Remedios Naturales
| por Paula Cortés

Sales de Epsom: 16 usos, propiedades y contraindicaciones

Las sales de Epsom son un compuesto natural rico en magnesio y con muchas aplicaciones.
Sales de Epsom

Comúnmente se conoce al sulfato de magnesio como sal de Epsom. Se trata de una sustancia que a lo largo de los años ha tenido diferentes usos desde que se descubrió en la ciudad inglesa de Epsom.

Las sales de Epsom tienen propiedades curativas y diferentes usos, así como también algunas contraindicaciones. En este artículo se explica todo lo que hay que saber sobre este remedio histórico.

Usos de las sales de Epsom

Estas sales se han utilizado desde tiempos muy antiguos, y las aplicaciones de estas sales han sido diversas hasta nuestros días. De entre los usos de estas sales destacan los asociados al cuidado del organismo, si bien hay otros que no están relacionados.

Las personas que utilizan las sales de Epsom las emplean sobre todo pensando en un tratamiento natural, el cual les aporta beneficios positivos para su salud. Esto se debe sobre todo al hecho que ofrecen un gran aporte de magnesio.

1. Laxante

Las sales de Epsom son muy utilizadas como laxantes. Las personas que sufren estreñimiento tienen en estas sales una solución, y es que son capaces de mejorar con mucha efectividad este tipo de problema. Eso sí, no hay que sobrepasar las dosis recomendadas.

2. Sales de baño para dolores

Preparar un baño con sales de Epsom va bien para diferentes tipos de dolores. Se indica en personas que tengan reuma u otras dolencias articulares, así como personas que tengan afectaciones cutáneas. Un baño con estas sales calma y relaja, incluso pudiendo ser útil para personas con autismo o fibromialgia.

3. Exfoliante para la piel

Las sales de Epsom sirven también para exfoliar la piel. Si se mezclan estas sales con aceites esenciales se puede conseguir una mezcla ideal para esta finalidad. Se utiliza dando masajes a la piel, especialmente en zonas como los codos y los talones.

4. Hidratante natural

Las propiedades hidratantes de las sales de Epsom son notables. Se puede añadir un una cucharadita de este compuesto químico en una crema hidratante que ya se tenga comprada o preparada, pudiendo usar la mezcla a diario.

5. Repelente de insectos para las plantas

Las sales de Epsom tienen muchos usos en el jardín. Sirven para luchar contra las plagas que afectan a las plantas, y es que funcionan como repelentes. Lo bueno es que no es un producto tóxico, lo cual permite evitar el uso de sustancias nocivas.

6. Fertilizante natural

Este compuesto químico es rico en magnesio, un elemento muy importante para las plantas. El sulfato de magnesio se diluyen muy bien en el sustrato, por lo que representa un fertilizante muy adecuado en tierra empobrecida en magnesio.

7. Producto de limpieza

Las sales de Epsom también tienen aplicaciones en el hogar. La cocina es la zona de la casa en la que se le puede sacar más partido, y es que va muy bien para limpiar aquellos utensilios que tienen restos de comida pegados. Dejando el objeto en agua y con esta sal permite que la materia se desprenda sin dañarlo con ralladuras por haber tenido que rascar.

Propiedades y beneficios

Las sales de Epsom tienen muchas propiedades y beneficios para la salud. Se utiliza como remedio casero para muchas dolencias desde hace muchos años y, a pesar de que su uso ha ido en declive, son una buena alternativa a algunos medicamentos.

8. Propiedades antisépticas

Las sales de Epsom sirven para eliminar malos olores corporales. Se utilizan sobre todo para evitar el mal olor de pies, y es que los hongos no pueden prosperar con este compuesto químico. Basta con poner los pies en agua y esta sal durante 15 o 30 minutos.

9. Cuidado de la piel

Las propiedades inflamatorias de las sales de Epsom están indicadas para problemas de piel. Se utilizan principalmente para mejorar problemas asociados con la sobreexposición al sol, lo cual a veces conduce a picazón o ciertas quemaduras (no en casos graves).

10. Mejora del estado de ánimo

Las sales de Epsom ayudan a subir el ánimo. Se trata de un compuesto con grandes cantidades de magnesio, mineral que aumenta la adhesión a la serotonina. Este neurotransmisor está muy relacionado con un la sensación de placer.

11. Calmante de dolores musculares

La mezcla de agua y estas sales puede mejorar dolores musculares. Las personas que han sufrido lesiones como fuertes moretones pueden aplicar agua con sal de Epsom, lo cual mejora la sensación de dolor calmando la zona afectada.

12. Control de la hipertensión

Las sales de Epsom también son útiles para el sistema cardiovascular. Quienes sufren ciertos problemas cardiovasculares como la hipertensión se pueden ver beneficiados si utilizan estas sales, y es que ayudan a mejorar la circulación de la sangre.

Contraindicaciones y efectos secundarios

Las sales de Epsom normalmente no son dañinas para la salud, sólo en casos puntuales. Si se utilizan correctamente no deben presentar riesgos importantes a nivel médico, pero sí que existen una serie de contraindicaciones que es necesario conocer.

13. Problemas gastrointestinales

Las sales de Epsom son laxantes y un mal uso puede conducir a la diarrea. Cuando se utilizan como laxantes su vía de administración es oral o en forma de enema, pudiendo producir alteraciones gastrointestinales. El efecto secundario principal es la diarrea, pero también se pueden producir gases, calambres y náuseas.

14. Sed

Un uso inadecuado de las sales de Epsom puede dar sed. Generalmente esto sucede a las personas que deciden tomar sales de Epsom de forma excesiva. Sienten que dependen de esta sustancia para mejorar la consistencia de sus heces, pero no se debe tomar este compuesto químico durante más de una semana.

15. Toxicidad por sobredosis

Ingerir sales de Epsom hasta llegar a la sobredosis es motivo de urgencia médica. La sobredosis de sulfato de magnesio disminuye el ritmo cardíaco y la presión arterial, y pueden producir vómitos. La piel puede enrojecerse, y la persona puede sufrir somnolencia o pérdida de conciencia, llegando incluso a un coma y a la muerte.

16. Toxicidad por interacción con medicamentos

Las sales de Epsom están contraindicadas para quienes tomen ciertos medicamentos. Es por lo tanto pertinente consultar al médico si es adecuado utilizar sales de Epsom si se está tomando cierta medicación. Por ejemplo, los antibióticos están contraindicados con las sales de Epsom.

Referencias bibliográficas

Paula Cortés

Farmacéutica

Carmen nació en Barcelona en 1988 y es Graduada en Farmacia por la Universidad de Barcelona. En seis años ha trabajado en varias farmacias de la demarcación de Barcelona y Lleida. La divulgación y escribir siempre han estado entre sus intereses, por lo que desde 2018 colabora en portales que abogan por el conocimiento en el ámbito de la salud como MedSalud.com.