Dolor de muelas: ¿cuáles son las causas y cómo aliviar los síntomas?

Un mal muy común que puede deberse a una higiene deficiente y a otras causas.
Dolor de muelas

El dolor de muelas es un dolor muy molesto, que si no se trata puede llegar a interferir de forma notable en la vida diaria de una persona. Aparece en la pieza dental o alrededor de ella y puede causar un dolor intenso, especialmente cuando el afectado intenta ingerir alimentos.

Además, puede originarse en el propio diente pero también puede ser consecuencia de afecciones propias de otras partes del cuerpo (como por ejemplo el oído). En este artículo conoceremos sus posibles causas y remedios para aliviar los síntomas.

Dolor de muelas: ¿cuándo acudir al especialista?

El dolor de muelas, cuando aparece de forma intensa y no desaparece con los días, es motivo para acudir al odontólogo. Incluso deberíamos considerar acudir a él aunque desaparezca el dolor (con o sin analgésicos).

Además, hay algunos signos añadidos al dolor de muelas que pueden indicar mayor gravedad, como por ejemplo que el dolor sea muy intenso, que no remita con analgésicos, que se alargue muchos días, que se acompañe de fiebre o de dolor de oído o que aumente al abrir la boca.

Conocer las causas que lo producen permitirá conocer el tratamiento adecuado para cada caso.

Causas

El dolor de muelas puede aparecer por varias causas. Las más habituales son las que describimos a continuación.

1. Dientes que están saliendo

Cuando un diente sale a través de la encía, como por ejemplo en el caso de las muelas del juicio, esto puede causar dolor de muelas. Ocurre porque no existe suficiente espacio en la boca para que salga o se desarrolle de forma normal.

Concretamente, las muelas del juicio pueden llegar a causar un dolor insoportable en algunas personas, y en ocasiones es necesario que el odontólogo proceda a retirar la pieza mediante una intervención sencilla.

2. Caries

Otra razón que puede ocasionar el dolor de muelas son las caries; de hecho, se trata de la principal causa de dolor de muelas, al menos en niños y adultos. Las caries aparecen por un exceso de azúcar, que permiten a las bacterias vivir en la boca. Esto último también se posibilita gracias a los almidones de algunos alimentos que ingerimos.

¿Cómo se forman las caries? Las bacterias producen una serie de ácidos que se encuentran en la placa y que acaban perforando el revestimiento del exterior de los dientes (esmaltes), que es duro y blanco. Así se crean las caries.

Pero, ¿cómo sabemos que tenemos caries? El primer signo para detectarlas es una sensación de dolor al comer algo dulce, algo muy frío o algo muy caliente.

3. Acumulación de comida

La acumulación de comida y restos de ella entre los dientes (especialmente si los dientes están separados) también puede causar dolor de muelas. Cuando los restos de alimentos se acumulan, poco a poco se van pudriendo y afectan a la salud del diente y de las encías.

4. Inflamación de la raíz

Otra causa es la inflamación o infección de la raíz de un diente o de las encías.

5. Traumatismo

Una lesión o traumatismo en un diente, o incluso el rechinar de los dientes (o bruxismo) también puede causar dolor de muelas.

6. Fractura de un diente

La fractura de un diente o de su raíz también puede ocasionar dolor de muelas.

Tratamientos

Según la causa que origine el dolor de muelas, deberemos aplicar una u otra solución o tratamiento. En el caso de las muelas del juicio, por ejemplo, lo ideal es que nos las extraigan (quirúrgicamente cuando sea necesario), y en caso de ser posible, es decir, solo si un odontólogo lo aconseja.

Si es producido por caries, es recomendable empastarlas (en una consulta odontológica) y reducir el exceso de azúcares en nuestra dieta para evitar que vuelvan a aparecer, así como seguir una buena higiene bucal, lavándonos los dientes tres veces al día y usando hilo dental y colutorio en caso necesario.

Esta limpieza también evitará que se acumule comida entre los dientes, otra de las causas más frecuentes de dolor de muelas.

En definitiva, cada caso concreto necesitará un plan de actuación específico para solventar el problema, pero siempre será necesario acudir a un profesional especializado, en este caso el odontólogo o la odontóloga.

Otros consejos para aliviar el dolor

Además del tratamiento requerido para cada caso, existen una serie de consejos prácticos para prevenir o aliviar el dolor de muelas de forma más “casera”:

1. Enjuagarse con agua y sal

Esto ayudará a limpiar la boca y a luchar contra los microorganismos que puedan estar causando el dolor. Es una forma rápida y efectiva de eliminar parte de las bacterias que habitan en nuestra boca.

2. Usar clavo de la india

Se trata de un tipo de aceite con propiedades analgésicas y antibacterianas que ayudará a combatir infecciones y a aliviar el dolor. Tiene propiedades antisépticas.

3. Usar hielo

Se puede utilizar una bolsa de hielo (envuelta en un paño) y colocarla cerca de la zona dolorida (por ejemplo la mejilla). Esto lo podemos hacer durante 15 minutos, 3 veces al día, para bajar la inflamación.

4. Analgésicos

A veces son la vía más rápida para aliviar el dolor (así como los antiinflamatorios), aunque siempre deberemos acudir a un especialista para tratar la causa de raíz del dolor de muelas.

Referencias bibliográficas

  • Mayo Clinic. (2018). Dolor de muelas: primeros auxilios. Atención al paciente e información sobre salud.

  • Rodríguez, O., García, L., Ibis, A. y Inclán, A. (2013). Fisiopatología del dolor bucodental: una visión actualizada del tema. Medisan, 17(9), Santiago de Cuba.

  • Sanitas. (2018). Dolor de muelas. Biblioteca, Salud dental.

Ana Torres Ruiz

Ana Torres Ruiz

Médico de cabecera

Ana nació en Girona en 1992. Es Graduada en Medicina por la Universitat de Barcelona y actualmente ejerce el periodo de residencia de su especialidad en Medicina Familiar. Colaboradora con MedSalud.com para compartir sus conocimientos médicos.