12 alimentos que te pueden ayudar a subir la tensión

La tensión baja puede aliviarse mediante la alimentación.
Alimentos para subir la tensión

La hipertensión, un trastorno caracterizado por la alta tensión sanguínea, es una de las principales causas de muerte a nivel mundial.

Pero los niveles demasiado bajos de tensión sanguínea pueden ocasionar molestias y síntomas desagradables. Cuando la hipotensión no está relacionada con patologías graves, podemos combatirla desde casa mediante la alimentación.

La presión sanguínea debería encontrarse cerca de los 120/80 milímetros de mercurio (mm Hg), pero existen varios factores que pueden hacer que esta varíe, como tu historial médico, edad o condición física general. Si tu presión sanguínea baja de los 90/60 mm Hg es bastante probable que padezcas de hipotensión.

Si quieres aprender a elevar tu presión sanguínea mediante el consumo de alimentos que produzcan este efecto, en este artículo te hablaremos de 12 alimentos que te pueden ayudar a subir la tensión, así como de los motivos por los cuales es recomendable consumirlo si padeces de baja tensión sanguínea.

La hipotensión: ¿qué es?

La hipotensión es un trastorno cardiovascular que tiene varias causas posibles. Existen, además, diferentes tipos de hipotensión, con causas médicas diferentes. Entre estos tipos encontramos las siguientes.

1. Hipotensión crónica

Para algunas personas, la hipotensión es una característica normal de su sistema circulatorio. Habitualmente no tienen problemas de salud relacionados con sus bajos niveles de tensión sanguínea, pero pueden tener mayor tendencia a padecer eventos de hipotensión ortostática.

2. Hipotensión ortostática

La hipotensión ortostática es la que ocurre tras levantarnos rápidamente después de estar un rato sentados o tumbados. Ocasiona síntomas desagradables de mareo, problemas de visión e incluso desmayos, pero se soluciona por sí misma pasado un corto periodo de tiempo de entre unos segundos o unos minutos.

3. Hipotensión mediada neuralmente

Este tipo de hipotensión ocurre principalmente después de pasar largos periodos de tiempo de pie, o cuando sufrimos eventos emocionales muy fuertes. Puede causar náuseas y desmayos. A nivel fisiológico, ocurre por fallos en la comunicación entre el sistema nervioso central y el sistema cardíaco.

4. Hipotensión ligada al “shock”

Hipotensión ligada al choque (shock) es una condición seria, que ocurre cuando el sistema cardiovascular se ha colapsado. Este tipo de evento cardiovascular ocurre acompañado de trastornos graves, como infecciones generalizadas (sepsis), sangrado abundante o infartos de miocardio.

12 alimentos para combatir la hipotensión

Existen ciertas medidas alimenticias que pueden ayudar a aliviar la hipotensión. Podemos separarlos en grupos según los beneficios que nos aportan de cara a subir la presión sanguínea:

  • Alimentos ricos en vitamina B12
  • Alimentos ricos en hierro
  • Alimentos ricos en folato
  • Alimentos salados
  • Alimentos que regulan la presión sanguínea

A continuación listamos algunos alimentos que presentan estas propiedades, para que te puedas guiar con facilidad a la hora de escoger comida que te ayude a controlar tu tensión arterial.

1. Huevo

Los huevos tienen un alto valor nutricional y se pueden utilizar en una gran variedad de recetas. El principal beneficio de comer huevos para batallar la baja presión sanguínea es la presencia de vitamina B12 en ellos.

La vitamina B12 es hidrosoluble y necesaria para diferentes procesos del cuerpo, como el buen funcionamiento del sistema nervioso o la producción de glóbulos rojos.

Huevos para subir la tensión

2. Carne de ternera

La carne de ternera es rica en hierro y vitamina B12. La anemia puede provocar un descenso marcado en el número de glóbulos rojos, lo que disminuye la presión sanguínea.

Por eso alimentos como la carne de ternera, tradicionalmente recetada a personas anémicas, puede ayudarnos a regular la presión sanguínea.

3. Leche de soja

La leche de soja y los productos derivados de esta, como el tofu, también nos aportan una razonable cantidad de vitamina B12. Es una buena opción vegetariana para suplementar la cantidad de esta vitamina en nuestro cuerpo, elevando nuestra presión sanguínea a niveles más saludables.

4. Espárrago

El folato, también conocido como vitamina B9, tiene efectos similares a los de la vitamina B12. Esto significa que si nuestros niveles de folato no son aceptables, nuestra población de glóbulos rojos puede reducirse, empeorando nuestra hipotensión.

Los espárragos son verduras ricas en folato, de tal forma que 90 g de espárragos nos aportan un 34% de la dosis diaria recomendada de esta vitamina. Además, contienen vitamina K, A y es una buena fuente de antioxidantes que nos pueden ayudar a reducir los niveles de inflamación o evitar la formación de neoplasias.

5. Garbanzos

Los garbanzos, como otras legumbres, son ricos en proteínas, fibra y vitaminas. De por sí son un gran alimento que añadir a nuestra dieta habitual, pero esto es doblemente cierto si padecemos de hipotensión.

Los garbanzos contienen altas cantidades de folato y hierro, además de otras vitaminas y minerales como el zinc o la vitamina B6. Es un alimento perfecto para ayudarnos a subir la tensión sanguínea aumentando nuestro recuento de glóbulos rojos.

6. Hígado

El hígado se llega a considerar un superalimento debido a su altísimo valor nutricional. Contiene una serie de vitaminas y minerales que son ideales para ayudar en casos de anemia, de modo que puede regular nuestra tensión sanguínea.

Una porción de hígado nos aporta más del 860% de la dosis diaria recomendada de vitamina A, que ayuda a la visión, los riñones y a mantener una buena salud cardiovascular. Contiene además una alta cantidad de folato y de hierro, componentes que, como hemos comentado, ayudan a subir nuestra presión arterial.

7. Jamón

El jamón, además de ser delicioso y muy típico de España, nos puede ayudar a subir la tensión de la sangre. Las comidas ricas en sal son tradicionalmente evitadas por hipertensos, ya que no les interesa aumentar su ya elevada tensión sanguínea. Por el contrario, las personas con hipotensión pueden beneficiarse de añadir más sal a su dieta. Eso sí, con moderación.

El jamón, además de tener un alto contenido en sal nos aportará los beneficios propios de comer carne, que como hemos visto ayudan a mantener la presión sanguínea en casos de hipotensión.

8. Caldo

Los caldos, especialmente los tradicionales que llevan huesos de animal, son una comida que puede ayudarnos enormemente a aumentar nuestra tensión.Su alto contenido en sal, sumado a ser una comida líquida, elevará nuestra presión sanguínea.

La hidratación es uno de los principales factores a través de los cuales podemos elevar nuestra presión sanguínea. Beber la cantidad suficiente de líquidos diariamente es un gran aliado para esta tarea.

9. Salsa de soja

Una manera rápida y sabrosa de añadir sal a nuestros platos es utilizando la salsa de soja. Esta salsa de origen chino, habitual en cualquier restaurante o supermercado asiático, tiene un alto contenido en sal que puede elevar nuestra tensión.

Además de sal, contiene también altos niveles de folato y calcio, ambos aliados en nuestra labor para aliviar la hipotensión crónica.

10. Olivas

Las olivas son un alimento muy sano de por sí, además de ser una constante en la (muy saludable) dieta mediterránea. Las olivas en general presentan altos valores de sal, debido a que se suelen transportar en salmuera o escabeche.

Además, las olivas negras concretamente tienen una saludable cantidad de hierro, que puede ayudarnos a elevar nuestra tensión sanguínea.

11. Regaliz

El regaliz es una comida que puede ayudar con la hipotensión, pero no por sus componentes nutricionales. Se ha observado que el regaliz, consumido en infusión o directamente como palo, es capaz de regular nuestra hormona aldosterona, que a su vez se encarga de controlar los niveles de sales en nuestro cuerpo.

La regulación de la aldosterona provoca un mejor control de la presión sanguínea, así que es un buen alimento para personas que padezcan de hipotensión, aunque el consumo de regaliz de forma habitual es muy detrimental para nuestra salud.

12. Café

El café (y el té) también son aliados a la hora de subir nuestra tensión. La cafeína y la teína son capaces de subir nuestra presión sanguínea de forma momentánea, ya que estimulan el corazón aumentando su ritmo.

Hay que tener cuidado, ya que al ser una sustancia diurética puede hacer que nos deshidratemos si lo consumimos en exceso, lo que es atroz si nuestro objetivo es mantener unos niveles saludables de la presión de la sangre.

Referencias bibliográficas

  • Omar, H. R., Komarova, I., El-Ghonemi, M., Fathy, A., Rashad, R., Abdelmalak, H. D,Camporesi, E. M. (2012). Licorice abuse: time to send a warning message. Therapeutic advances in endocrinology and metabolism, 3(4), 125–138. doi:10.1177/2042018812454322.
  • O'Leary, F., & Samman, S. (2010). Vitamin B12 in health and disease. Nutrients, 2(3), 299–316. doi:10.3390/nu2030299.
  • Henry, C. J., Nemkov, T., Casás-Selves, M., Bilousova, G., Zaberezhnyy, V., Higa, K. C., … DeGregori, J. (2017). Folate dietary insufficiency and folic acid supplementation similarly impair metabolism and compromise hematopoiesis. Haematologica, 102(12), 1985–1994. doi:10.3324/haematol.2017.171074.

Xavier, nacido en Caracas, Venezuela en 1993. Graduado en Genética por la Universidad Autónoma de Barcelona, en posesión de un título de Máster en Microbiología Avanzada de la Universidad de Barcelona. Ha participado en proyectos de investigación Biomolecular y de variabilidad genética. Es Director Editorial de MedSalud, aportando su conocimiento a la línea de contenido de la revista.