Los 7 tipos de mobbing (acoso laboral) y sus causas

El mobbing es más prevalente de lo que imaginamos en primera instancia.
Los 7 tipos de mobbing (acoso laboral)

El acoso por parte de un grupo a un individuo es un fenómeno muy conocido por todos.

Es habitual que durante la etapa de escolarización algunos de los alumnos sufran de diferentes tipos de acoso, proceso que es habitualmente conocido hoy en día como “bullying”. Actualmente se reconoce que el “bullying” o acoso escolar es un grave problema que afecta a la salud mental, física y emocional de aquellos que lo reciben.

Aunque pensemos que al llegar a la edad adulta las personas, al haber madurado, deberían de dejar este tipo de comportamientos desagradables a un lado, la realidad es que el acoso en el ambiente de trabajo también existe. Es conocido como “mobbing” y se cree que afecta como mínimo a una de cada diez personas trabajadoras.

El mobbing tiene distintas formas y causas que revisaremos en este artículo para que tengamos claras cuáles son las situaciones de acoso laboral que pueden ocurrir durante nuestro día a día.

Definición de mobbing

El acoso laboral es una práctica que se lleva a cabo de una manera más sutil que el bullying escolar, cuyas dinámicas varían de caso a caso según una gran cantidad de factores que dificultan su estudio. Por suerte en la actualidad el mobbing es considerado por ley un problema de ámbito laboral, de forma que los jefes deben ofrecer soluciones a este problema de forma obligada.

En general, podemos definir los eventos de mobbing como actos de violencia emocional y/o psicológica dirigidos a una persona específica dentro del ambiente laboral, que acaban afectando a su salud física, mental y emocional así como a su rendimiento laboral. Estas prácticas toman muchas formas diferentes dependiendo del agresor, la víctima y la relación de trabajo que tengan entre ellos.

El resultado final de las prácticas del mobbing es un ambiente de trabajo muy hostil hacia un trabajador en concreto, en el que suelen participar de forma directa o indirecta varios miembros del equipo de trabajo, habitualmente dirigidos por un hostigador principal. Esto acaba provocando, en la mayoría de casos, que el acosado abandone su puesto de trabajo.

Señales de acoso laboral

Las prácticas llevadas a cabo para producir este ambiente incluyen, entre otras:

  • Provocaciones
  • Ofensas
  • Amenzas
  • Discriminación
  • Falsos rumores
  • Tareas imposibles
  • Falta de reconocimiento

El mobbing afecta principalmente a mujeres (aproximadamente el 70% de las víctimas), especialmente aquellas que se encuentran en lugares de trabajo con bajos niveles de organización y cuyo personal supervisor tiende a ser poco eficaz y poco atento.

Si el acoso se padece durante un periodo de tiempo largo (superior a 6 meses), de manera repetida y sistemática por parte de uno o varios individuos, causando el aislamiento y silencio de sus víctimas, nos encontraríamos ante un claro caso de mobbing.

Aunque no es habitual que el acoso laboral llegue a escalar hasta la violencia física, también se dan casos en los que esta ocurre.

Tipos de acoso laboral

Pese a que los métodos de acoso y sus dinámicas varían enormemente entre caso y caso, se pueden establecer ciertos parámetros que ayudan a distinguir diferentes tipos de mobbing que se dan habitualmente.

Si nos fijamos en la dinámica jerárquica que existe entre la víctima y su(s) agresor(es), podemos separar el mobbing en:

1. Mobbing vertical ascendente

Este tipo de hostigamientos vienen por parte de una persona o grupo de personas que se encuentra en una posición jerárquica inferior a la de la víctima, es decir, subordinados acosando a su superior.

2. Mobbing vertical descendente

Este tipo de mobbing es más frecuente, y ocurre cuando un superior inicia acciones de mobbing contra un subordinado. La relación asimétrica de poder entre víctima y agresor hace que sea difícil defenderse del acoso, ya sea mediante la comunicación con otros compañeros o superiores, o mediante la denuncia, ya que esta significará muy probablemente el despido del acosado.

3. Mobbing horizontal

Otro tipo de mobbing muy corriente es el que ocurre entre empleados del mismo nivel. Las razones pueden ser varias, pero suele darse cuando el agresor detecta una asimetría entre la posición jerárquica entre él/ella y su víctima, ya no por rango si no simplemente por otros factores como la personalidad, los estudios o el rendimiento laboral.

También podemos separar los diferentes tipos de mobbing según la motivación que haya detrás del hostigamiento de la víctima por parte del agresor. Observaríamos, por ejemplo:

4. Mobbing estratégico

El mobbing estratégico es aquel que ocurre para el beneficio del agresor. Ya sea para eliminar a un competidor para un ascenso o eliminar a un subalterno para que no ser sustituidos por este, este tipo de mobbing destaca por ser una calculada estrategia para eliminar a alguien del ambiente de trabajo o desgastarlo lo suficiente como para que deje de ser un inconveniente.

5. Mobbing perverso

El mobbing perverso ocurre cuando los instigadores no tienen ningún motivo especial para iniciar su acoso contra la víctima. Es característico de ciertas personalidades patológicas, que entran en este tipo de prácticas de abuso psicológico con el mero fin de sacar satisfacción de las torturas ejercidas y el efecto que provocan en sus víctimas.

6. Mobbing de dirección

Cuando los supervisores se ponen de acuerdo para acosar a un trabajador. Suele ser una experiencia extremadamente desagradable, debido a la fuerte asimetría entre poderes dentro del ambiente laboral que existe entre la víctima y sus agresores.

Se utilizarán prácticas vejatorias como la descalificación del trabajo de la víctima o la asignación de tareas que de primera mano se conoce que no pueden ser completadas. En algunos casos, se asigna a los empleados con tareas mundanas y tediosas para que sea éste quien decide irse de la empresa.

En general este tipo de mobbing ocurre para evitar que el subalterno reciba ningún tipo de compensación a la hora de su despido, ya que será la víctima quien decida renunciar a los beneficios del despido al dejar el trabajo por propio pie.

7. Mobbing disciplinario

El mobbing disciplinario ocurre cuando la personalidad o las acciones de la víctima no encajan con el ambiente de trabajo. Puede ser vertical u horizontal, pero ocurre a causa de una diferencia de opiniones y manera de hacer entre la víctima y sus agresores.

Ocurre por ejemplo en trabajos donde se realizan prácticas de legalidad dudosa, para que aquellas personas que tengan dudas acerca de la legitimidad de ciertos comportamientos tengan a una víctima de ejemplo sobre lo que puede llegar a ocurrir en caso de rebelarse.

Referencias bibliográficas

  • Acquadro Maran, D., Bernardelli, S., & Varetto, A. (2018). Mobbing (bullying at work) in Italy: characteristics of successful court cases. Journal of injury & violence research, 10(1), 17–24. doi:10.5249/jivr.v10i1.945.
  • Tatar, Z. B., & Yüksel, Ş. (2019). Mobbing at Workplace -Psychological Trauma and Documentation of Psychiatric Symptoms. Noro psikiyatri arsivi, 56(1), 57–62. doi:10.29399/npa.22924.

Elvira nació en Madrid en 1994. Es Graduada en Psicología por la Universidad Autónoma de Madrid y actualmente está estudiando el Máster en Psicología General Sanitaria en la Universidad de Barcelona. Compagina sus estudios con ser colaboradora de MedSalud.com.