomar drogas es una elección personal que puede llegar a perjudicarnos mucho. Muchas personas ven en el consumo de drogas una posibilidad para evadirse de su realidad, pero lo cierto es que existen consecuencias potencialmente muy negativas para la salud

En ciertas condiciones psicológicas las propiedades psicoactivas pueden ser una forma de escape mental, pero hay que ver un poco más allá. A continuación veremos cuáles son las razones por las cuales la mejor decisión es mantenernos lejos de las drogas.

1. Muerte repentina

Hay algunas drogas que pueden ocasionar la muerte repentina por causa de la sobredosis. Hay que tener en cuenta que se puede morir por una alta ingesta de sustancias como el alcohol por un coma etílico, pero que el mayor peligro radica en las drogas ilegales. Cuando se consumen sustancias de origen desconocido las concentraciones pueden variar mucho teniendo consecuencias fatales.

2. Muerte por desarrollar problemas de salud

El consumo de drogas generalmente tiene consecuencias muy negativas para el cuerpo. Se trata de sustancias que nuestro cuerpo debe eliminar para evitar mayores daños. Por ejemplo, el alcohol es un tóxico que nuestro cuerpo debe metabolizar y excretar cuanto antes mejor, pero si se bebe alcohol durante años pueden aparecer problemas de salud. La cirrosis hepáticas, el cáncer, la gota, la hipertensión o la pancreatitis son ejemplo de ello.

3. Repercusiones neurológicas

El funcionamiento cerebral puede sufrir daños que pueden llegar a ser irreparables. Las sustancias psicoactivas actúan alterando el modo en el que las señales cerebrales se propagan. Las consecuencias negativas para nuestra salud cerebral pueden dar lugar a secuelas neurológicas que en algunos casos son irreversibles.

4. Oxidación celular

Muchas drogas ponen a nuestro cuerpo en apuros. Al tratarse de sustancias tóxicas y con radicales libres nuestro cuerpo tiene que hacer un esfuerzo muy grande para regenerarse, llegando a envejecer nuestros tejidos. Nuestra piel es uno de los órganos que sufre de una manera más visible, y es que tener una imagen de juventud y vitalidad no es algo que se pueda conseguir tomando drogas.

5. Bajada de defensas del cuerpo

Problemas de inmunodepresión son habituales en las personas que toman drogas. Nuestro cuerpo tiene que gastar recursos vitales en luchar contra las sustancias tóxicas que entran en nuestro cuerpo, por lo que es más fácil que tengamos resfriados, infecciones, etc. Los patógenos oportunistas pueden aprovechar esta situación de inmunodepresión, por lo que consumir drogas no es una buena idea si queremos estar sanos.

6. Producen adicción

Una de las razones por las que hay que evitar las drogas es porque son adictivas. Si el consumo de drogas fuera controlable sería mucho más razonable utilizarlas de vez en cuando, pero esto es casi imposible. Pensar en que uno puede controlar las veces que consume una sustancia es algo muy poco probable, y en la mayoría de casos intentar tomar drogas unas pocas veces es una decisión fatal que implica muchas más.

7. Complican nuestra vida

Consumir drogas trae muchas consecuencias negativas, y no solamente para la salud. Cuando alguien toma drogas su mente no funciona de la misma manera y no puede afrontar muchas situaciones de la vida diaria de la misma manera. Ciertas partes de nuestro cerebro como las que controlan la planificación´o la inhibición de instintos primarios dejan de estar tan activas, y esto puede traer problemas de todo tipo (familiar, social, legal, etc.).

8. Ponen en riesgo tu vida y la de otros

Los accidentes coche o las actitudes despreocupadas o violentas pueden ocasionar serios problemas y hasta la muerte. Miles de personas han sido responsables de múltiples actitudes temerarias que han acabado con sus propias vidas o las de otros. Sin duda uno de los lugares en los que se concentran los focos es en el volante. Las personas que han tomado drogas deben alejarse del volante y no conducir en ningún caso.

9. Pueden condicionar mucho la vida

Un accidente fatal relacionado con las drogas puede no acabar en muerte pero sí en serias secuelas. Hay muchas personas que han sufrido graves accidentes de tráfico a causa del consumo de drogas, lo que ha supuesto serias y negativas consecuencias para su salud. Un ejemplo son las personas que han sufrido un accidente de coche y han perdido la movilidad de sus piernas, teniendo que usar una silla de ruedas.

10. Pueden desarrollar trastornos de conducta

Consumir drogas puede ser motivo de desarrollo de trastornos conductuales. Sobre todo en el caso de adolescentes, los cuales aún están desarrollando su personalidad y sus hábitos conductuales, tomar drogas puede ocasionar el principio de trastornos de conducta. La impulsividad es uno de los principales problemas que se relacionan con el trastorno negativista o antisocial, algunos de los más representativos.

11. Consecuencias familiares

Alguien que consume drogas puede traer problemas a su familia. Las repercusiones son a diferentes niveles a pesar de que al principio pueden no ser muy evidentes. La persona que consume drogas puede empezar a desarrollar una serie de conductas que pueden dañar sus relaciones con la familia que hay que evitar. En ocasiones el consumidor acaba robando dinero de su familia para conseguir su preciada sustancia.

12. Amistades peligrosas

Tomar sustancias estupefacientes a menudo tiene consecuencias en los círculos sociales. En ocasiones quienes toman drogas empiezan a dejar de ver amistades sanas para empezar a ver personas que consumen como ellos. Esto puede dar lugar a una retroalimentación de la drogadicción, y de hecho las personas que no toman drogas en muchos casos no quieren mezclarse demasiado con este mundo.

Referencias bibliográficas

Carmen Otegui

Nutricionista

Carmen nació en Madrid en 1992 y es Graduada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad Autónoma de Madrid. Su pasión por la buena alimentación y la divulgación la ha llevado a colaborar con medios que se preocupan por la salud y el bienestar de las personas. Tiene experiencia como nutricionista en diversos hospitales y centros geriátricos. Actualmente es colaboradora de MedSalud.com.