7 jugos verdes que te ayudarán a perder peso fácilmente

¿Quieres saber por qué son tan sanos los jugos verdes? Te damos siete recetas fantásticas para que lo compruebes.
Jugos verdes

Llevar una dieta equilibrada en la que obtenemos todos los tipos de vitaminas y nutrientes necesarios para conseguir una salud óptima es un trabajo muy duro. ¿Por qué no hacerte las cosas más fáciles probando los jugos verdes?

Los jugos verdes están muy a la moda hoy en día, pero no siempre los tenemos a mano, ya sea por sus precios o simplemente porque no existen cerca de nosotros locales que tengan estos zumos tan sanos. En este artículo te presentamos siete recetas de jugos verdes, para que puedas prepararlos en el confort de tu casa.

¿Qué son los jugos verdes?

Los jugos verdes son parte de la moda “detox” que últimamente está marcando tendencia. Los productos detox, normalmente zumos, aseguran tener propiedades depurativas para el cuerpo, a la vez que son ricos en vitaminas y nutrientes que nos hacen la vida más llevadera.

Aunque las misteriosas “toxinas” que proponen los propulsores de los productos “detox” no estén definidas y su peligrosidad es dudosa, la verdad es que a estos jugos verdes no les faltan propiedades beneficiosas para que sea muy interesante incluirlos en nuestra dieta. Por ejemplo, su alto contenido en fibra y bajo aporte calórico nos ayuda a bajar de peso fácilmente.

Lo particular de los jugos verdes es su color verde. Parece una tontería, pero el hecho de que estos zumos sean de color verde se debe a las verduras verdes con las que se preparan, que tienen un alto contenido en clorofila. La clorofila es un pigmento natural de las plantas, que les da el color verde y les permite captar la luz solar para hacer su alimento, mediante la fotosíntesis.

Cuando los humanos consumimos clorofila, no ganamos la capacidad de nutrirnos con el sol, pero consumir este componente vegetal a través de los jugos verdes, por ejemplo, tiene varias ventajas:

  • Mejora la producción de glóbulos rojos
  • Disminuye el mal olor corporal
  • Acelera la sanación de heridas
  • Reduce el riesgo de padecer ciertos cánceres.
  • Ayuda al hígado a eliminar toxinas hepáticas

Además de tener una gran capacidad antioxidante, lo que puede ayudar con el envejecimiento, la diabetes o la arteriosclerosis. ¡No nos faltan motivos para meterla en la dieta! Si lo hacemos, además, en forma de jugos verdes, nos estaremos hidratando y consiguiendo vitaminas y fibra para mejorar nuestra salud a varios niveles, con un aporte calórico bajo que además nos ayudará a perder peso.

7 recetas de jugos verdes

Los zumos verdes se hacen juntando verduras con alto contenido en fibra y clorofila, con fruta fresca y hasta especias para mejorar su sabor y aportar beneficios extra, como más vitaminas o fibra. A continuación te presentamos unas cuantas recetas de jugos verdes, pero siéntete libre de crear alguna receta propia por tu cuenta.

jugo verde

1. Jugo verde de menta

  • 2 tallos de apio
  • Medio pepino
  • Tres tazas (0.7 L) de hojas de menta
  • 2 tazas (0.5L) de espinacas
  • 1 taza (0.25L) de piña
  • El zumo de medio limón

Esta receta de zumo verde tiene un sabor muy refrescante gracias a la menta y la piña, que también añaden sus propiedades beneficiosas: La piña ayuda a controlar los niveles de azúcar y a que pierdas peso, al igual que la menta. Las espinacas son ricas en hierro, así que es el jugo verde perfecto si tienes los niveles de hierro bajos.

Como con el resto de jugos verdes, sólo tienes que poner todos los ingredientes en una licuadora, añadir agua hasta que llegue a una consistencia agradable, y disfrutar. Así de fácil.

2. Jugo verde con jengibre

  • 2 tallos de apio
  • Medio pepino
  • 2 cm de jengibre
  • Media taza de perejil
  • El zumo de medio limón
  • 2 tazas de espinacas
  • 2 tazas de berza ( en inglés kale)

Esta receta es también muy refrescante y contiene la ya archiconocida “kale”, una de las plantas más llenas de nutrientes del planeta. Hay que ir con cuidado con la cantidad de jengibre, pero con entre 1-2 cm de esta raíz, conseguiremos sus beneficios antiinflamatorios y antioxidantes sin que el sabor cubra el de todo el jugo.

3. Jugo verde ligero con pera

  • 1 taza de espinacas
  • 1 pera grande
  • El zumo de una lima
  • 3 tallos de apio
  • Medio pepino

Esta receta está menos cargada que otras, para cuando no nos apetezca un jugo verde tan denso. Si quieres, puedes añadirle especias como la canela para potenciar su sabor. Una opción más rápida y suave, para cuando necesitas un jugo verde en seguida.

4. Jugo verde de acelgas

  • 1 taza de acelgas
  • 1 taza de manzana verde picada
  • Medio pepino
  • El zumo de un limón

Esta receta con acelgas puede ser una buena opción para consumir esta verdura tan sana mientras escondes su sabor, que no es al gusto de todos. Recuerda, siempre puedes variar ligeramente las proporciones de las recetas que te presentamos, o añadir ingredientes a tu gusto.

La experimentación es una parte divertida de la cocina, así que mientras mantengas los ingredientes principales de estas recetas de jugos verdes, tienes total libertad para adaptarlas a tu gusto. Mientras mejor te sepa el jugo, más beberás y más beneficios recibirás a la larga.

5. Jugo verde “spicy”

  • 1 taza de col rizada picada
  • 1 taza de manzana verde picada
  • Zumo de lima al gusto
  • ½ a 1 taza de jalapeños picados

¡Cuidado con esta receta! Las comidas picantes también tienen beneficios para la salud, pero su consumo no se recomienda cuando tienes dificultades gastrointestinales. Tómatelo por la mañana para salir bien despierto y lleno de vitaminas, pero recuerda lavarte especialmente bien las manos después de cortar los jalapeños. No hay nada peor que jalapeño en el ojo.

6. Jugo verde de manzana/zanahoria

  • 5 zanahorias pequeñas, o 2 grandes
  • 1 pepino
  • 2-3 puñados de cilantro
  • 1 taza de berza (kale)
  • el zumo de una lima

Este zumo verde es una maravilla para muchos, pero una maldición para otros. El cilantro que contiene le sabe, literalmente, a jabón para cierto porcentaje de la población. Esto es por motivos genéticos y no cambia a lo largo de la vida. Para todos aquellos que no sufran de”cilantrofobia”, la vitamina A de las zanahorias y la berza les ayudará a mantener una vista sana y una piel radiante.

7. Jugo verde clásico de manzana y kiwi

  • 2-3 piezas enteras de kiwi
  • 1 taza de manzana verde cortada
  • el zumo de medio limón
  • Mínimo medio litro de agua

Para los que no se quieran aventurar en el mundo de los superalimentos pero quieran beneficiarse de los jugos verdes, esta es la receta ideal. Tanto la manzana como el kiwi ayudan en la digestión, así que a diferencia del zumo picante, este es ideal si tienes problemas gastrointestinales, como gases o estreñimiento.

Conclusión

Los jugos verdes pueden ser una moda pasajera o no, pero la verdad es que nuestro estilo de vida tan ajetreado muchas veces nos impide comer de una forma equilibrada.

Un jugo verde, a parte de ayudarte a perder peso, puede completar tus necesidades nutricionales y llenarte de energía. ¿A qué estás esperando para hacer el tuyo?

Referencias bibliográficas

  • Wang, E., & Wink, M. (2016). Chlorophyll enhances oxidative stress tolerance in Caenorhabditis elegans and extends its lifespan.
  • El-Shazly, S. A., et al. (2018). Physiological and molecular study on the anti-obesity effects of pineapple (Ananas comosus) juice in male Wistar rat. Food science and biotechnology.
Ana Torres Ruiz

Ana Torres Ruiz

Médico de cabecera

Ana nació en Girona en 1992. Es Graduada en Medicina por la Universitat de Barcelona y actualmente ejerce el periodo de residencia de su especialidad en Medicina Familiar. Colaboradora con MedSalud.com para compartir sus conocimientos médicos.