Psicología
| por Elvira Cuesta

Los 20 peores defectos de una persona

Saber identificar los defectos propios y ajenos permite plantearse un cambio a veces necesario.
Defectos de una persona

Es bien sabido que todo el mundo tiene virtudes y defectos. Sin embargo, a veces los peores defectos de una persona sobresalen más de la cuenta, y puede llegar a condicionar a las personas que están a su lado.

Hay que entender que convivir con alguien que responde a este perfil acostumbra a ser difícil, y el primer paso para que cambie es que lo acepte. Identificar los puntos negativos de uno mismo permite tomar conciencia y trabajar para ser mejores.

Los 20 peores defectos de una persona

Convivir con una persona con múltiples defectos puede convertirse en un martirio. Por esta razón es especialmente pertinente conocer cuáles son los peores defectos de una persona, no sea que uno mismo los tenga.

A continuación se muestran aquellos defectos susceptibles de molestar y que sería bueno poder cambiar. La clave es siempre intentar mejorar para nosotros mismos y para todas las personas que nos rodean, y es que al final todos en el fondo queremos hacer las cosas lo mejor posible.

1. Envidia

La envidia es uno de los peores defectos que se puede tener. Hay que contentarse con lo que se tiene, y es que los pensamientos de querer lo que tienen otras personas impiden el disfrute propio.

2. Irritabilidad

Relacionarse con una persona que siempre está irritada no es nada fácil. Tienen tendencia a enfadarse por todo, tomándose mal cualquier comentario que no cumple con sus expectativas.

3. Tacañería

La tacañería es la tendencia a gastar siempre lo menos posible. Resulta difícil convivir o pasar el tiempo con una persona tacaña, pues siempre quiere buscar la forma de no acabar pagando dinero y tarde o temprano se genera algún conflicto.

4. Egocentrismo

La persona egocéntrica tiene la inclinación a pensar siempre en su propio beneficio. Siempre acaba resultando obvio que quiere ser el centro de todo, y a nadie le gusta que no le tengan en consideración.

5. Chismorreo

Quien es chismoso no puede evitar el cotilleo. Estar con alguien así puede resultar de lo más entretenido al hablar de asuntos ajenos, pero lo peor es que hable de tus cosas a tus espaldas.

6. Orgullo

El orgulloso puede tener demasiada estimación hacia su persona. A veces a esto representa un problema para reconocer errores o pedir perdón, lo cual puede herir a otras personas.

7. Perfeccionismo

Quien es perfeccionista tiene tendencia a pasar horas haciendo las cosas. A este tipo de personas les resulta muy difícil acabar las cosas, pues siempre las ven imperfectas.

8. Dependencia

Estar al lado de una persona dependiente puede acabar siendo una dura carga. Quien es dependiente no es capaz de hacer las cosas por su cuenta, y siempre está pendiente de ayuda externa.

9. Suspicacia

La suspicacia puede llegar a límites paranoicos. Ser un poco suspicaz a veces es útil, pero la suspicacia extrema lleva a el delirio, siendo habitual el pensamiento de perjuicio.

10. Neuroticismo

Las personas que sufren neuroticismo tienen problemas de estabilidad emocional. Las alteraciones sufren sus emociones en muchas ocasiones les dificulta poder razonar con la cabeza fría.

11. Crueldad

La crueldad es uno de los peores defectos de una persona por lo que representa. Se trata de una falta total de compasión hacia quienes sufren, por lo que es sin duda una manera de ser muy inhumana.

12. Arrogancia

No hay nada más grosero que actuar con soberbia hacia los demás. La soberbia es siempre una falta de respeto y se vincula al hecho de pensar que se es mejor que los demás.

13. Superficialidad

La superficialidad se percibe comúnmente como un defecto. Las personas que no profundizan y reflexionan sobre las causas y las consecuencias de las cosas acostumbran a tener poca actitud crítica.

14. Pesimismo

El pesimismo es capaz de acabar con la ilusión propia y ajena de vivir. Se caracteriza por ver las cosas siempre desde el punto de vista más negativo y desfavorable de entre todas las opciones posibles.

15. Deslealtad

La deslealtad es uno de los peores defectos para la amistad o el amor. Cuando alguien no es leal hacia otra persona acaba dañando los cimientos de la relación, pues la otra persona se siente traicionada.

16. Apatía

Estar con alguien apático acaba siendo bastante difícil. A diferencia de quien vive con vitalidad y motivación, quien expresa apatía transmite falta de interés y vigor para hacer las cosas.

17. Rencor

Quien se acuerda de las cosas con rencor tiene uno de los peores defectos. Cuando algo se siente tan profundamente ofendido es propenso a comportarse hostilmente o incluso a vengarse.

18. Frialdad

La frialdad es a veces una virtud, pero a menudo es vista también como un defecto. Como virtud se entiende como el dominio de los nervios, pero como defecto representa la indiferencia y la distancia hacia algo o alguien.

19. Intolerancia

Muchas personas no aceptan las opiniones o comportamientos de los demás. Es sin duda una marcada falta de habilidad o voluntad a la hora de respetar la diversidad.

20. Agresividad

La persona agresiva recurre a la violencia, ya sea implícita o explícita. No importa que sea expresada a nivel conductual o verbal, pues a nadie le gusta sentirse atacado o provocado.

Referencias bibliográficas

  • Gavilán, F. (2013). Nadie es perfecto: Conócete a ti mismo y sácale partido a tus defectos. Barcelona: Zenith (Grupo Planeta).

  • Harris, M.A., Brett, C.E., Johnson, W. y Deary, I.J. (2016). Personality Stability From Age 14 to Age 77 Years. Psychol Aging., 31 (8), 862–874.

  • Kiefer, C. (1988). The mantle of maturity. Albany (EUA): State University of New Press.

Elvira Cuesta

Psicóloga

Elvira nació en Madrid en 1994. Es Graduada en Psicología por la Universidad Autónoma de Madrid y actualmente está estudiando el Máster en Psicología General Sanitaria en la Universidad de Barcelona. Compagina sus estudios con ser colaboradora de MedSalud.com.