Los 19 tipos de necesidades humanas (y en qué consisten)

Un concepto muy estudiado por la Psicología e íntimamente vinculado a la motivación.
TIpos de necesidades humanas

La Psicología estudia en última instancia el comportamiento humano, que engloba tanto sus movimientos como sus procesos mentales. Pero… ¿qué es lo que genera estos fenómenos? ¿Qué nos mantiene en marcha?

Un concepto fundamental para responder a estas preguntas es el constructo psicológico llamado ‘necesidad’, que está muy relacionado con la motivación.

En este artículo veremos cuáles son los principales tipos de necesidades humanas según los sistemas de clasificación más influyentes en el mundo de la Psicología, entre los que destaca la Jerarquía de Necesidades de Abraham Maslow.

¿Qué es una necesidad?

Abraham Maslow
Abraham Maslow, uno de los más importantes investigadores en el campo de la motivación y las necesidades humanas. Fuente: Herbert R. Sim

De manera resumida, una necesidad es una disposición biopsicológica por la cual un organismo orienta parte de sus acciones a lograr un objetivo. El hecho de que esta definición sea tan escueta no es casual, dado que esas metas a lograr ni siquiera tienen por qué ser objetivamente buenas ni saludables; en ocasiones, de hecho perjudican claramente la calidad de vida, tal y como se ve claramente en el caso de la adicción a las drogas.

Por otro lado… ¿qué significa que una necesidad sea una disposición? Eso implica que no son algo físico, una energía emitida desde un órgano concreto o un fluido que propicia el movimiento o puesta en marcha de partes del cuerpo. Es algo más abstracto que esto: un conjunto de estados medio biológicos (existentes en el organismo) y medio psicológicos (distribuidos entre el organismo y su entorno) que favorecen la selección de determinadas acciones y tareas por encima de otras menos prioritarias.

Por ejemplo, si una persona ve el anuncio de un helado, puede que surja un tipo de necesidad muy concreto que existe porque se dan condiciones biológicas (hace mucho que no se ha comido y el estómago está vacío) y condiciones contextuales (el anuncio muestra un primer plano de un helado con muy buena pinta, y en esa habitación no hay otras actividades disponibles que nos puedan distraer).

Habiendo visto todo esto, demos un repaso a los tipos de necesidades más importantes.

Los principales tipos de necesidades humanas

Por lo que hemos visto, se deduce que puede que existan una cantidad ilimitada de tipos de necesidades. A fin de cuentas, hay una infinidad de situaciones biológicas y psicológicas que pueden combinarse de formas distintas, dando pie a experiencias únicas. Sin embargo, es posible crear sistemas de clasificaciones.

A continuación veremos varias de las más importantes, con sus diferentes tipos de necesidades propuestas.

Según sus efectos en el organismo

Si distinguimos entre clases de necesidades a partir de sus implicaciones para la integridad de la persona, podemos encontrar dos tipos: primarias y secundarias.

Necesidades primarias

Son aquellas sin las que el organismo no puede existir, es decir, que son necesidades de obligada satisfacción para que el cuerpo sea biológicamente viable a corto plazo. Entre ellas, centrándonos en el caso del ser humano, podemos encontrar el acceso al agua potable, la existencia de la atmósfera terrestre a su alrededor, el acceso a comida para alimentarse, etc.

Necesidades secundarias

Este tipo de necesidades se caracteriza porque incluso si no llegan a ser satisfechas nunca, no suponen la muerte del organismo a corto plazo (aunque probablemente esta clase de situaciones acortarán su esperanza de vida). Por ejemplo, el establecimiento de vínculos de amistad, la validación de los demás, la seguridad financiera, etc.

La jerarquía de necesidades de Abraham Maslow

Este es posiblemente uno de los modelos psicológicos a la hora de clasificar los diferentes tipos de necesidades humanas.

Se trata de una jerarquía en la que se puede apreciar un orden claro en cuanto a las necesidades que deben estar cubiertas la mayor parte del tiempo y aquellas que solo son satisfechas ocasionalmente, para llegar a cotas mayores de bienestar y de satisfacción vital.

En esta clasificación, que también es conocida como la Pirámide de Maslow, Abraham Maslow, representante de la Psicología Humanista, le da mucha importancia a los procesos por los que las personas otorgan un significado relevante a las metas que alcanzan, e identifica las necesidades más abstractas con aquellas que proporcionan un bienestar más sutil, más cercano a la necesidad que al cumplimiento de condiciones para no sentir malestar.

Así, si empezamos la jerarquía de necesidades de Maslow yendo de los niveles más bajos (menos abstractos) hacia los más altos, el orden es el siguiente.

1. Necesidades fisiológicas

Son las que son necesarias para que el cuerpo funcione bien, como un nivel de temperatura adecuado, acceso a medicinas, alimentación adecuada y nutritiva, etc.

2. Necesidades de seguridad

En este segundo nivel de la jerarquía de necesidades de Maslow aparecen las condiciones que deben cumplirse para que la persona sienta estabilidad y protección ante los posibles peligros. Por ejemplo, el hecho de tener una casa bien protegida en la que resguardarse de la criminalidad es una meta a la que se aspira mediante la búsqueda de satisfacciones de seguridad.

3. Necesidades de afiliación

Este tipo de necesidades humanas son aquellas que tienen que ver con estar insertados en un tejido social, a sea grupos de amigos, una familia relativamente extensa, etc. El simple factor humano de contar con aliados y con gente que reconozca nuestra existencia es algo que nos aporta bienestar y nos acerca a la felicidad.

4. Necesidades de estima

Este tipo de necesidades son de carácter más subjetivo que las anteriores, porque tiene que ver con sentirse querido, formar parte de vínculos de amor o de afecto.

5. Necesidades de autorrealización

El punto más alto de la jerarquía de las necesidades de Maslow lo ocupa esta categoría, la cual describe situaciones en las que uno sabe que su propia existencia y lo que hace tiene un significado, es algo que va más allá de la mera existencia de uno mismo y de sus acciones.

Según Doyal y Gough

Ian Gough y Len Doyal han desarrollado otra clasificación de las necesidades básicas que no se centra tanto en el individuo como la de Maslow. En este caso, estas necesidades quedan definidas como aquello que una persona requiere para funcionar de manera correcta formando parte de la sociedad.

Es decir, que si no se cumplen, el individuo probablemente generará a su alrededor una serie de alteraciones en la dinámica social en su entorno cercano e incluso de cara a las instituciones colectivas y públicas, y no serán capaces de participar en los procesos democráticos o lo harán de manera deficiente.

Estos tipos de necesidades están descritos desde la perspectiva de la economía política, y son los siguientes:

  • Acceso a agua potable y a fuentes de alimento con nutrientes necesarios.
  • Acceso a la vivienda.
  • Ambiente de trabajo seguro y estable.
  • Acceso a ropa.
  • Entorno inmediato libre de peligros.
  • Garantía de atención médica mediante Seguridad Social.
  • Especial seguridad durante los años de la infancia.
  • Posibilidad de desarrollar relaciones sociales significativas.
  • Seguridad física para uno mismo, no solo en el entorno.
  • Seguridad económica.
  • Acceso a medidas de control reproductivo.
  • Acceso a educación transcultural.

Conclusión

Los tipos de necesidades humanas nos ayudan a dar cuenta de una realidad muy compleja y de una dimensión psicológica del ser humano que es en última instancia imprevisible, pero que podemos comprender parcialmente y de la que podemos anticipar algunas cosas en términos generales.

No podemos asegurar que a una persona en concreto le hará ilusión determinado regalo porque cubre una de sus necesidades, pero sí podemos reducir la incertidumbre si analizamos su comportamiento a la luz de modelos explicativos y teorías como las que hemos visto.

Referencias bibliográficas

  • Cacioppo, John; Freberg, Laura (2012). Discovering Psychology: The Science of Mind. Canadá: Cengage Learning.
  • Deckers, L. (2018). Motivation: Biological, Psychological, and Environmental. Routledge Press.
  • Goebel, B. L.; Brown, D. R. (1981). "Age differences in motivation related to Maslow's need hierarchy". Developmental Psychology. 17 (6): 809 - 815.
  • Rosal Cortés, R. (1986). «El crecimiento personal (o autorrealización): meta de las psicoterapias humanistas». Anuario de psicología / The UB Journal of psychology. Núm.: 34.
  • Triglia, Adrián; Regader, Bertrand; García-Allen, Jonathan (2016). Psicológicamente hablando. Paidós.

Bertrand nació en Barcelona en 1989. Es Graduado en Psicología por la Universitat de Barcelona, con especialización en Psicología Educativa. También terminó estudios de posgrado en Economía por la Facultad de Economía y Empresa de la Universitat de Barcelona. Fue Director Digital de las revistas Mente Sana y Tu Bebé y Saber Vivir en la editorial RBA. Actualmente es Director de Psicología y Mente, la mayor comunidad en el ámbito de la psicología con más de 20 millones de lectores mensuales.