Las principales diferencias entre las verduras y las hortalizas

Te damos la solución a la confusión entre estos términos vegetales.
Diferencias entre verduras y hortalizas

A veces utilizamos términos intercambiables, cuando realmente no lo son. Esto puede provocar confusión y errores evitables, que podemos solventar aprendiendo a diferenciar los términos correctos en cada ocasión. Este sería el caso de las verduras y las hortalizas.

A pesar de ser términos que se usan vulgarmente de forma indistinta (lo cual es un proceso común en varios lenguajes y forma parte de la evolución natural de estos), estos sustantivos tienen diferente significado y vale la pena conocer qué los diferencia. En este artículo incidiremos en las diferencias entre las verduras y las hortalizas, para tenerlas claras de ahora en adelante.

¿Qué es una hortaliza?

La etimología de la palabra hortaliza nos indica su significado, ya que proviene de huerta. Las hortalizas son todos aquellos vegetales que se puedan cultivar en huertas para su uso como alimento para las personas. De hecho, el término hortaliza se utiliza más para definir la parte que consumimos de la planta que la planta en sí, aunque esta distinción no suele hacerse en el día a día.

Esta acepción no incluye a elementos como las frutas o los cereales (pese a que algunas frutas puedan cultivarse en huertos, como los tomates). Esto le añade complejidad al asunto, ya que el límite del propio término “hortaliza” está difuso. Para comprenderlo mejor, podemos ver algunos tipos de alimentos que consideramos hortalizas.

Diferencias entre las verduras y las hortalizas

1. Tallos comestibles

Consideramos tallos comestibles a aquellos vegetales de los cuales consumimos una parte del tallo, que es más gordo que el resto y se encuentra habitualmente de forma subterránea. Este tallo comestible sirve una función de alimentar al resto de la planta, siendo un reservorio de energía que utilizan para superar los meses de invierno.

Seguramente te suene más el término tubérculo que el de tallo comestible, a pesar de que sean sinónimos. Estos tallos comestibles también cumplen a veces la función de permitir a la planta reproducirse asexualmente, como en el caso de la patata (seguramente el tubérculo más famoso).

Otros ejemplos notables de tubérculos serían el ñame o el boniato, también conocido como batata en algunos países sudamericanos.

2. Frutos

Frutos, (que no frutas, las cuáles ya hemos descartado de la categoría de hortaliza anteriormente en el artículo) son aquellas estructuras que se encargan de proteger, alimentar y propagar a las semillas. Se diferencian de las frutas únicamente en nombre y características de sabor, ya que la estructura es la misma y cumple la misma función.

Esta confusión entre fruto y fruta es a causa de que el término hortaliza excluye a las frutas de sabor dulce o ácido (como las manzanas o las naranjas). Pero existen otras frutas que crecen en huertas y son tradicionalmente consideradas hortalizas, como las calabazas, las berenjenas o los tomates. Todos estos ejemplos son frutos, pero también son frutas y hortalizas.

3. Bulbos

Los bulbos son, al igual que los tallos comestibles (tubérculos), estructuras de almacenamiento de energía y reproducción asexual de algunas plantas. A diferencia de los tubérculos, los bulbos no son tallos agrandados, si no la base de la cual salen las hojas de la planta y también las raíces en el extremo opuesto.

Como ejemplo de bulbos comestibles, encontraríamos el ajo y la cebolla. También existen bulbos no comestibles, que no son denominados hortalizas, como aquellos que desarrollan los tulipanes.

4. Raíces comestibles

Las raíces comestibles son, como su nombre indica, cualquier raíz cuyo consumo sea apto para la alimentación humana. También son conocidas como raíces alimentarias o vegetales de raíz. Tenemos como ejemplo de raíces comestibles las zanahorias, los rábanos o los nabos.

Además de estas clasificaciones de hortalizas, existe una última categoría que nos quitará las dudas sobre las diferencias reales entre verduras y hortalizas. Como hemos podido observar, el término hortaliza no tiene un origen científico y su uso es simplemente para referenciar a las distintas variedades de vegetales que podemos sacar de una huerta.

5. Inflorescencias

Dentro de las hortalizas, encontraremos también las que provienen de plantas de las cuales consumimos únicamente la flor, como sería el caso de la alcachofa.

Diferencias entre verduras y hortalizas

Las verduras son la última categoría de hortaliza que comentaremos en este artículo.Efectivamente, las verduras no son más que otro tipo de hortaliza. Según la RAE, las verduras se definen como “hortalizas, especialmente aquellas de hojas verdes”.

Se considerarán verduras estrictas aquellas con tallos tiernos y hojas comestibles, pero también existen plantas como el brócoli, que son consideradas verduras a pesar de que lo que consumimos de ellas son las flores. Otros ejemplos de verduras estrictas serían las acelgas o las lechugas.

Lo que ha ocurrido con el término verdura es que su uso común ha superado en muchas culturas hispanohablantes al uso de la palabra hortaliza. El término verdura puede haber empezado como una subcategoría de hortaliza, pero actualmente se considera verdura a prácticamente cualquier parte comestible de una planta que no sea fruta, cereal o legumbre.

La confusión con estos términos se debe además a que las “hortalizas”, más que plantas concretas, hacen referencia a los distintos alimentos que podemos extraer de las plantas cultivadas en huertas.

Sea cual sea la manera de referirte a ellas, verduras u hortalizas, los elementos vegetales son básicos para una alimentación equilibrada y contienen una multitud de elementos beneficiosos para nuestra salud. Si te interesa conocer algunos de los beneficios del consumo de vegetales, en este mismo portal tenemos varios artículos al respecto que puedes consultar para mejorar tus conocimientos sobre nutrición.

Referencias bibliográficas

  • Van Duyn MA, Pivonka E. (2000). «Overview of the health benefits of fruit and vegetable consumption for the dietetics professional: selected literature». J Am Diet Assoc (Revisión) 100 (12): 1511-1521.
  • Slavin, J. L., & Lloyd, B. (2012). Health benefits of fruits and vegetables. Advances in nutrition (Bethesda, Md.), 3(4), 506–516. doi:10.3945/an.112.002154.
Ana Torres Ruiz

Ana Torres Ruiz

Médico de cabecera

Ana nació en Girona en 1992. Es Graduada en Medicina por la Universitat de Barcelona y actualmente ejerce el periodo de residencia de su especialidad en Medicina Familiar. Colaboradora con MedSalud.com para compartir sus conocimientos médicos.