Medicina
| por Xavier Rico Garófalo

Dopamina: qué es, y funciones de este neurotransmisor

Esta molécula es clave para nuestro bienestar. ¡Te explicamos sus funciones en este artículo!
Dopamina

La dopamina es una molécula con diversas funciones en nuestro cuerpo. Una de sus funciones más conocidas es como reguladora del sistema de recompensa de nuestro cerebro, que nos da placer al realizar actividades buenas para nuestra supervivencia, aunque también se la relaciona con la drogadicción.

En este artículo te explicaremos qué es exactamente la dopamina y cuáles son algunas de sus funciones conocidas hasta el momento.

Neurotransmisores: ¿qué son?

Los neurotransmisores son moléculas que afectan al sistema nervioso. Son segregados por células del sistema nervioso, a través de las sinapsis, para la comunicación y regulación bioquímica de las neuronas.

Las sinapsis son espacios entre neuronas, donde se produce la comunicación entre estas células. La comunicación con neurotransmisores se produce cuando una neurona libera estas moléculas al espacio sináptico, donde interactuarán con los receptores de las neuronas adyacente.

Este tipo de comunicación entre neuronas es diferente de las señales eléctricas (cuando las neuronas intercambian iones con cargas positivas o negativas), pero ambos procesos están muy relacionados y son necesarios para el funcionamiento correcto del sistema nervioso.

¿Qué es la dopamina?

La dopamina es una molécula de la familia de las catecolaminas, como la adrenalina, con función de neurotransmisor cuando interactúa con el sistema nervioso y con función hormonal cuando interactúa con otras partes del cuerpo que presentan receptores para la dopamina, como por ejemplo en los riñones, donde tendrá funciones vasodilatadoras y diuréticas.

Existen cinco tipos de receptores de dopamina. D1, D2, D3, D4 y D5. Estos se reparten por todo el cuerpo. En el cerebro encontraríamos principalmente los receptores D1 y D2.

La dopamina se genera principalmente en las neuronas dopaminérgicas, que se encuentran en su mayoría en el hipotálamo, el bulbo olfatorio y algunas partes del mesencéfalo.

La dopamina juega un papel central en procesos como:

  • El sistema de recompensa
  • La lactancia
  • Las emociones
  • El sueño
  • El aprendizaje
  • El control de las nauseas y el vómito
  • El procesado del dolor

Además de tener un rol importante en la regulación de la cognición (el pensamiento) y el movimiento. Al tener una gran variedad de funciones, los trastornos en los cuales la dopamina estará relacionada serán diversos también.

Vías dopaminérgicas

Encontraremos cuatro principales ejes funcionales de la dopamina:

1. La via nigroestriada

En esta vía, la dopamina juega un papel importante en el control de la actividad motriz y en el aprendizaje de nuevas habilidades motoras. La degradación de esta vía está relacionada con la enfermedad de Párkinson, que se caracteriza por sus movimientos involuntarios.

2. La via mesolímbica

En esta vía en cambio, la dopamina tiene funciones en los sistemas emocionales y de recompensa. Esta vía es la que media, mediante la dopamina, el placer. Es la vía que nos estimula a que hagamos actividades placenteras, como la alimentación o el sexo. También es el sistema que está relacionado con los procesos de drogadicción.

3. La via mesocortical

La dopamina mesocortical se encarga regular la cognición y el comportamiento emocional. La dopamina en el córtex prefrontal ayuda a mejorar la memoria y la atención. Pero la acción de la dopamina en este sistema es muy delicada, ya que cantidades superiores o inferiores a las habituales empeoran los procesos de memoria.

4. La via tuberoinfundibular

Es una vía que comunica el hipotálamo con la glándula pituitaria, aquí el papel de la dopamina es el de parar la lactación evitando la formación de prolactina, la hormona responsable de este proceso.

Trastornos relacionados con la dopamina

Los niveles dopaminicos son importantes para muchas de nuestras funciones vitales y su alteración, o la alteración de las vías por las cuales actúan, nos puede provocar enfermedades graves o inclusive trastornos psiquiátricos como la ansiedad social y la depresión. Aquí presentamos cuatro trastornos graves que parecen estar relacionados con la dopamina y sus funciones como neurotransmisor.

1. La enfermedad de Parkinson

Es la enfermedad neurodegenerativa motriz más común y está causada por pérdida de neuronas dopaminérgicas de la vía nigroestriada, afectando a la función del ganglio basal, y la aparición de los llamados cuerpos de Lewis en el espacio intraneuronal. Afecta normalmente a individuos mayores a 60 años de edad, con una incidencia de entre 150 y 200 casos por cada 100.000 habitantes.

2. La enfermedad de Huntington

La enfermedad de Huntington es una enfermedad genética autosómica dominante, causada por la elongación de una parte del gen responsable de la enfermedad, que en condiciones habituales se encarga de segregar una proteína llamada huntingtina, en referencia a la enfermedad. Provoca deterioro motriz y cognitivo agresivo, que empeora drásticamente con los años.

Los que la presentan tienen menores niveles de interacción entre la dopamina y los receptores D1 y D2 que los de una persona no afectada por la enfermedad de Huntington.

3. La esquizofrenia

Una enfermedad mental severa que afecta al 1% de la población, con más gravedad en los hombres, apareciendo especialmente durante la adolescencia o el inicio de la edad adulta y rara vez después de los 50 años de edad.

A pesar de que no se conoce con certeza el mecanismo de acción de la esquizofrenia, existen pruebas científicas que implican que la función normal de la dopamina se ve alterada en pacientes esquizofrénicos.

4. TDAH (Trastorno del déficit de atención e hiperactividad)

Uno de los trastornos psiquiátricos más prevalentes en la actualidad, especialmente cuando hablamos de aquellos que afectan a los niños. Se calcula que un 5% de la población infantil mundial y un 2,5% de la población adulta padecen de TDAH. La hiperactividad locomotora asociada con este trastorno está relacionada con disfunción dopaminérgica.

Además, algunos de los genes habitualmente relacionados con el TDAH son claves para el funcionamiento de la dopamina.

Referencias bibliográficas

  • Klein, M. O. et al. (2018). Dopamine: Functions, Signaling, and Association with Neurological Diseases. Cellular and Molecular Neurobiology.
  • Ayano, G. (2016) Dopamine: Receptors, Functions, Synthesis, Pathways, Locations and Mental Disorders: Review of Literatures. J Ment Disord Treat

Xavier Rico Garófalo

Genetista

Xavier, nacido en Caracas, Venezuela en 1993. Graduado en Genética por la Universidad Autónoma de Barcelona, en posesión de un título de Máster en Microbiología Avanzada de la Universidad de Barcelona. Ha participado en proyectos de investigación Biomolecular y de variabilidad genética. Actualmente colaborando con MedSalud.