Tipos de migraña: síntomas, posibles causas y tratamiento

La migraña o jaqueca afecta aproximadamente al 12% de la población. Te explicamos las características principales de este trastorno.
Tipos de migraña

La migraña, también conocida como jaqueca, es una enfermedad que afecta aproximadamente entre el 12 y el 16% de la población, con tendencia de afectar más a mujeres que a hombres, siendo ellas tres veces más susceptibles a padecer migrañas.

La causa exacta de la migraña es desconocida por el momento, aunque existe un gran interés en el descubrimiento del mecanismo de las migrañas. Esto no sólo se debe al sufrimiento e incapacidad que causan en gran parte de la población, si no que el impacto económico de las migrañas es alto. Las migrañas causan pérdidas económicas de unos 27.000 millones de euros anuales a la comunidad europea.

¿Qué es la migraña?

La migraña es una enfermedad de la cual tenemos registros médicos que datan del antiguo egipto, cerca del 1200 a.C. Existen descripciones de migrañas con auras en manuscritos de la escuela hipocrática de medicina, del 200 a.C. En el siglo XVII, se recomendaba la trepanación, abrir un agujero en el cráneo del paciente para aliviar sus síntomas. Pese a conocer su existencia desde hace tanto tiempo, la causa de las migrañas sigue siendo un misterio.

Las investigaciones modernas apuntan a trastornos neurales o circulatorios, en el área cerebral, como posible explicación. También hay pruebas de que las migrañas tienen un componente genético, gracias a estudios con gemelos y al hecho de que si algún familiar nuestro padece de migrañas, nuestro propio riesgo de padecerlas aumenta.

Los estudios genéticos no han conseguido encontrar un único gen causante de la migraña, pero sí han relacionado mutaciones en varios genes distintos con una mayor probabilidad de padecerlas. Esto convierte a la migraña en una posible enfermedad poligénica multifactorial, o lo que es lo mismo, que varios elementos genéticos y ambientales son culpables de su aparición.

Síntomas

A pesar de existir distintos tipos de migraña, de los cuales hablaremos posteriormente en el artículo, podemos describir ciertas características generales de esta enfermedad. Estos no tienen por qué ocurrir en todos los casos, simplemente son los síntomas más comunes, y suelen durar desde unas horas a varios días:

  • Dolor de cabeza severo
  • Sensibilidad a la luz
  • Nauseas
  • Vómitos
  • Letargia

También es habitual que la migraña presente fases de evolución a lo largo de sus ataques. De nuevo, dada la gran variedad de formas en las que se manifieste la migraña, una o varias de estas fases pueden no producirse:

1. La fase de aviso, o prodrómica

En esta fase se describen síntomas leves que “avisan” de la proximidad al ataque migrañoso, como el cansancio, el deseo de comer alimentos dulces, fuertes cambios emocionales, sensación de sed o rigidez en el cuello. Estas sensaciones pueden durar desde una hora hasta un día entero, antes de que el ataque pase a la siguiente fase.

2. La fase aural

Las auras se describen en la minoría de casos de migrañas, dependiendo de su tipo. Son síntomas neurológicos, que pueden durar cerca de una hora antes del dolor de cabeza. Entre otros, los síntomas que se perciben durante la fase aural pueden ser visuales, como ver puntos de oscuridad, luz, colores o líneas zigzagueantes. Puede ocurrir también vértigo, cansancio, trastornos del habla y la escucha, trastornos en la memoria y las emociones…

En adultos la fase aural es previa al dolor de cabeza, pero en niños puede ocurrir simultáneamente. También es posible experimentar síntomas aurales sin que ocurra el dolor de cabeza típico de la migraña.

3. La fase principal, el dolor de cabeza

Esta es la fase cuyos síntomas hemos descrito anteriormente como los más comunes en los diferentes tipos de migraña. El afectado experiencia un dolor de cabeza intenso, de severidad variable, que empeora con el movimiento. Este dolor en cabeza suele estar localizado en uno de los lados de la cabeza, pero no es raro que a medida que esta fase evoluciona, el dolor se extienda a ambos lados.

En esta fase también se pueden experimentar náuseas, vómitos y sensibilidad al ruido o la luz.

4. La resolución del ataque

La mayoría de ataques migrañosos desaparecen lentamente sin un clímax, pero en ocasiones el final del dolor de cabeza está precedido por episodios de vómitos o fuertes lloros. Dormir puede acabar con el ataque migrañoso en algunos casos, especialmente en niños.

5. La fase postdrómica o de recuperación

Tras finalizar el episodio de dolor, los pacientes pueden sufrir síntomas similares a los de una resaca alcohólica, que pueden durar hasta dos días.

Los síntomas de esta fase pueden ser opuestos a aquellos en la fase de aviso (por ejemplo, si nos sentíamos muy cansados, podemos sentirnos llenos de energía. O si perdimos el apetito, nos podemos encontrar hambrientos). Generalmente consisten en náuseas, dificultad para concentrarse, cansancio y dolor muscular.

Tipos de migraña

Algunos de los tipos de migraña, pero no todos, son:

1. Las migrañas sin aura

La migraña más común, que representa entre el 70 y el 90% de los casos. Este tipo de migraña no experiencia la fase aural, y pueden durar entre 4 y 72 horas. La experiencia habitual con este tipo de migrañas es la del dolor de cabeza situado en una mitad de la cabeza, de tipo pulsante y que empeora con el ejercicio físico. La frecuencia de estos ataques se sitúa entre un único ataque al año y varios ataques semanales.

2. Las migrañas con aura

Las migrañas que presentan auras constituyen entre el 10 y el 30% de los casos. Hoy en día se cree que las auras están causadas por una disrupción en la corteza cerebral, causada por problemas vasculares en el cerebro.

A este proceso se le conoce como depresión cortical diseminada (en inglés CSD por “cortical spreading depression”) y su estudio está dando esperanza para los afectados por la migraña, ya que también parece que este proceso está relacionado con los típicos dolores de cabeza migrañosos, pudiendoles dar explicación para después encontrar una cura o alivio de la enfermedad.

3. Las migrañas menstruales

A pesar de que la menstruación suele ser uno de los desencadenantes de la migraña, existen personas cuyos ataques migrañosos están fuertemente ligados a la menstruación. Esto se cree que se debe a la bajada de los niveles del la hormona estrógeno durante el periodo, o a la subida de niveles de la hormona prostaglandina, también durante el periodo.

Actualmente se está experimentando con terapias de control hormonal para paliar o eliminar los síntomas de las migrañas menstruales.

4. La migraña hemipléjica

Un tipo raro de migraña, donde los síntomas afectan principalmente a una mitad del cuerpo. Los que la sufren pueden experimentar síntomas muy similares a los del resto de migrañas, pero al estar localizados únicamente en una de las mitades del cuerpo, suele alarmar por su parecido con los efectos del ataque cardíaco.

Posibles causas

Actualmente no se sabe cuál es la causa de la migraña, aunque se conocen factores que nos hacen más vulnerables a padecerla. Algunos de estos factores, como hemos dicho antes, son genéticos. Pero también se han realizado estudios que concluyen que existen factores socioeconómicos que nos hacen más susceptibles a padecer migrañas, según los cuales estar en clases más bajas socioeconómicamente hablando, nos harían más propensos.

Al margen de la causa subyacente, se han descrito múltiples desencadenantes de los ataques de migraña. Estos variarán de persona a persona, pero incluyen entre otros:

  • El estrés
  • Falta de sueño
  • Consumo excesivo de café
  • Interrupción del consumo de café
  • Cambios hormonales
  • Cambios ambientales (sonido, luz, humedad…)
  • El chocolate
  • El alcohol
  • El queso.

Las migrañas están también asociadas a enfermedades cardiovasculares y a trastornos psiquiátricos, como la depresión, la ansiedad o el trastorno bipolar. Si bien no tiene cura, podemos aliviar los síntomas con aislamiento sonoro y visual, descanso, hidratación correcta y analgésicos.

También hay indicaciones de que una vida activa y una alimentación saludable pueden disminuir la frecuencia e intensidad de los ataques de migraña.

Referencias bibliográficas

  • Kowalska, Marta et al. “Molecular factors in migraine.” Oncotarget.
  • A. Zabala, H.(2019). Epidemiología e impacto económico de la migraña.
  • Piane, Maria et al. (2007) “Genetics of migraine and pharmacogenomics: some considerations.” The journal of headache and pain vol. 8,6.

Xavier, nacido en Caracas, Venezuela en 1993. Graduado en Genética por la Universidad Autónoma de Barcelona, en posesión de un título de Máster en Microbiología Avanzada de la Universidad de Barcelona. Ha participado en proyectos de investigación Biomolecular y de variabilidad genética. Es Director Editorial de MedSalud, aportando su conocimiento a la línea de contenido de la revista.