Psicología
| por Jonathan García-Allen

Las 5 diferencias entre emociones y sentimientos

Dos conceptos muy usados en psicología, pero... ¿sabemos realmente qué significan?
Emociones y sentimientos

El campo de estudio de la psique humana es una área de la ciencia relativamente reciente. Esto tiene como consecuencia que algunos de los conceptos de estudio no están bien diferenciados.

Este es el caso de los conceptos de emoción y sentimiento, fenómenos que son confundidos a menudo y su diferenciación puede resultar difícil de establecer.

En general se suelen usar como sinónimos y mezclarlos o confundirlos en el habla coloquial. En este artículo detallaremos las principales diferencias entre emociones y sentimientos.

¿Qué son las emociones?

Las emociones son respuestas psicológicas y fisiológicas de la persona que el cerebro ejecuta como respuesta ante los estímulos del medio externo. Los estímulos pueden ser un objeto, una situación, una persona o una amenaza. Este tipo de respuestas son espontáneas y pueden ser tanto neuronales como hormonales y también físicas. Las emociones son el resultado de un agente, normalmente externo, y han existido desde los inicios de la especie humana como mecanismo de supervivencia.

Algunos de los aspectos para los que han servido las emociones a lo largo de la evolución pueden ser: facilitar la comunicación de los individuos, facilitar el posicionamiento de las personas frente a un problema o dilema cotidiano y servir como registro de información almacenada en la mente de las personas frente a amenazas externas, entre otras utilidades.

A partir de un estudio psicológico relativamente reciente sobre las emociones, se llegó a considerar que existen 6 grandes emociones principales. Las principales y más características emociones de la especie humana son la alegría, la tristeza, la sorpresa, el miedo, el asco y la ira.

¿Qué son los sentimientos?

Los sentimientos han sido objetivo de un análisis sobre cómo funciona la psique humana desde hace décadas, al existir distintas definiciones sobre el concepto de los sentimientos se puede orientar el estudio de los mismos desde distintas ópticas.

No obstante, en este artículo tomaremos la categorización que define los sentimientos de dos formas, tanto como el estado de ánimo espontáneo producido por una situación o estímulo determinado, como una evaluación o conocimiento del estado de ánimo de la persona en una situación determinada.

Es decir, que además de la respuesta inconsciente, en los sentimientos también existe una evaluación de esa situación. Los sentimientos también tienen su orígen en la actividad neurosensorial del sistema límbico

¿Cuáles son las diferencias entre emoción y sentimiento?

Una vez vistas las principales características de las emociones y los sentimientos podemos establecer una serie de diferencias principales entre uno y otro fenómeno psicológico. A continuación las detallamos.

1. Consciencia

Una de las diferencias elementales entre las emociones y los sentimientos radica en el hecho de que los sentimientos sí pueden evaluarse y ser objeto de análisis mientras se experimentan.

Por el contrario, las emociones son irracionales, espontáneas e inconscientes y no pueden estar sujetas a un análisis intelectual ni tampoco a una autoevaluación de la persona que las siente.

2. Bidireccionalidad

Una de las diferencias sobre emociones y sentimientos que se desprenden de la primera, es el hecho de que las emociones tienen carácter unidireccional y los sentimientos son bidireccionales. Eso significa que las emociones se desarrollan de manera espontánea sin posibilidad de interpretación, evaluación o reflexión posterior.

Por el otro lado, los sentimientos se conciben como procesos bidireccionales, es decir, la persona los experimenta como una reacción primitiva, básica e inconsciente, pero una vez los tiene puede llegar a concebirlos desde un punto de vista consciente, de lo primitivo a la razón.

3. Subordinación

Otra diferencia fundamental entre sentimientos y emociones es que los sentimientos siempre son resultados de las primeras. Las emociones son los catalizadores y una emoción puede despertar distintos sentimientos, pero nunca al revés.

4. Duración e intensidad

Otra diferencia es que las emociones se caracterizan por ser estados temporales o transicionales en el humor o experiencia subjetiva de las personas. Por el contrario, los sentimientos, al requerir un período de reflexión o evaluación son más persistentes en el estado de la persona.

De igual manera, otra diferencia esencial entre las emociones y los sentimientos radica en que la intensidad de las primeras siempre es mayor que la de los segundos, ya que en los sentimientos intervienen procesos cognitivos más elaborados y no tanto la espontaneidad emocional.

5. Capacidad de gestión

Los sentimientos son fácilmente gestionables o controlables, debido al hecho de que en ellos interviene la razón, la consciencia y la lógica. Por el contrario, las emociones son difícilmente controlables o regulables, por el hecho de tratarse de fenómenos que están por encima de la razón y la consciencia.

Referencias bibliográficas

  • Schacter, D. L.; Gilbert, D. T.; Wegner, D. M.; & Hood, B. M. (2011). Psychology (European ed.). Basingstoke: Palgrave Macmillan.

  • Ekman, P; Richard J. (1994). The Nature of emotion: fundamental questions. New York: Oxford University Press. pp. 291–93