Entrevista a Bárbara Zapico: la llegada de los hijos

Descubrimos los retos más comunes al afrontar la paternidad.
Bárbara Zapico Despacho
El despacho donde pasa consulta la psicóloga Bárbara Zapico.

La llegada de hijos a nuestra vida es un evento que introduce cambios profundos en nuestra cotidianidad.

Muchos padres afrontan esta bendición con optimismo y vitalidad, pero no es menos frecuente el hecho de sentirse perdido, abrumado y estresado ante la llegada de un nuevo miembro de la familia.

Hablamos con Bárbara Zapico, psicóloga experta en crianza

Para conocer más a fondo el proceso de adaptación de los padres ante la llegada de un bebé hemos conversado ampliamente con Bárbara Zapico. Esta psicóloga madrileña nos explica qué problemas psicológicos son los más comunes entre las personas que afrontan el reto de la paternidad.

Bertrand Regader: ¿Es frecuente que las personas vayan a terapia debido a los problemas para adaptarse al nacimiento de hijos?

La verdad es que es más frecuente encontrarse casos de pacientes que tras un tiempo después del nacimiento de los hijos, les cueste adaptarse. Las personas no acuden a terapia en el momento que están padeciendo el problema, sino tras un periodo de desadaptación y desajuste, tanto de pareja, como de familia. Un clásico es el establecimiento de normas, las diferentes formas de educar de cada uno de los progenitores (más permisivos o más rígidos),

Bárbara Zapico

¿Cuáles son los aspectos de la vida de los padres y madres que puede llegar a desgastarse más tras un nacimiento?

Para empezar, la intimidad de la pareja, empieza a haber más lejanía y distancia sino se cuida ese aspecto. Los primeros meses de vida de un bebé la demanda atencional del mismo será del 200 por cien, por lo que las necesidades como personas individuales, sobre todo como pareja quedarán relegadas a un segundo plano.

Por otro lado, se habla mucho acerca de los problemas que las personas jóvenes de hoy en día tienen para poder mantener una familia. ¿El tener un hijo o hija suele ser visto como un factor más de estrés? A fin y al cabo, cuesta muchos recursos.

No es que sea un factor de estrés, sino que antes de tener un hijo sería importante plantearse varias preguntas: Soy capaz de sacrificar mi tiempo para dedicárselo a mi hijo?, soy capaz de ponerme yo en un segundo lugar para atender las necesidades de él/ella? Estoy dispuesto a asumir las responsabilidades que ello conlleva?.... Está claro que un niño implica atención, dedicación, cariño, compromiso y un largo etcétera que sería importante analizar con todos los padres y madres antes de tener hijos.

El estrés del que podemos hablar puede también estar relacionado con el cansancio generado durante los primeros años de vida, las expectativas creadas respecto a la crianza, respecto a la implicación del otro, el colegio que elegir, las actividades que tendrá que realizar después del colegio…

En cuanto a los aspectos positivos, ¿en qué maneras crees que el hecho de tener hijos puede reforzar el vínculo afectivo que hay en una pareja?

En el caso de ser un hijo deseado, el vínculo afectivo puede verse muy reforzado ya que ahora, no sólo somos una pareja, sino que ahora somos una familia, pensamos como familia y nos sentimos como tal. Entrarían a formar parte de dos subsistemas diferenciados, el subsistema parental y el subsistema filial, dentro del entorno de una familia.

¿Y de qué maneras puede motivar a cada uno de los padres, de manera individual, para abrazar hábitos más adecuados?

Es importante saber que esta nueva etapa va a suponer una ruptura con el modo de vida anterior, no significa que sea una carga, sino que traerá grandes satisfacciones. Será una nueva vida, pero no por ello peor que la anterior. Seguramente haya que readaptar los horarios que tenía antes para ir al gimnasio o esas copas que me tomaba los jueves con amigos, pero al fin y al cabo siempre acaba siendo todo una rutina, todo es una cuestión de adaptación de unos meses.

¿Cuáles son las formas en las que ir a terapia ayuda a gestionar ese posible desgaste físico y mental de tener un bebé, o ayudar a quienes quieran adaptarse mejor a su rol de padre o madre?

Como todo en la vida, es importante saber gestionar las crisis que surgen de la situación, por lo que es importante analizar cómo era la pareja antes de que apareciera el bebé. El nivel de comunicación, la asertividad, la escucha, la afectividad, la empatía…

En terapia se trabaja principalmente sobre la comunicación con el otro. El saber expresar emociones y sentimientos desde las necesidades de cada uno. Hablar desde el yo necesito, sin exigir y sin reprochar, transmitir lo que a uno no le gusta desde la misma perspectiva. Considerar que no sólo son padres, sino también pareja y que eso es algo que es importante no descuidar a lo largo de la crianza de los hijos.

Bertrand nació en Barcelona en 1989. Es Graduado en Psicología por la Universitat de Barcelona, con especialización en Psicología Educativa. También terminó estudios de posgrado en Economía por la Facultad de Economía y Empresa de la Universitat de Barcelona. Fue Director Digital de las revistas Mente Sana y Tu Bebé y Saber Vivir en la editorial RBA. Actualmente es Director de Psicología y Mente, la mayor comunidad en el ámbito de la psicología con más de 20 millones de lectores mensuales.