Psicología
| por Stefany Olaya

Los 7 tipos de apego emocional (y sus consecuencias psicológicas)

El tipo de apego que tenemos en la edad adulta tiene su origen en la niñez.
Tipos de apego

Existen variables que intervienen en la formación de la personalidad de un individuo. Por ejemplo, la predisposición genética que se cree es la más destacada junto a la relación afectiva desarrollada con el primer cuidador de un niño.

Los estudios demuestran que ningún ser humano al nacer puede tener control sobre sus emociones. Más bien se aprende con la primera relación emocional que tenga con el cuidador, el cual puede dar respuesta a nuestras reacciones emotivas o señales. Es así como nacen los diferentes tipos de apego emocional y sus consecuencias psicológicas.

¿Qué es el apego emocional?

Los primeros días y meses de vida son de una vital importancia para el bebé. Los primeras emociones desarrolladas mediante esta etapa respecto a los cuidadores pueden ser seguridad, afecto y confianza (positivas), así como inseguridad, abandono y miedo (negativas).

Según Bowbly (1986), los diferentes tipos de apego emocional y sus consecuencias psicológicas se explican de la siguiente manera: “El comportamiento de apego es todo aquel que permite al sujeto conseguir o mantener proximidad con otra persona diferenciada y generalmente considerada más fuerte y/o sabía”

Según el autor, las emociones intensas y significativas tienen sus raíces en el fenómeno del apego. Se explicaría así que la mayoría de las emociones en el ser humano son activadas por experiencias interpersonales con personas afectivamente importantes.

En la teoría del apego, un buen desarrollo emocional del niño se basa en el ambiente creado por el cuidador. Este debe garantizar su bienestar y seguridad, y básicamente aplican dos tipos de estrategias: las primarias y las secundarias.

  • Estrategias primaria: son respuestas incondicionales que producen tranquilidad.

  • Estrategias secundarias: se desarrollan cuando el cuidador es negligente en su forma de cuidar al niño. En la adultez es la búsqueda de planes que cada ser humano realiza para mantener su seguridad.

  • Tal vez quieras leer: "Fortaleza mental: 8 claves para ser fuerte psicológicamente"

Tipos de apego en la edad temprana y consecuencias

Todo el mundo expresa una forma de apego que está mediada por su experiencia personal. Por lo tanto, la historia de cada uno tiene un fuerte impacto en la manera de relacionarse en la vida adulta, y la manera en la que se establecen relaciones de pareja tiene mucho que ver con ello.

En la actualidad se considera que la principal función de las emociones es la capacidad de adaptación que promueve al ser humano a tener frente a las circunstancias del ambiente. A continuación se muestran los diferentes tipos de apego emocional y sus consecuencias psicológicas.

1. Apego seguro

El apego seguro es un tipo de apego donde la persona se siente protegida. El bebé es capaz de sentir que su cuidador le ofrece seguridad cuando se encuentra angustiado, y se puede disfrutar de la calidez, confianza y seguridad que esta figura le aporta.

Los estudios exponen que los niños que han desarrollado este tipo de apego presentan índices bajos de ansiedad y depresión. Además, cuando una persona se encuentra enfadada sus cuidadores suelen controlarlo y busca soluciones.

2. Apego inseguro evitativo

En el apego inseguro evitativo el niño no siente protección por parte de su cuidador. De este modo, muestra desinterés cuando este se aleja o se acerca. Se puede observar cuando el cuidador busca contacto y el niño lo rechaza.

Los niños que expresan este tipo de apego expresan altos niveles de negatividad y hostilidad. Estas personas tienen dificultades para mostrar sus emociones de forma positiva y pueden expresar mucha ira.

3. Apego ansioso ambivalente

Este tipo de apego lo muestra el niño que sufre ansiedad. Esta se produce por la idea de que puede separarse de sus cuidadores. Se piensa que el niño realiza una exageración del afecto para asegurar la atención del cuidador.

Los niños pueden muestran enfado y preocupación. Los estudios realizados demuestran que las personas con este tipo de apego presentan baja tolerancia al dolor y predomina el miedo y ansiedad.

4. Apego desorganizado desorientado

En el apego desorganizado desorientado los niños muestran mayor inseguridad. Cuando se encuentran con el cuidado desorganizado muestran conductas confusas, y por lo general son niños con un ambiente familiar muy perjudicial.

La poca predictibilidad de la conducta de los padres tiene mucho que ver con diferentes tipos de trastornos. Por ejemplo, existen casos de drogadicción, lo que explica que estos adultos a veces sean buenos cuidadores y a veces no. Esto genera mucha confusión a los niños. Sin embargo en ocasiones estos niños incluso han sufrido maltrato o abuso.

Tipos de apego en la etapa adulta y relación de pareja

Los tipos de apego también se manifiestan en la edad adulta. En gran medida son consecuencia de las experiencias pasadas en el sistema familiar durante la niñez, y pueden manifestarse en la relación de pareja.

A continuación se muestran los diferentes tipos de apego que se pueden dar el la edad adulta. Hay que tener en cuenta que somos seres que tenemos tendencia a reproducir los modelos con los que hemos convivido. Esto significa que hay ciertas situaciones que pueden replicarse en una nueva relación interpersonal, a pesar de que estas no sean las ideales.

5. Apego seguro

El apego seguro se caracteriza por mostrar relaciones confiables y positivas. La persona se siente cómoda y confiada en la intimidad, por lo que no necesita tener una actitud vigilante o preocuparse.

6. Apego ansioso

En apego ansioso se expresa un tipo de relación poco saludable. La persona solicita una continua confirmación de afecto, por lo que hay un constante temor al abandono. Esta es la razón por la cual se muestran vigilantes a posibles amenazas constantemente.

7. Apego evitativo

El apego evitativo demuestra desconfianza y expresa una relación distante. El adulto que tiene este tipo de apego busca evitar la intimidad a través de diferentes estrategias, y siempre encuentra la manera de no vincularse emocionalmente.

Conclusión

El sistema de apego presenta un papel fundamental en el equilibrio o regulación emocional. Sroufe (1996, 2000) señala que el apego es "una regulación diádica de estados emocionales" y afirma que "el apego es una culminación de todo el desarrollo en el primer año y el precursor de la autorregulación que vendrá a lo largo de la vida”.

La teoría sobre el apego ha presentado muchos avances, lo cual han dado visibilidad a este tema. La formación de la personalidad está condicionada al tipo de apego afectivo recibido en la etapa infantil, y su expresión a la etapa adulta está mediada por toda esta experiencia vital.

Referencias bibliográficas

Stefany Olaya

Psicóloga

Stefany nació en Guayaquil en 1993. Es Graduada en Psicología por la Universidad Estatal de Milagro (Ecuador) y especializada en trastornos de la infancia y de la adolescencia. En la actualidad dirige su propio consultorio psicológico trabajando con niños, adolescentes y adultos. Además es coordinadora académica del programa Aloha Mental Arithmetic y redactora de MedSalud.com