Los 12 tipos de pensamiento (y sus características)

¿De qué formas podemos pensar los seres humanos?
Tipos de pensamientos

El pensamiento es un concepto omnipresente en la psicología cognitiva. Muy relacionado está el pensamiento con el concepto de esquema. Autores como Jean Piaget definieron los esquemas como procesos de pensamiento en los niños.

Cada día pensamos de una forma u otra, en múltiples ámbitos. Pero no lo hacemos igual en todos los casos. De hecho, existen muchos tipos de pensamiento. En este artículo hablaremos de los 12 tipos de pensamiento y sus características.

¿Qué es el pensamiento?

El pensamiento es la capacidad que tienen las personas de formar ideas y representaciones de la realidad en su mente, relacionando unas con otras. También se entiende como una parte del ser humano, en la que se considera que se almacenan las ideas formadas por la mente.

En psicología cognitiva el pensamiento toma un valor muy importante, y se considera una herramienta esencial para los procesos de cambio propios de la terapia cognitivo-conductual.

Formas de pensar

Tipos de pensamiento

Podemos clasificar diferentes tipos de pensamiento según distintos criterios que nos proporciona el estudio sistemático de los procesos mentales. Aquí vamos a conocer los 12 tipos de pensamiento más relevantes y sus características.

1. Pensamiento deductivo

También llamado razonamiento deductivo, se trata de un tipo de pensamiento que permite inferir conclusiones a partir de una serie de premisas. Es decir, consiste en un proceso mental que parte de “lo general” para llegar a “lo particular”.

Se basa sobre todo en la razón, y se centra en encontrar el origen de las cosas. Requiere un análisis detallado de los aspectos más importantes del problema que estamos tratando de resolver. El objetivo es inducir conclusiones y elaborar posibles soluciones.

2. Pensamiento inductivo

Se trata de un tipo de pensamiento “opuesto” al pensamiento deductivo, que se basa en buscar explicaciones sobre “lo general”. Parte de lo específico a “lo general”, es decir, intenta obtener conclusiones a gran escala.

¿Cómo opera el pensamiento inductivo? La persona piensa en situaciones lejanas en el tiempo buscando similitudes con la problemática actual, y así generaliza las situaciones, sin necesidad de “comprobarlas”.

El objetivo es estudiar las pruebas que permitan medir la probabilidad de los argumentos, así como las reglas para construir argumentos inductivos fuertes.

3. Pensamiento crítico

Se trata de un proceso mental que se centra en analizar, entender y evaluar la manera en que se organizan los conocimientos que pretenden representar la realidad de las cosas.

Es un pensamiento muy práctico, ya que permite usar el conocimiento para llegar a la conclusión más razonable y justificada. El objetivo del pensamiento crítico es evaluar y analizar las ideas de forma detallada, para elaborar finalmente conclusiones concretas.

4. Pensamiento analítico

Consiste en analizar, separar y desglosar la información de forma ordenada. Presenta una secuencia racional a seguir: suele ir de lo general a lo particular, a los detalles.

El objetivo es entender la problemática de forma exhaustiva, mediante un análisis detallado, para llegar a una posible solución o conclusión. Está orientado a encontrar respuestas, por eso suele ser altamente resolutivo.

5. Pensamiento creativo

Este tipo de pensamiento implica procesos cognitivos orientados a la creación. Con él se llega a la elaboración de conceptos o ideas novedosas, diferentes a las del resto o a las ideas “típicas”.

Permite adquirir un conocimiento original, flexible, plástico y fluido. Engloba procesos o términos como la imaginación.

6. Pensamiento divergente

Otro de los tipos de pensamiento es el pensamiento divergente, también conocido como pensamiento lateral. Este pensamiento implica un razonamiento que discute, duda y busca alternativas constantemente.

Similar al anterior, permite generar ideas creativas a través de la exploración de múltiples soluciones; además, se utilizan estrategias alternativas o “poco frecuentadas” por los demás, poco utilizadas.

7. Pensamiento convergente

Este tipo de pensamiento o razonamiento sería el “opuesto” al divergente. Funciona a través de asociaciones y relaciones entre conceptos o elementos. No tiene la capacidad de imaginar como el anterior, o de indagar pensamientos alternativos. Suele conducir al establecimiento de una sola idea.

8. Pensamiento synvergente

Este tipo pensamiento ha sido recientemente acuñado por Michael J. Gelb, autor y orador público especializado en creatividad e innovación. Hace referencia a la combinación entre los dos tipos de pensamiento anteriores, es decir, entre el pensamiento divergente y el pensamiento convergente.

Se trata de una forma de pensar que incluye los componentes detallistas y evaluadores del pensamiento convergente, que relaciona con los procesos alternativos y novedosos propios del pensamiento divergente.

9. Pensamiento metafórico

Se trata de un razonamiento muy creativo, aunque no se centra tanto en crear u obtener nuevos elementos, sino en establecer relaciones nuevas entre elementos existentes.

Así, se basa en el establecimiento de nuevas conexiones. A través del pensamiento metafórico se puede crear historias, desarrollar la imaginación y generar nuevas conexiones entre aspectos bien diferenciados (pero que comparten algunos aspectos).

10. Pensamiento conceptual

El pensamiento conceptual es otro de los tipos de pensamiento más utilizados, e implica el desarrollo de la reflexión y la autoevaluación de los problemas. Se relaciona mucho con el pensamiento creativo, y su objetivo principal consiste en encontrar soluciones concretas.

Se centra en revisar las asociaciones previamente existentes entre los conceptos o ideas que estamos tratando. Implica la abstracción y la reflexión, y es especialmente útil en ámbitos científicos, académicos, profesionales e incluso cotidianos.

11. Pensamiento tradicional

El pensamiento tradicional utiliza sobre todo la lógica; se centra en encontrar la solución al problema y en buscar situaciones reales similares, para encontrar elementos que puedan resultar útiles para la resolución del problema actual.

Para ello utiliza esquemas más bien rígidos y pre-elaborados. Forma una de las bases del pensamiento vertical, en el que la lógica adquiere un rol unidireccional y desarrolla un camino lineal y consistente.

12. Pensamiento interrogativo

Este último de los doce tipos de pensamientos está basado en las preguntas, y en el cuestionamiento de aspectos importantes de la realidad. Para desarrollarse utiliza la interrogación, y va desglosando poco a poco las características específicas del tema a tratar.

Así, el pensamiento interrogativo consiste en una forma de pensar que surge a partir del uso de preguntas. El hecho de preguntarse el “por qué” de las cosas constantemente, permite el desarrollo del propio pensamiento y la adquisición de la información.

Referencias bibliográficas

  • Carretero, M. y Asensio, M. (coords.) (2004). Psicología del pensamiento. Madrid: Alianza Editorial.

  • DeBono, E. (1997). Aprende a pensar por ti mismo. Barcelona: Paidós.

  • De vega, M. (1990). Introducción a la Psicología Cognitiva. Alianza Psicología. Madrid.

  • García Vega, L. (2007). Breve historia de la psicología. 2ª edición. Siglo XXI. Madrid.

  • Triglia, Adrián; Regader, Bertrand; García-Allen, Jonathan (2016). Psicológicamente hablando. Paidós.

Laura nació en Barcelona en el año 1994. Es Graduada en Psicología por la Universitat de Barcelona, con Máster en Psicopatología Clínica Infantojuvenil por la Universitat Autònoma de Barcelona. Especializada en Trastornos del Neurodesarrollo. Actualmente trabaja como Psicóloga infantil en la Associació Catalana del Síndrome X Frágil. Redactora y divulgadora científica en Psicología y Mente y en MedSalud.