Los 8 tipos de psiquiatras (especialidades y tratamientos que usan)

Explicamos las ramas de especialización de estos profesionales de la salud mental.
Tipos de psiquiatra

La psiquiatría es uno de los ámbitos de la medicina más importantes, dado que su área de intervención tiene que ver con la terapia e investigación sobre las alteraciones mentales, fenómenos que afectan a la totalidad del individuo.

Como en cualquier ámbito de trabajo altamente cualificado, en este campo de profesionalización podemos encontrar varias ramas o especialidades, si bien sus límites no están totalmente definidos y a menudo se solapan entre sí. En este artículo nos centraremos en este tema, y veremos cuáles son los principales tipos de psiquiatras y las características de cada uno.

Los principales tipos de psiquiatras

Es cierto que la psiquiatría es ya de por sí una rama de la medicina, pero cuando aquello sobre lo que hay que trabajar es algo tan complejo como el cuerpo humano, resulta necesario especializarse aún más y centrar la trayectoria profesional en ámbitos concretos de la salud mental.

Es por eso que hoy en día es muy habitual que los psiquiatras se especialicen en parcelas determinadas. En las próximas líneas encontrarás un resumen de estos diferentes tipos de psiquiatras; categorías orientativas que nos dan una idea de las áreas diferenciadas desde las cuales se puede intervenir en pacientes desde esta profesión, así como del tipo de enfermedades mentales que tratan.

Médico psiquiatra

1. Psiquiatra infanto-juvenil

Los psiquiatras especializados en este ámbito están formados sobre todo para intervenir en pacientes menores de edad. Se trata de un ámbito de trabajo definido por enfermedades psiquiátricas que se manifiestan especialmente en niños y adolescentes, por un lado, o que dada la vulnerabilidad de los más pequeños ante alteraciones mentales de este tipo requieren de un entrenamiento especial.

Así, trastornos como el TDAH, las crisis de estrés inducidas por el hecho de vivir en familias desestructuradas o los traumas psicológicos en niños y niñas, cuyo impacto puede ser más dañino en cortas edades, son parte de la realidad que estos profesionales de la salud mental tratan en su día a día.

2. Psiquiatras especializados en geriatría

La atención a las personas de la tercera edad es otro de los ámbitos de trabajo más importantes, sobre todo en países con población envejecida. Esto es así porque en esta etapa vital cambian las propensiones a sufrir unos u otros problemas psiquiátricos, y cobra importancia la atención a las demencias y especialmente a la enfermedad del Alzheimer.

Este tipo de psiquiatras trabaja tanto en residencias de la tercera edad como en centros de día y complejos hospitalarios, dado que la variedad de entornos en los que se requiere asistencia a las personas que pasan por la etapa de la vejez es muy amplia.

Tal y como ocurre con los psiquiatras especializados en infancia y adolescencia, en este ámbito de especialización se vuelve muy importante la comunicación y cooperación con la familia de los pacientes.

3. Neuropsiquiatras

Los límites entre la neurología y la psiquiatría son algo difusos, pero en general los profesionales de la última disciplina se encargan de las alteraciones relacionadas con un desajuste en el funcionamiento del sistema nervioso que se encuentra distribuido por todo este, mientras que los neurólogos se encargan más bien de tratar problemas fruto de lesiones o malformaciones localizadas en partes específicas, o que solo afectan a un tipo de función cerebral.

Por ello, este es uno de los tipos de psiquiatras que forman parte de una disciplina puente entre estos dos ámbitos del trabajo en salud mental, y resultan especialmente útiles para tratar problemas graves de tipo emocional vinculados a la experimentación de problemas producidos por los síntomas de la enfermedad.

4. Psiquiatras sexólogos

Muchas veces, los trastornos sexuales que afectan a las personas tanto en su vida sexual como en la afectiva tienen causas orgánicas en el sistema nervioso. Por ello, desde la psiquiatría es posible intervenir en esta clase de problemas mediante diferentes herramientas provenientes de una combinación entre la medicina y la terapia psicológica.

Hay que tener en cuenta que ser psiquiatra no es un requisito indispensable para trabajar en sexología, dado que desde la psicoterapia también se puede.

5. Psiquiatras especializados en trastornos psicóticos

Los trastornos de tipo psicótico, relacionados con la esquizofrenia y los síntomas asociados con esta (alucinaciones, delirios e incluso catatonia) forman parte del grupo de enfermedades psiquiátricas en los que la intervención profesional es más importante, y por ello muchos psiquiatras se especializan en este campo.

Contrariamente a lo que se cree, no solo trabajan en centros psiquiátricos, dado que los pacientes que presentan estas alteraciones deben ser atendidos en muchos otros ámbitos, y no solo durante los brotes psicóticos o las crisis, para poder darles apoyo y seguimiento.

6. Psiquiatras especializados en adicciones

Las adicciones pueden ser vistas como trastornos de aprendizaje y también como alteraciones psiquiátricas de causas orgánicas. Por ello, este tipo de psiquiatras interviene en los pacientes, pero también ayudan a los familiares y al entorno cercano de la persona, dado que la dependencia a las drogas y al juego patológico tiene un fuerte componente contextual vinculado al tipo de entornos en los que se mueve la persona y su exposición a situaciones “tentadoras”.

Por otro lado, el manejo de los psicofármacos es especialmente compleja es este campo, dado que los pacientes con adicciones son más propensos a generar dependencia a algunos medicamentos.

7. Psiquiatras especializados en trastornos de la conducta alimentaria

Este es otro de los tipos de psiquiatras en los que el contexto en el que viven los pacientes se vuelve muy importante, dado que la autoimagen y la gestión de la comida está fuertemente vinculado al modo en el que se interactúa con el entorno (y el modo en el que los demás interactúan con los pacientes).

Por ello, problemas como la anorexia o la bulimia son tratados combinando los recursos propios de la medicina con las técnicas psicológicas de autorregulación de la conducta.

8. Psiquiatras especializados en trastornos de ansiedad

Los trastornos de ansiedad como el Trastorno por Estrés Postraumático, las crisis de angustia o las fobias forman parte de las alteraciones de salud mental más comunes, y muchas veces es necesario ofrecer tratamiento psiquiátrico para permitir que la persona aprenda a tomar el control sobre su conducta.

El uso de ansiolíticos es común en esta rama de la intervención psiquiátrica, pero no es la única: también se ayuda realizando entrenamiento en técnicas de relajación, autoinstrucciones y otras herramientas frecuentes en terapia conductual.

Referencias bibliográficas:

  • Lieberman, J. A., Ogas, O. (2015): Shrinks: The untold story of Psychiatry. Nueva York: Back Bay Books.
  • Mitchell JE, Crosby RD, Wonderlich SA, Adson DE (2000). Elements of Clinical Research in Psychiatry. Washington, DC: American Psychiatric Press.
Ana Torres Ruiz

Ana Torres Ruiz

Médico de cabecera

Ana nació en Girona en 1992. Es Graduada en Medicina por la Universitat de Barcelona y actualmente ejerce el periodo de residencia de su especialidad en Medicina Familiar. Colaboradora con MedSalud.com para compartir sus conocimientos médicos.