¿Cómo aclarar la piel quemada por el sol? 10 remedios naturales

Existen varios remedios naturales que ayudan a la piel a regenerarse ante quemaduras solares.
Cómo aclarar piel quemada sol

Cuando viene el buen tiempo las personas toman más el sol. Esto es bueno para la salud siempre y cuando se haga con moderación y de forma progresiva, es decir, pasar el año encerrado en una oficina y todo el agosto en la playa a todas horas no es una gran idea.

En los casos en los que una toma progresiva y moderada de sol y la aplicación de crema solar no ha sido posible, lo más normal es quemarse. Cuando esto pasa el cuerpo sufre, y lo mejor es ayudar a la piel a recuperarse mediante algún remedio natural. Entonces, ¿cómo aclarar la piel quemada por el sol?

10 remedios naturales para aclarar la piel quemada por el sol

Una quemadura en la piel producida por el sol debe curar cuanto antes. Para ello existen diferentes opciones, siendo los remedios naturales las mejores alternativas. Saber cómo aclarar la piel quemada por el sol es fácil si se saber cómo aplicar estos remedios.

A continuación se muestran los mejores remedios caseros para dar respuesta a este problema. Tener la piel quemada es un problema notable de salud, y hay que evitarlo a toda costa. Sin embargo, una vez se tiene ya la quemadura lo que hay que hacer es ayudar al cuerpo a sanar lo antes posible.

1. Vinagre y leche

Esta extraña combinación es ideal para combatir las quemaduras de la piel por el sol. Se debe llenar un vaso con estos dos productos con una proporción de al 50%. Luego se debe poner un pañuelo dentro del vaso y escurrir, y cuando ya no gotea se pone en la zona de la piel que se ha visto afectada. Genera una sensación de frescor muy reconfortante, pero además ayuda a la piel a regenerarse. Eso sí, huele bastante mal por el vinagre.

2. Clara de huevo

La clara de huevo es uno de los mejores remedios para regenerar la piel. Puede sorprender a mucha gente, pero ante quemaduras de todo tipo hay pocas soluciones más eficaces que la clara de huevo. Todo lo que hay que hacer es poner una clara de huevo en un vaso y luego con la mano aplicarla sobre la zona en cuestión y dejar que se seque. La clara de huevo contiene proteínas de alto valor biológico que ayudan a la piel.

3. Puré de papaya

La papaya es una fruta con muchas propiedades curativas. Destaca por mejorar la capacidad digestiva gracias a la enzima papaína, pero también puede ser de gran ayuda para cuidar de la piel. Preparar un puré de papaya y untarla en la zona de la quemadura representa una gran manera de permitir una pronta recuperación de la piel.

4. Limón

El limón es otra de las frutas que permite aclarar la piel quemada por el sol. Para ello es necesario exprimir el limón y conseguir un poco de su jugo, que es la parte que se puede usar con más facilidad. La idea es mojar un algodón con el jugo del limón y pasarlo por la zona afectada. Es un remedio natural efectivo para contrarrestar la sobreexposición de la piel al sol y permitir que se curen los tejidos dañados.

5. Avena molida

La avena es un cereal que puede dar respuesta al problema de quemaduras por efecto del sol: Para ello es necesario poner avena molida en remojo, y una vez está hidratada se aplica sobre la zona de la piel afectada como si fuera una mascarilla. Añadir un poco de jugo de limón puede ayudar, consiguiendo con su acción combinada blanquear la piel e hidratarla para que pueda regenerarse mejor.

6. Vicks Vaporub

Vicks Vaporub es un producto farmacéutico a base de mentol y eucalipto. Se utiliza de forma común para aliviar la tos, así como para combatir los síntomas de la gripe y la congestión nasal. No obstante existen otros usos relacionados con este ungüento, siendo la piel uno de los órganos que pueden salir más beneficiados. En particular, aplicar una capa de Vicks Vaporub en la piel quemada ayuda a favorecer su recuperación.

7. Alimentos ricos en vitaminas

La alimentación también es fundamental para recuperarse de este problema de piel. Para regenerarse necesita disponer de una serie de nutrientes, siendo las vitaminas algunas de las más importantes. En particular, la más necesaria es la vitamina C, la cual se puede conseguir en diferentes alimentos. Algunos de los que contienen más vitamina C son el perejil, el pimiento, el kiwi, la naranja, la lima, el limón y el tomate.

8. Aloe vera

La aloe vera es una planta con muchas propiedades y beneficios, especialmente para la piel. Muchos problemas cutáneos pueden verse mejorados gracias a la aplicación del jugo de esta planta, desde el acné hasta las quemaduras solares. Aclarar la piel quemada por el sol mediante este remedio natural es fácil; solamente hay que aplicar el jugo interno de la planta en la zona afectada dos o tres veces al día y esperar que la piel vaya regenerándose.

9. Aceite de hipérico

El hipérico es una planta herbácea que resulta muy indicada para este tipo de problema. En un herbolario se puede conseguir aceite de hipérico, el cual es una maceración de las flores de esta planta durante uno veinte días en aceite. Aplicar este líquido sobre la piel quemada por el sol ayuda a regenerarla gracias a sus propiedades antiinflamatorias y su poder astringente y cicatrizante.

10. Caléndula

La caléndula es otra planta cuyas propiedades y beneficios pueden ayudar a combatir este problema cutáneo. Todo lo que hay que hacer es preparar una infusión de esta planta y aplicarla en la zona afectada una vez se haya enfriado. La caléndula es desinfectante y antiinflamatoria, pero sobre todo ayuda a regenerar la piel quemada por el sol o dañada por otras razones.

Referencias bibliográficas

  • Arsdall, A.V. (2002). Medieval Herbal Remedies: The Old English Herbarium and Anglo-Saxon Medicine. Londres: Psychology Press.

  • Craker, L.E. y Simon, J.E. (1986). Herbs, Spices, and Medicinal Plants. Recent Advances in Botany, Horticulture, and Pharmacology. Food Products Press.

  • Zin, J. y Weiss, C. (1980). La Salud por medio de las Plantas Medicinales. Santiago de Chile: Escuela Tipográfica Salesiana.

Paula Cortés

Paula Cortés

Farmacéutica

Carmen nació en Barcelona en 1988 y es Graduada en Farmacia por la Universidad de Barcelona. En seis años ha trabajado en varias farmacias de la demarcación de Barcelona y Lleida. La divulgación y escribir siempre han estado entre sus intereses, por lo que desde 2018 colabora en portales que abogan por el conocimiento en el ámbito de la salud como MedSalud.com.