Partes del ojo humano: anatomía, funciones y enfermedades

Un órgano altamente sofisticado que nos permiten percibir el mundo a través de la vista.
Partes del ojo

Entre el 70 y 90% de la información del mundo la percibimos a través del sentido de la vista. En la especie humana, los ojos son unos órganos que tienen una elevada complejidad, además de ser frágiles y delicados.

Los ojos reciben información del mundo exterior a través de la luz, la cual es transformada en impulsos nerviosos hacia el cerebro en donde es interpretada.

A continuación vamos a hablar de cuáles son las partes de este órgano tan importante para los seres humanos, además de describir las funciones que llevan a cabo y algunas enfermedades que pueden sufrir.

¿Qué es el ojo?

Los ojos son conocidos por ser uno de los órganos más complejos del cuerpo humano. Su principal función es la de detectar la luz y enviar señales a través del nervio óptico (segundo par craneal) para que lleguen al cerebro, concretamente la corteza del lóbulo occipital, en donde serán interpretadas en forma de imágenes.

Cada ojo tienen forma esférica, con un diámetro aproximado 2,5 cm y peso de entre 7 y 8 gramos. Los movimientos de los ojos se deben a que tienen insertados 6 músculos en la parte más externa, la esclera. Estos músculos actúan de tal forma que los ojos estén coordinados a la hora de mirar hacia un lugar en concreto.

Los ojos se dividen en dos secciones: la cámara anterior y la cámara posterior, con los humores acuoso y vítreo.

Durante la embriogénesis, el ojo se forma parcialmente a partir del sistema nervioso central. La retina se forma a partir del diencéfalo, estructura embrionaria que también da lugar a los hemisferios cerebrales, tálamo e hipotálamo en estadios más avanzados del desarrollo.

Las partes del ojo humano

Las partes que componen los ojos pueden clasificarse en función de las tres capas que presentan estos dos órganos:

  • Capa externa: esclerótica y córnea
  • Capa media: coroides, iris, cuerpo ciliar y cristalino.
  • Capa interna: retina, fóvea, mácula y humores acuoso y cristalino.

A continuación se describen todas las partes que constituyen los globos oculares.

1. Esclerótica

La esclerótica, también llamada esclera o conocida popularmente como el blanco de los ojos, es una estructura fibrosa y opaca cuya función es la de proteger el contenido interno del ojo, dándole forma y actuando como una especie de esqueleto.

Es en la esclerótica donde se insertan los músculos que permiten los movimientos sacádicos de los ojos.

La parte anterior de la esclerótica está conectada a la córnea, mientras que la posterior tiene una apertura que permite la conexión entre la retina y el nervio óptico.

2. Córnea

La córnea es una especie de casquete esférico con forma convexa que se sitúa en la parte anterior del ojo.

Es un tejido muy transparente, sin vasos sanguíneos pero sí con mucha inervación nerviosa, lo cual explica por qué los ojos son tan sensibles a los estímulos externos. La función de esta estructura es la de refractar y transmitir la luz hacia el fondo del ojo.

Si la forma de la córnea presenta anomalías esto puede repercutir en la visión, dado que puede ocurrir que la luz introducida en el ojo sea proyectada en diferentes puntos de la retina, en vez de uno solo. Esto es lo que produce el astigmatismo.

3. Coroides

Se trata de una capa constituida por vasos sanguíneos y tejido conectivo que separa la esclerótica y la retina. Esta estructura contiene un pigmento un pigmento que absorbe el exceso de luz y evita que se dé la visión borrosa.

También se encarga de nutrir a la retina, además de mantener una temperatura constante en el ojo.

4. Iris

El iris separa las cámaras anterior y posterior del ojo, y forma el borde del orificio central del ojo, la pupila.

Protege al ojo de la entrada de demasiada luz, funcionando como si del diafragma de una cámara fotográfica se tratase. Si hay mucha luz, se contrae (miosis), y si hay poca, se dilata (midriasis).

El iris tiene como característica destacable el poder ser de varios colores. Cuando decimos que una persona tiene los ojos azules, verdes o marrones nos referimos a esta parte concreta de los ojos.

El color del iris varía en función de la cantidad de melatonina y el pigmento que posea.

5. Pupila

Se trata de un orificio circular y oscuro en el centro del iris que permite la entrada de la luz al interior del ojo.

6. Cuerpo ciliar

Es una estructura que une el iris con la coroides. Produce el humor acuoso y es el responsable de la acomodación del ojo, es decir, hacer que el cristalino cambie de forma.

7. Cristalino

El cristalino es conocido por ser la lente natural del ojo. es de forma biconvexa, transparente y elástica, situada detrás del iris.

No contiene vasos sanguíneos ni tampoco está inervada, y se sostiene gracias al cuerpo ciliar.

Gracias a que puede cambiar de forma (acomodación), funciona como si fuera el zoom de una cámara, abombándose o aplanándose para poder enfocar las imágenes que se ubican a diferentes distancias.

La edad afecta al cristalino. Con el paso del tiempo y, sobre todo, a partir de los 45 años, esta estructura va perdiendo transparencia y aumenta su espesor, disminuyéndose la capacidad de acomodación.

Este problema hace que sea cada vez más difícil leer de cerca, dando como resultado la presbicia y vista cansada.

8. Retina

La retina es la capa interna del ojo más importante. Es una capa fotosensible en la que se transforma la luz en impulsos nerviosos que son enviados al cerebro. Contiene los fotorreceptores que permiten la visión: los conos y los bastones.

Los conos son células que permiten la visión a color y los hay de tres tipos, cada uno con capacidad de detectar los colores rojo, azul y verde.

Si hay alguna anomalía en los conos, puede no verse uno de los tres colores primarios de la luz o ser confundido por uno de los otros dos. Este problema es denominado daltonismo.

Los bastones son los fotorreceptores encargados de la visión nocturna. Son más sensibles a la luz y producen la visión en blanco y negro.

Algunos problemas de visión pueden ser el resultado de que el haz de luz introducido dentro del ojo no se proyecte de forma adecuada sobre la retina.

En la miopía, la luz no es proyectada en la retina, sino delante de ella, mientras que en la hipermetropía la luz se proyecta detrás.

9. Mácula y fóvea

La mácula se encuentra en el centro de la retina, tiene color amarillo y forma elíptica. En su centro se encuentra una pequeña depresión que es la fóvea.

Es aquí en donde se encuentra la mayor concentración de fotorreceptores. Esta parte es la responsable de la visión central, permitiendo hacer acciones cotidianas como leer o distinguir la cara de las personas.

10. Humor acuoso

El humor acuoso es una sustancia que se encuentra tanto en la cámara anterior como posterior del ojo. Su función principal es la de nutrir y oxigenar la córnea y el cristalino, además de permitir que la presión ocular se mantenga constante.

Los principales componentes de esta sustancia son agua, vitamina C, glucosa, proteínas y ácido láctico.

En caso de que el humor acuoso no salga de forma correcta del ojo, puede conllevar un incremento de la presión intraocular, lo cual puede generar glaucoma.

11. Humor vítreo

El humor vítreo es un tejido gelatinoso y transparente que se encuentra en el interior del ojo. Ocupa cerca de dos tercios del globo ocular y le sirve de soporte.

Llena todo el ojo detrás del cristalino, aplastando la retina y protegiéndola de impactos.

Las moscas flotantes son un fenómeno que se produce en el humor vítreo que pueden llegar a ser bastante molesto. Se trata de células o trozos pequeños del mismo humor que proyectan sombras en la retina, dando la sensación de tenerlas delante de los ojos.

Referencias bibliográficas

  • Starr, C. y Taggart, R. (2008). Biología. La unidad y diversidad de la vida. Cengage Learning Editores
  • Land, M. F.; Fernald, R. D. (1992). The evolution of eyes. Annual Review of Neuroscience 15: 1-29.

Nahum Montagud es graduado en Psicología con mención en Psicología Clínica por la Universidad de Barcelona. Además, posee un Postgrado de Actualización de Psicopatología Clínica en la UB.