Medicamentos
| por Paula Cortés

Voltaren (diclofenaco): qué es, para qué sirve y efectos secundarios

Voltaren es uno de los fármacos más utilizados para tratar la inflamación y el dolor.
Voltaren

Voltaren es un antiinflamatorio ampliamente usado en diferentes países de todo el mundo. Son muchos los países en los que las ventas de Voltaren alcanzan los primeros puestos en lo que a antiinflamatorios se refiere, y es que es muy efectivo para combatir diferentes tipos de dolores musculares.

A continuación se puede encontrar la información más importante relativa a este fármaco. Antes de tomar un medicamento como Voltaren cómo mínimo hay que saber qué es lo que se toma, para qué sirve y qué efectos secundarios y contraindicaciones tiene.

¿Qué es Voltaren?

Voltaren es un fármaco que se agrupa dentro de los antiinflamatorios no esteroideos (AINEs). El mecanismo de acción de Voltaren y de todos los medicamentos de esta familia farmacológica es reducir el dolor, la hinchazón y la inflamación de diferentes zonas del cuerpo que puedan expresar esta sintomatología.

El principio activo de Voltaren es una sustancia llamada diclofenaco. Este compuesto tiene propiedades antiinflamatorias y analgésicas, y se considera un muy buen antirreumático. Además de Voltaren, otra marcas que se pueden encontrar en el mercado con este principio activo son Solaraze, Dolotren, Diltidol, Diclofenac, Atrotrec y Algistick.

¿Para qué sirve?

Voltaren se usa para tratar diferentes formas de dolor en el sistema musculoesquelético. Padecimientos como los dolores de espalda y cervicales, la artrosis, las enfermedades reumáticas o la gota son algunos de los más habituales a la hora de recurrir a este fármaco, pero no los únicos.

Este antiinflamatorio sirve también para combatir el dolor asociado a heridas o lesiones, pudiendo estar generadas por traumatismos o toda clase de tensiones. Después de intervenciones quirúrgicas igualmente puede ser muy útil para evitar el posible dolor postoperatorio en intervenciones dentales, ortopédicas, etc.

Por otro lado Voltaren también resulta efectivo en otro tipo de afecciones. A veces se usa como terapia farmacológica preferente o complementaria a nivel sintomático en enfermedades de tipología ginecológica o infecciosa (especialmente en el caso de la nariz, la garganta y el oído).

Mecanismo de acción

El mecanismo de acción del diclofenaco se basa en el bloqueo de las prostaglandinas. Estas sustancias son las responsables de la inflamación y el dolor, y en ocasiones incluso la fiebre.

Inhibiendo la acción de estas sustancias, por lo tanto, se puede evitar la sintomatología asociada a cualquier tipo de lesión que produce dolor. No obstante hay que tener en cuenta que Voltaren no puede curar la causa del problema que causa la inflamación de la zona.

Algo que también hay que saber es que algunas prostaglandinas son sustancias que ejercen funciones en el estómago. Si se usa voltaren como pomada se administra por vía tópica y no hay mayores problemas, pero los comprimidos que se toman por vía oral pueden inhibirlas y producir malestares estomacales y problemas digestivos.

¿Cómo se administra?

La presentación de Voltaren más habitual es la del emulgel de administración tópica. Este gel se aplica de forma común sobre la piel para aliviar diferentes tipos de dolores, como por ejemplo los asociados a lesiones musculares o articulares. Se puede aplicar tres o cuatro veces al día con un masaje en la piel.

De este modo es habitual que Voltaren emulgel se pueda utilizar para tratar lesiones relacionadas con el deporte, como esguinces y distensiones. En este caso hay que acompañar el tratamiento farmacológico con el descanso de la zona afectada.

En el caso de Voltaren Emulgel viene presentada en un tubo y la sustancia es blanquecina y homogénea. No obstante, en el mercado se pueden encontrar otras presentaciones que también están indicadas para casos en los que el médico lo considere oportuno. De trata de los comprimidos que se tomas por vía oral y las soluciones que son administradas como inyectables.

Efectos secundarios

Voltaren, como todo medicamento, es capaz de generar diferentes efectos secundarios que hay que conocer. Cuando estos aparecen hay que comunicarlo al médico para retirarlo como tratamiento farmacológico si es necesario.

Otra opción es minimizar los efectos adversos administrando la dosis efectiva más baja durante un corto periodo de tiempo. Es la forma más recomendables en pacientes ancianos o personas con bajo peso corporal.

Como todo antiinflamatorio no esteroideo Voltaren puede provocar reacciones alérgicas. En casos severos puede llegar a producir reacciones anafilácticas, aunque se trata de casos muy raros.

Los efectos adversos más frecuentes de Voltaren son las molestias gastrointestinales. Esto solamente pasa en el caso de que voltaren se tome por vía oral o intramuscular, y no en el caso de la aplicación por vía tópica. De todos modos es importante saber que en algunos casos tomar Voltaren genera úlceras y hemorragias gastrointestinales.

Voltaren puede generar efectos adversos a nivel hepático, pudiendo aumentar los valores de una o más enzimas hepáticas. También a nivel renal pueden haber alteraciones, como la retención de líquidos y los edemas.

En caso de sufrir problemas cardíacos es necesario que el médico controle periódicamente la evolución del tratamiento con Voltaren, sobre todo en el caso de que dure más de cuatro semanas.

Contraindicaciones

Voltaren puede provocar serios problemas de salud si no se respetan sus contraindicaciones. Hay que conocer las contraindicaciones que puede tener cualquier medicamentos de una farmacia, evitando así muchos problemas de salud relacionados con su toma.

En caso de conocer que se tiene alergia al diclofenaco o a cualquier otro fármaco antiinflamatorio no esteroideo no hay que tomar Voltaren. Tampoco en el caso de que se sea alérgico al ácido acetilsalicílico (aspirina). Además, no se puede tomar Voltarén si ya se está tomando aspirina u otro medicamento antiinflamatorio no esteroideo.

Las personas que están diagnosticadas con trastornos gastrointestinales o tienen antecedentes de úlceras o hemorragias deben evitar este tipo de medicamentos por precaución. Hay que informar al médico de ello, y solamente en caso de que lo considere oportuno se puede tomar este tipo de medicamento.

También hay que realizar una estrecha supervisión médica en el caso de que el paciente que tome Voltaren tenga alguna enfermedad como la colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn.

Generalmente este medicamento se contraindica en pacientes que tengan insuficiencia hepática o renal, y solamente se toma en caso de que a nivel médico se considere oportuno y bajo una supervisión constante. En caso de insuficiencia cardíaca o hipertensión también el médico debe valorar si es oportuno o no tomar este medicamento antiinflamatorio.

Referencias bibliográficas

Paula Cortés

Farmacéutica

Carmen nació en Barcelona en 1988 y es Graduada en Farmacia por la Universidad de Barcelona. En seis años ha trabajado en varias farmacias de la demarcación de Barcelona y Lleida. La divulgación y escribir siempre han estado entre sus intereses, por lo que desde 2018 colabora en portales que abogan por el conocimiento en el ámbito de la salud como MedSalud.com.