¿Por qué estudiar Medicina? 12 grandes motivos

Aunque es una carrera vocacional, conocer estos motivos puede ayudarte a decidir.
Por qué estudiar Medicina

Medicina es una carrera de diferente duración dependiendo del país.

En España tiene una duración de 6 años, sumados a 4 años de especialización (MIR). Es decir, un total de 10 años de formación mínima para ejercer como médico en el sistema de salud público en España.

En este artículo conoceremos 12 grandes motivos que responden a la cuestión: ¿Por qué estudiar Medicina? Como veremos, los motivos son de diferentes tipos y tienen que ver con distintos incentivos y sacrificios que deberás hacer si te decantas por esta carrera.

¿Por qué estudiar Medicina? 12 motivos para cursar esta carrera

Como decíamos, estudiar medicina implica una gran dedicación. Es por ello que las personas que estudian medicina suelen tener una clara vocación, ya que no es una carrera corta y comporta un sacrificio considerable. Además, la formación no acaba con carrera y el MIR, ya que los médicos se forman durante toda su trayectoria laboral, debido a los avances y las actualizaciones de la medicina.

Evidentemente, cada persona es diferente, y la elección de estudiar medicina variaría de una persona a otra; es decir, los motivos para cada uno siempre serán diferentes. Sin embargo, vamos a proponer algunos de los motivos que pueden explicar por qué se opta por esta carrera, seleccionados de algunos estudios y de encuestas realizadas a médicos y a futuros médicos:

1. La vocación

¿Por qué estudiar Medicina? El primer motivo que proponemos es claramente la vocación. Si se tiene una vocación de médico, de ayudar a los demás, de conocer las enfermedades, en definitiva, de dedicar la vida a la salud y a la curación de enfermedades y de pacientes, es una buena opción estudiar medicina.

La vocación es un elemento clave en la elección de un futuro ya que es algo muy instintivo, que se siente dentro, y que nos guía a la hora de escoger qué queremos en la vida. Además, cuando existe vocación existe pasión, un elemento fundamental en la motivación humana y que nos va a impulsar a ser profesionales y a alcanzar la excelencia en nuestro campo.

2. Oportunidades laborales / plazas MIR

En España, si estudias medicina, es altamente probable que puedas acabar ejerciendo en la Sanidad Pública. Lo demuestra la cantidad de plazas MIR que salen ofertadas cada año, así como su crecimiento convocatoria por convocatoria. Concretamente, en 2020 se han convocado 6.797 plazas para médicos, que son 284 más que el año anterior.

Además, después del MIR también van saliendo oposiciones para encontrar un trabajo fijo como médico, sin contar otros tipos de contratos (sustituciones, contratos indefinidos, etc.).

Hay que tener en cuenta, también, que muchos médicos también ejercen en la sanidad privada, tanto en sus propios consultorios como para mutuas privadas o centros médicos privados.

3. Ayudar a los demás

Ligado al motivo 1, encontramos este: el hecho de poder ayudar a los demás. Siendo médico tienes la oportunidad de ayudar a muchísimas personas diariamente. Es una profesión centrada en las personas (la mayoría de las veces, ya que también se puede trabajar en el ámbito de la investigación, por ejemplo).

El trato con el paciente es fundamental y existe prácticamente para todas las especialidades en medicina. Así que si te gustan las personas y ayudar a los demás, medicina puede ser una buena opción. Además, se las ayuda de una forma muy importante, que es haciéndoles sentir mejor y ayudándoles a curarse.

4. Conocimiento y formación

Pero los motivos no existen solamente para cuando ya has finalizado la carrera y ejerces; también existen motivos relacionados con la propia carrera.

Así, la formación en medicina ofrece una gran cantidad de conocimiento en relación a temáticas muy diversas, tales como las diferentes especialidades médicas, los diferentes tipos de enfermedades, de tratamientos, de investigaciones, de tecnología, etc.

Es decir, la carrera ofrece una fuente inagotable de conocimientos que el alumno irá adquiriendo y que le enriquecerán en muchos sentidos.

5. Enseñanza de calidad

Las facultades de medicina españolas cuentan con mucha inversión que permite fomentar la actualización de métodos, conocimientos, formación, etc.

Es decir, además de que la formación en medicina ofrece una gran cantidad de conocimientos, ésta es de calidad. Las universidades españolas tienen un gran prestigio, especialmente las de Barcelona y Madrid. Y en otros países, en general, la formación en medicina también es de las más solicitades y respetadas socialmente.

Además, a la formación teórica se le añade la formación práctica (las prácticas de cada año), que permite formar a los futuros médicos con garantías de profesionalidad y exigencia.

6. Mejorar la sociedad

Ligado a los motivos anteriores en relación a los motivos por los que estudiar medicina, encontramos el de mejorar la sociedad. Estudiar medicina permite que ayudemos a muchas personas, y eso contribuye al bienestar de la sociedad.

Así que nos permite mejorar la sociedad, por ejemplo a través de la transmisión del conocimiento (en diferentes formaciones realizadas por médicos), pero también gracias al trato con el paciente (cuando se les explica qué enfermedad tienen, cómo prevenir otras enfermedades, cómo tratarse, cómo cuidarse, etc.). Es decir, hablamos de una mejora en el día a día de las personas pero, con la contribución de todos, también a gran escala, aumentando la esperanza de vida y el bienestar de los conciudadanos.

7. Reconocimiento

Hay personas que, a través de sus estudios, también buscan el reconocimiento en su profesión. El hecho de convertirse en médico es un motivo de orgullo, ya que es una carrera larga y que exige dedicación; además, los médicos, en general, siempre han gozado de un buen reconocimiento por parte de la sociedad, ya que se trata de una figura de ayuda a los demás, de compromiso social y con altos conocimientos.

8. Superación personal

Decidir estudiar medicina no tiene por qué ser una decisión fácil, ya que llegar a acceder a ella requiere tener una nota de corte muy alta en selectividad y un expediente muy bueno en bachillerato (al menos para acceder a la universidad pública).

Además, cada vez hay más gente que quiere estudiar esta carrera, y por eso la competencia aumenta (tanto en universidad pública como privada). Por todo esto, llegar no solo a obtener plaza en la facultad, sino a finalizar la carrera, ya es todo un mérito que implica una gran superación personal y un gran sacrificio.

9. Gran variedad de especialidades

Otra razón sobre por qué estudiar medicina es la gran cantidad de especialidades que esta ciencia de la salud ofrece. En Europa, existen un total de 49 especialidades en medicina, a las cuales se accede a través del MIR (Médico Interno Residente).

Así, si no tenemos claro qué nos gusta, tenemos muchas opciones para escoger. Estas especialidades son tan diversas como: pediatría, oncología, neurología, geriatría, médico forense, hematología, cirugía, médico de familia (medicina general), interno, urología, rehabilitación, reumatología, etc. Es decir, hay para todos los gustos.

10. Interés científico

Medicina es una carrera científica que ofrece grandes conocimientos en diferentes sectores de la ciencia. Tanto en la carrera como en el desarrollo de la profesión, la ciencia es uno de sus ejes. Es por ello que si te gusta la ciencia, esta carrera puede ser una buena opción.

11. Más allá de una profesión

Muchas personas que quieren acabar ejerciendo como médicos se dan cuenta de que la profesión va más allá de la consulta o del hospital, y que se trata de una forma de vida inherente a cada uno.

Este motivo sobre por qué estudiar medicina tiene mucho que ver con la vocación. Así, las personas que eligen este camino acaban dándose cuenta de que la medicina “es su vida”, que forma parte de su persona y que las define.

12. Variedad de salidas profesionales

El último motivo que proponemos para tener en cuenta es la variedad de salidas profesionales que ofrece la carrera. Así, se puede ejercer en diversos ámbitos y sectores, no solo en el clásico hospital o en el sector de la salud; se puede trabajar en centros médicos, hospitales, centros de rehabilitación, en la sanidad pública, en la privada, en mutuas, etc.

Además, se puede trabajar en “otros tipos” de medicina, más alejadas del contexto sanitario habitual, tales como medicina del deporte, medicina del trabajo, medicina rehabilitadora, etc. Por otro lado, también se puede trabajar en investigación, en docencia, etc.

Referencias bibliográficas

  • Flores, M., Góngora, J.J., López, M.V. y Eraña, I.E. (2019). ¿Por qué convertirse en médico?: la motivación de los estudiantes para elegir medicina como carrera profesional. Educ Med: 2-4.

  • García JC. La decisión de estudiar medicina. Educ Med Salud 1970; 4: 277-94.

  • Gutiérrez-Medina, S., Cuenca-Gómez, D. y Álvarez-De Toledo, O. (2008). ¿Por qué quiero ser médico? Educ. méd, 11(supl. 1).

Ana Torres Ruiz

Ana Torres Ruiz

Médico de cabecera

Ana nació en Girona en 1992. Es Graduada en Medicina por la Universitat de Barcelona y actualmente ejerce el periodo de residencia de su especialidad en Medicina Familiar. Colaboradora con MedSalud.com para compartir sus conocimientos médicos.