Metformina: qué es, para qué sirve, dosis y efectos secundarios

Durante décadas la metformina ha sido el medicamento más usado para tratar la diabetes tipo 2.
Metformina

La metformina es un medicamento para tratar la diabetes tipo 2. Representa uno de los fármacos más conocidos para este propósito, y son muchas las personas que lo utilizan desde que se elaboró por primera vez a principios del siglo XX.

A continuación se puede encontrar todo la información más importante relativa a este medicamento: qué es la metformina y para qué sirve, y sus dosis recomendadas, efectos secundarios y contraindicaciones.

¿Qué es la metformina?

La metformina es un fármaco antidiabético que se toma de forma oral. Se trata de un medicamento cuyo principio activo procede de la Galega officinalis, una planta que en tiempos medievales ya se utilizaba para combatir algunos síntomas de las personas diabéticas.

Pero no fue a partir del 1918 que se empezaron a descubrir más propiedades de esta planta, y la metformina fue aislada como sustancia por primera vez en 1922. Desde entonces la investigación fue prosperando, haciendo que con los años la metformina llegara a ser el medicamento referencial para tratar los síntomas de la diabetes tipos 2.

A día de hoy se puede encontrar en el mercado bajo diferentes nombres comerciales. Quien vaya a la farmacia puede comprar Dianben, Competact, Icandra, Metformina Kern Pharma, Metformina Pensa, Velmetia o Vokanamet entre otros.

¿Para qué sirve?

La metformina es un fármaco que sirve para controlar los niveles de glucosa en el cuerpo. Es, por lo tanto, un medicamento que usan las personas diabéticas para poder regular la glucemia o la concentración de “azúcar” que circula por su sangre.

De todos modos, es importante señalar que la metformina actúa modulando el metabolismo de los azúcares pero sin hacerlo sobre las células beta pancreáticas. Estas son las responsables de la secreción de insulina, la cual garantiza el control de la glucosa en sangre de forma natural. Esto minimiza el riesgo de sufrir episodios de hipoglucemia.

¿Cuál es su mecanismo de acción?

Este fármaco consigue controlar la glucosa en sangre gracias a que actúa en tres lugares del cuerpo. Hace que la glucosa en sangre no aumente básicamente porque puede actuar en el hígado, el músculo y el intestino.

En el hígado lo que hace es impedir que se fabrique glucosa inhibiendo un proceso llamado gluconeogénesis, haciendo que esta no llegue al cuerpo en grandes cantidades. Sin duda un paso muy importante para los diabéticos.

Por otro lado, la metformina tiene la capacidad de hacer que el músculo tenga una mejor sensibilidad hacia la insulina. Esto hace que la glucosa pueda entrar más fácilmente dentro del músculo. Por último la metformina también hace que el intestino no absorba glucosa tant rápidamente.

Presentaciones y precio

Todas las presentaciones de metformina son de toma oral. Esto hace que los comprimidos y los granulados sean el formato preferido, y se puede encontrar este medicamento comercializado por muchas marcas.

Lo cierto es que existen muchos fármacos genéricos, y esto hace que el precio sea de lo más asumible, pues es aproximadamente de 1,90 euros. Dianben es la marca más reconocida, pero existen muchos otros medicamentos metformina.

Dosis recomendada

La dosis recomendada de metformina está muy bien estipulada. Por lo general se recomienda tomar dos comprimidos de 850 mg cada doce horas o bien tres comprimidos cada ocho horas.

Este medicamento, obviamente, debe tomarse según las indicaciones de un médico. De todos modos, es bueno saber que no hay que tomar más de 3 gramos de metformina al día, pues podría ser peligroso.

Efectos secundarios

Como todo medicamento, la metformina puede generar algunos efectos secundarios, si bien lo cierto es que se trata de un medicamento seguro y bien tolerado. Eso sí, siempre debe tomarse acorde con las dosis recomendadas.

Los principales efectos secundarios que se asocian a este fármaco son los relacionados con el tracto gastrointestinal. Náuseas, diarrea, vómitos, dolor abdominal y pérdida de apetito son los efectos adversos más probables de todos.

Otro tipos de efectos secundarios son mucho más raros. Entre estos casos se encuentran la alteración del sentido del gusto, ciertas reacciones cutáneas y dificultad en la absorción de vitamina B12 o cobalamina.

Contraindicaciones

La metformina no está exenta de contraindicaciones que hay que conocer antes de tomarla. En primer lugar, este medicamento no se debe tomar si existe una alergia o hipersensibilidad a alguno de sus ingredientes, ya sea el propio principio activo o alguno de los excipientes.

Por otro lado, existen diferentes condiciones en las que no debe administrarse este fármaco, como por ejemplo en aquellos pacientes con insuficiencia o disfunción renal, hepática, cardíaca o respiratoria.

También hay que evitar que personas con cetoacidosis diabética y precoma diabético toman este medicamento, y las personas que se encuentran muy deshidratadas tampoco deben tomarlo.

Por último es necesario hacer mención al embarazo y la lactancia. La metformina se puede usar durante el embarazo, pues los estudios muestran que el medicamento es seguro. Sin embargo, durante la lactancia ya no es posible.

El feto está seguro si la madre toma metformina, pues la barrera placentaria impide su entrada. En cambio, en la lactancia esta sustancia llega a estar presente en la leche materna y puede tener efectos secundarios sobre la salud del bebé.

Referencias bibliográficas

Ana Torres Ruiz

Ana Torres Ruiz

Médico de cabecera

Ana nació en Girona en 1992. Es Graduada en Medicina por la Universitat de Barcelona y actualmente ejerce el periodo de residencia de su especialidad en Medicina Familiar. Colaboradora con MedSalud.com para compartir sus conocimientos médicos.