Los 12 sorprendentes beneficios de ser bilingüe

Cada vez es más evidente que hablar dos o más lenguas representa una ventaja a muchos niveles.
Los 12 sorprendentes beneficios de ser bilingüe

Durante siglos se pensó que hablar dos idiomas era un problema. Había muchas teorías que consideraban que hablar un idioma regional era un pérdida de recursos cognitivos. Se creía que hablarlas ocuparía un lugar en el cerebro que podría ser destinado a la lengua preferente.

Hoy se sabe que no solamente esto no es cierto, sino que hablar más de una lengua tiene muchos sorprendentes beneficios. Ser bilingüe tiene ventajas a nivel cognitivo, social y profesional, y cada vez son más los monolingües que se deciden dejar de serlo.

Los 12 beneficios de ser bilingüe que no te habías planteado

Las personas bilingües son las que hablan con fluidez dos lenguas. Esto puede deberse a diferentes razones. Lo más habitual es que hayan crecido en un territorio en el que existen dos lenguas oficiales, pero también existen otras causas. Por ejemplo, que uno de sus progenitores les haya enseñado desde pequeños una lengua que no es la local.

Lo bueno es que existen personas bilingües que han aprendido otra lengua de mayores. Por muy ambiciosos que parezca, todos tenemos la capacidad de aprender una nueva lengua. Esto representa un reto personal con multitud de beneficios, y es que ser bilingüe tiene beneficios a nivel cognitivo, social, personal y profesional.

1. Mejor memoria de trabajo

Se ha demostrado científicamente que el impacto del bilingüismo en las capacidades cognitivas es generalmente positiva. Al contrario de lo que se pensaba antaño, el bilingüismo es capaz no solamente de dar a la persona la oportunidad de expresarse en dos lenguajes diferentes, sino que mantiene el cerebro más activo y alerta. Los bilingües son capaces de usar una memoria de trabajo más rápida y efectiva.

2. Mayor capacidad de concentración

Generalmente las personas bilingües muestran una mayor capacidad de concentración que quienes son monolingües. Básicamente se trata de una mayor habilidad a la hora de focalizarse en los estímulos relevantes de una tarea, siendo capaces de centrarse en la información importante. Esto significa que discriminan mejor y eliminan los estímulos relevantes, lo que a su vez repercute en menos distracciones.

3. Más habilidad multitarea

Los bilingües por lo general tienen una mayor capacidad a lo hora de cambiar de tareas. Son personas expertas en cambiar entre dos sistemas, tanto en lo que refiere en el lenguaje escrito como oral. Esto representa un ejercicio muy trascendente en lo que se refiere a tener que cambiar y trabajar con dos estructuras diferentes, lo que los hace muy buenos a la hora de tener que desempeñarse en situaciones de multitarea.

4. Mayor concentración de materia gris

Los estudios revelan que los bilingües disponen de más materia gris. Por materia gris se compone principalmente por los cuerpos de las neuronas, es decir, los centros de producción cerebral. Es responsable de procesar el lenguaje, almacenar la memoria y dictar la capacidad de atención. Los individuos bilingües tienen materia gris más densa en comparación con los monolingües a juzgar por los estudios en macroanatomía cerebral.

5. Mejora la memoria

Aprender un nuevo idioma sin duda resulta ser un excelente ejercicio de memoria. Entender un nuevo código como una lengua extranjera implica memorizar reglas y vocabulario, lo que fortalece el “músculo mental”. Estos ejercicios mentales mejoran la memoria general, haciendo que los bilingües sean generalmente mejores para recordar listas y secuencias.

6. Mejor toma de decisiones

Los estudios científicos demuestran que los bilingües tienden a tomar mejores decisiones. Los bilingües tienen más certeza sobre sus elecciones, y de hecho se ha visto que son más racionales cuando usan su segunda lengua, y es que la primera está más ligada a las emociones. En cualquier caso los hablantes bilingües tienden a tomar decisiones más razonables.

7. Más conciencia del lenguaje.

Otra de las ventajas cognitivas de hablar más de un idioma es que se tiene más conciencia del propio lenguaje. Se debe a que entienden mejor la forma en la que funciona la lengua de forma objetiva tanto en gramático como en estructura general. Cuando se aprende una lengua extranjera muchas veces el estudio se centra en la gramática, pero también se debe a su capacidad para disociar el significado del significante.

8. Mejor capacidad comunicativa

Los hablantes bilingües son más efectivos comunicadores, editores y escritores. Se ha demostrado que, además, los hablantes bilingües son mucho más conscientes de cuando es necesario dar feedback a su interlocutor. Su capacidad a la hora de entender las funciones fáticas del lenguaje parece ser que son mayores.

9. Más reserva cognitiva

Este es uno de los más sorprendentes beneficios de ser bilingüe. Se ha demostrado que las personas que hablan más de una lengua con fluidez tienen más reserva cognitiva. Cuando se produce la neurodegeneración por envejecimiento normativo o por demencia se observa que, a pesar de que anatómicamente las estructuras cerebrales hayan sufrido regresión, a la práctica las personas bilingües expresan menos problemas funcionales.

10. Puedes comunicarte con más gente

Cuando viajas o si hay un extranjero en tu país puedes sacar provecho a tu segunda lengua. ¿No es maravilloso? Sobre todo si aprendes una lengua internacional vas a poder sacar provecho a tu segunda lengua en diferentes países del mundo. Como sabemos, el inglés es el idioma universal, y es por eso que todo el mundo está muy interesado en aprenderlo, pero también podemos aprender francés, ruso, portugués, árabe, etc.

11. Puedes abrir tu mente

Tener la capacidad de comunicarte con gente que ha crecido en otros países en una experiencia increíble. Estar en otros países y hablar con estas personas te permite comparar sus puntos de vista con los tuyos. Cada persona, por el hecho de haber vivido en un país, tiende a entender que ciertas cosas son “normales”. Cuando hablas y estás en otros lugares te das cuenta de que no siempre tiene porqué ser así.

12. Te da oportunidades laborales

No hay ninguna duda de que hablar idiomas abre puertas a nivel profesional. Hoy en día son muchos los sectores en los que se valora muchísimo hablar dos o más lenguas, sobre todo si se trata del inglés. Pero incluso si hablamos lenguas como el polaco o el rumano, con menos presencia internacional, habrá ciertos sectores en los que necesitarán personas que hablen estos idiomas ya que hoy en día hay interacciones con todos los países.

Referencias bibliográficas

Bernat nació en Barcelona en 1987. Graduado en Psicología por la Universitat de Barcelona y máster Erasmus Mundus "Work, Organizational and Personnel Psychology (WOP-P)" por la Universitat de Barcelona y la Universidade de Coimbra en Portugal. Políglota y con formación adicional en nutrición, coaching y psicología evolucionista, tiene experiencia en psicología clínica y en recursos humanos. Actualmente es director de contenidos de MedSalud.com.