Enfermedades
| por Ana Torres Ruiz

Orzuelo en el ojo: causas, síntomas y tratamiento

Hablamos sobre una enfermedad común y benigna, pero bastante molesta y antiestética.
Orzuelo en el ojo

Un orzuelo es un bulto molesto que aparece en el párpado del ojo. Normalmente suele tener un aspecto parecido al de un grano de acné. Los orzuelos pueden contener pus y comúnmente se localizan en la parte externa del párpado, aunque también pueden aparecer en la parte interna.

Se trata de una molestia benigna y que, por lo general, empieza a desaparecer en solo dos o tres días. Mientras la incomodidad de sufrir un orzuelo esté ahí, es buen consejo aliviar las molestias aplicando una toalla húmeda con agua tibia en el ojo afectado.

Síntomas

Orzuelo párpago

Las señales y síntomas de que padeces un orzuelo en el ojo son los que describimos a continuación:

  • Un bulto rojo en el párpado externo o interno
  • Dolor o sensación molesta en el párpado
  • Leve hinchazón y/o enrojecimiento de la zona afectada
  • Sensación de arenilla
  • Lagrimeo

No debe confundirse el orzuelo con otro trastorno parecido: el chalazión. Este último aparece cuando hay una obstrucción de una glándula sebácea del párpado, justo en la parte interna de la pestaña. Generalmente, el chalazión no produce dolor. Los tratamientos para ambas situaciones son parecidos, así como todos los cuidados y remedios que se suelen recomendar.

¿Debo consultar a un médico?

La gran mayoría de casos no presentan ninguna complicación. Cuando aparece un orzuelo, la primera medida que hay que tomar es aplicarse una toalla húmeda con agua tibia durante 10 minutos, varias veces al día, para ayudar a que la obstrucción empiece a drenar.

Debes consultar a un médico especialista en los siguientes casos:

  • El orzuelo no mejora y han pasado más de 48 horas desde que apareció
  • La hinchazón se hace más visible y se extiende a otras zonas de la cara

Causas

La causa del orzuelo es simple: es una infección de las glándulas sebáceas del párpado. En su aparición interviene una bacteria, la llamada estafilococo, que es la que produce la infección en la mayoría de casos.

Riesgos y prevención

Las personas que tienen alguno de estos hábitos tienen un mayor riesgo de sufrir un orzuelo en el párpado:

  • Tocarse los ojos con las manos sucias
  • No desmaquillarse antes de irse a dormir
  • Usar lentes de contacto, especialmente sin unos hábitos de higiene cuidadosos
  • Usar productos de maquillaje caducados o en mal estado

Otras enfermedades que aumentan la predisposición a sufrir orzuelos son:

  • Blefaritis: una inflamación crónica en el párpado
  • Rosácea: una enfermedad cutánea que provoca enrojecimiento en la piel del rostro

Tratamientos

En general, el orzuelo aparece y desaparece sin más. En la mayoría de casos no precisa de un tratamiento concreto. Hay que señalar, no obstante, que las reapariciones son bastante comunes.

Para tratar un orzuelo que no termina de marcharse, un médico puede recetarte distintos tratamientos, como por ejemplo:

1. Tratamiento con antibióticos

Si la sintomatología así lo requiere, el médico puede decidir recetarte gotas con antibiótico, o bien una pomada tópica para aplicar en el párpado afectado.

2. Cirugía

En casos extremos, y con el objetivo de drenar el pus retenido en el orzuelo persistente, el médico puede decidir realizar un pequeño corte. Este proceso alivia rápidamente los síntomas y, si todo va bien, el orzuelo no remitirá.

Remedios caseros

Hasta el momento en que el orzuelo no drene y desaparezca solo, hay que tener varios consejos en mente:

  • Evita tocar el orzuelo con los dedos. Aunque sientas algo de escozor o estés tentado a reventar el “grano”, esta idea es del todo errónea. Solo conseguirás que la infección se extienda y que el problema se agrave.

  • Mantén una buena higiene ocular. Puedes lavar suavemente el párpado con jabón suave y agua. Recuerda no frotar demasiado o presionar el orzuelo.

  • No uses lentes de contacto. Por unos días, mejor evitar el uso de lentes. Suelen atraer bacterias que pueden ralentizar el proceso de drenaje del orzuelo.

  • Aplica una toalla húmeda de agua tibia. Como ya hemos comentado, este simple remedio es el más recomendable a la hora de mantener la molestia bajo control y ayudar a que el párpado haga su proceso de drenaje más rápido.

Referencias bibliográficas

  • Deibel, JP; Cowling, K. ( 2013). Ocular inflammation and infection. Emergency Medicine Clinics of North America.
  • Kloppe Villegas, P.; Ginés Díaz, Y. (2001). Chalazion. Orzuelo. Blefaritis. En Ruiz de Aldana Pérez y otros. Manual de diagnóstico y terapéutica médica en atención primaria (3ª edición). Madrid: Ediciones Díaz de Santos.
  • Tamparo, Carol; Lewis, Marcia. (2011). Diseases of the Human Body. Philadelphia, PA: F.A Davis Company.

Ana Torres Ruiz

Médico de cabecera

Ana nació en Girona en 1992. Es Graduada en Medicina por la Universitat de Barcelona y actualmente ejerce el periodo de residencia de su especialidad en Medicina Familiar. Colaboradora con MedSalud.com para compartir sus conocimientos médicos.