9 remedios naturales para combatir el insomnio

Existen distintas formas de dormir mejor, y (afortunadamente) no todas son a base de fármacos.
Remedios naturales contra el insomnio

Millones de personas sufren de insomnio. Es uno de los males endémicos de nuestros tiempos, en los que muchos problemas vinculados el estrés, la ansiedad o el estilo de vida nos impiden reposar adecuadamente para empezar un nuevo día llenos de energía.

En este artículo vamos a presentarte diferentes remedios naturales para combatir el insomnio, pues los medicamentos no deben ser el primer recurso. Con estos remedios tu cuerpo va a ser capaz ganar esa capacidad de relajación que necesitas.

Remedios naturales contra el insomnio

A continuación vamos a mostrar 9 maneras que tenemos a nuestro alcance para ayudar a nuestro cuerpo a conciliar el sueño.

Todas ellas son naturales, es decir, en este artículo no vamos a presentar ningún tipo de fármaco para adormecernos. Nos vamos a centrar en remedios caseros y naturales con los que llamar las puertas de Morfeo rápidamente y gozar de una mayor calidad del sueño.

Si conoces otros remedios naturales para luchar contra el insomnio que no hayamos mencionado en el artículo, puedes usar la sección de comentarios.

1. Valeriana

La valeriana es una planta cuya raíz tiene propiedades sedativas e inductoras del sueño. Estos efectos consiguen aliviar el nerviosismo y el estrés mental. Es una de las primeras recomendaciones que se hacen para personas con trastornos del sueño, y de hecho probablemente es el tranquilizante natural más conocido.

Una infusión de valeriana justo antes de ir a dormir relaja el sistema nervioso. A diferencia de otros tranquilizantes, la infusión de valeriana no da sensación de debilidad a quienes la toman. Además de estrés y ansiedad, se recomienda también a personas con dolores de cabeza, dolores estomacales y problemas de arritmias del corazón.

Valeriana

2. Leche caliente

La ciencia ha estudiado la vieja práctica popular de tomar un vaso caliente antes de ir a dormir. El resultado es que, efectivamente, ayuda. Y es que la leche contiene una serie de compuestos que juegan un importante papel a la hora de conciliar el sueño.

De entre estos compuestos destacan el triptófano y la vitamina B12, pues son precursores de la melatonina. Esta es una hormona que nos ayuda a regular el sueño, y los alimentos que contienen triptófano y vitamina B12 como la leche promueven su producción.

Además, el calcio de la leche fomenta la activación neuronal que fomenta el control y el mantenimiento de las fases REM y no REM del sueño.

3. Tila

La tila es otra opción muy eficaz gracias a su poder sedativo y ansiolítico. Una infusión de esta planta está entre los mejores métodos para dormir y especialmente indicada para las personas que sufren de ansiedad y estrés

Nos ayuda a relajarnos y a mejorar la calidad del sueño, y además tiene propiedades antiespasmódicas y combate la tensión muscular. La tila tiene enormes cualidades, y además es conocida en el campo de la cosmética, pues también beneficia a la piel y al cabello.

4. Lavanda

Se ha demostrado científicamente que el perfume de esta planta ayuda a relajar al sistema nervioso, combatiendo el estrés y favoreciendo el sueño.

Hay diferentes opciones para incorporar los beneficios de la lavanda en nuestra vida. Se pueden hacer infusiones como en otros casos vistos anteriormente. Además, tener un bote de aceite esencial de lavanda abierto en nuestro dormitorio es un método magnífico para refrescar nuestro sueño con su delicado perfume.

5. Flores y hojas de naranjo

Si las flores de naranjo son una opción menos conocida que las anteriores, las hojas de naranjo aún menos. A pesar de eso, también su potente poder ansiolítico y efecto relajante. Existen tanto aceites esenciales de flores de naranjo que son muy agradables.

Otra opción es hacer infusión de hojas de naranjo. Estas hojas tienen un aroma muy bueno, y contiene sustancias muy efectivas para combatir el insomnio y los nervios. Basta con hervir unas pocas hojas frescas durante cinco minutos. El resultado es una infusión que puede ser un poco amarga, pero muy buena y que siempre podemos endulzar con un poco de miel.

6. Manzanilla

Una infusión de manzanilla ayuda a calmar, relajar y a disminuir el estrés y la ansiedad que muchas veces causan insomnio. También ayuda al tracto gastrointestinal, y es que a veces hemos cenado demasiado copiosamente o demasiado tarde.

Se recomienda ir a dormir al menos dos horas más tarde de cenar, con lo que si no podemos evitarlo una buena manera de ayudar a nuestro sistema digestivo es con una infusión de manzanilla

7. Pasiflora

La pasiflora, conocida también como la flor de la pasión, también se ha usado durante siglos para luchar contra el insomnio. Los españoles la conocieron gracias a los indígenas de Perú, y actualmente se conocen más de 530 especies.

La pasiflora contiene diferentes alcaloides y antioxidantes como la apigenina, que promueven la producción del ácido gamma aminobutírico. Se trata de un compuesto que actúa en el cerebro y que tiene un efecto relajante entre sus funciones principales

Además de sus virtudes sedantes, ansiolíticas e hipnóticas hay que destacar su capacidad como antiespasmódico, relajante muscular, antiséptico y analgésico suave.

8. Vino aromatizado

El alcohol es depresor del sistema nervioso central, con lo que puede ayudarnos a conciliar el sueño. Pero, ¡atención! No es bueno depender del alcohol para dormir, pues es una sustancia que puede impulsarnos a tomar más de la cuenta y, además, hace que el sueño luego sea más superficial.

Unos 200 ml de vino aromatizado es una receta óptima gracias a esta ayudarnos a conciliar el sueño. El alcohol y la hierbas medicinales nos dan esta ayudita a para dormirnos más rápidamente.

Básicamente se chafan muy bien las diferentes hierbas con un utensilio de madera para luego añadirlas al vino. Se mantiene la mezcla cerrada durante unos 10 días, removiendo de vez en cuando. Después de este tiempo, la bebida debe ser cocida y ya está lista.

9. Lúpulo

El lúpulo es mundialmente conocido por ser uno de los ingredientes fundamentales para elaborar cerveza, siendo el responsable de su sabor amargo. De todos modos, la gente desconoce qué más aplicaciones puede tener para el consumo humano.

Una de ellas es la de calmante del nerviosismo. El lúpulo, al igual que otras plantas que hemos visto anteriormente como por ejemplo la valeriana, tiene efecto sedante e hipnótico. Es por esta razón que una infusión de lúpulo también nos ayuda a facilitar la conciliación del sueño en caso de insomnio.

Referencias bibliográficas

  • De la Llave, Y. y García-Borreguero, D. (2008). Introducción: El sueño factor clave en nuestra salud. En:INFITO.Plantas medicinales para el insomnio. 1º Ed.Complutense, S.A. p. 8
  • Muñoz, N. y Mora-Corberá, E. (2008). Fitoterapia del insomnio. Offarm. 27 (10): 94-101
  • Villaescusa, L y Martín, T. (2007). Fitoterapia para el insomnio, la ansiedad y el nerviosismo. En: Castillo E, Martínez I. Manual de Fitoterapia. Elsevier Masson; 2007. p. 167-185
  • Salinas, E., Díez M.A. y Blanco, R. (2016). Insomnio: Plantas sedantes e hipnóticas. Farmacia Profesional, 30(5), 28-33.

Bernat nació en Barcelona en 1987. Graduado en Psicología por la Universitat de Barcelona y máster Erasmus Mundus "Work, Organizational and Personnel Psychology (WOP-P)" por la Universitat de Barcelona y la Universidade de Coimbra en Portugal. Políglota y con formación adicional en nutrición, coaching y psicología evolucionista, tiene experiencia en psicología clínica y en recursos humanos. Actualmente es director de contenidos de MedSalud.com.