Enfermedad de Crohn: causas, síntomas y tratamiento

La enfermedad de Crohn es una afección inflamatoria intestinal de carácter crónico y autoinmune.
Enfermedad de Crohn

La enfermedad de Crohn es una patología que afecta sobre todo al intestino. Se trata de uno de los problemas de salud de los más severos que puede sufrir este órgano, y son muchas las personas en el mundo que viven condicionadas a este padecimiento.

A continuación se explica qué es la enfermedad de Crohn, así como sus causas, síntomas y tratamiento. Todo lo que hay que saber acerca de esta afección, la cual no es comprendida por gran parte de la población y que a menudo hace que los afectados sufran en silencio.

¿Qué es la enfermedad de Crohn?

En la enfermedad de Crohn se da una inflamación crónica en el sistema digestivo. Este trastorno que puede llegar a afectar todo el tracto gastrointestinal, desde la boca hasta el recto, si bien se desarrolla principalmente en el intestino.

Las partes del intestino más sensibles a sufrir esta inflamación son el íleo (la última parte del intestino delgado), y el colon ascendente (la primera parte del intestino grueso), conociéndose estas inflamaciones como ileítis e ileocolitis respectivamente.

De hecho, el nombre inicial de esta afección fue “ileítis regional”. Fue descubierta por el médico estadounidense Burrill Bernard Crohn en 1932, y más tarde el nombre de la enfermedad cambió en homenaje a su gran labor para esclarecer la enfermedad.

Hoy en día se sabe que la enfermedad de Crohn en realidad puede afectar a cualquier parte del intestino, y hacerlo de forma continuada o bien por partes. Entre una zona inflamada y otra puede haber un salto, creando así porciones sanas y porciones con esta patología intercaladas.

Causas

Las causas exactas que provocan la enfermedad de Crohn son aún desconocidas. Generalmente se considera que este problema se desarrolla como resultado de una combinación de numerosos factores.

Por un lado es evidente que hay reacciones autoinmunes implicadas en la enfermedad de Crohn, pero no se sabe con certeza si esta puede ser una causa como tal. Parece que algunas bacterias del tracto digestivo podrían estar implicadas en la activación de la enfermedad.

Parece ser que hay factores genéticos que inciden en el curso de la enfermedad también. Está demostrado que es más probable desarrollar esta enfermedad si un pariente de sangre la sufre, aunque la investigación aún no ha resuelto el vínculo entre los genes y este padecimiento.

Los otros muchos factores que pueden determinar que alguien padezca la enfermedad de Crohn deben interpretarse en clave epigenética. Malos hábitos como fumar, el estrés, una mala alimentación, el sedentarismo o la toma de sustancia estupefacientes puede tener una gran responsabilidad en la aparición de la enfermedad.

Esto incluye el consumo de algunos medicamentos, como es el caso de los antiinflamatorios no esteroides (AINEs), las píldoras anticonceptivas o los antibióticos.

Síntomas

Los síntomas más comunes de la enfermedad de Crohn son los dolores abdominales. Estos se asocian habitualmente con la diarrea o incluso la fiebre, y en ocasiones la sintomatología aguda puede parecerse a aquella que se manifiesta en la apendicitis.

Por lo general la enfermedad de Crohn se desarrolla de forma gradual y tiende a empeorar con el tiempo. En algunos casos pueden darse períodos de remisión que duran semanas o incluso años, pero no es así en todos los casos. Los síntomas de esta enfermedad son más persistentes respecto a otras enfermedades similares (como la colitis ulcerosa o la colitis microscópica).

Quienes sufren esta enfermedad también pueden sentir fatiga y cansancio, así como necesidad de evacuar frecuentemente. Sin embargo pueden haber síntomas relacionados con otros órganos además del intestino. El hígado, los ojos, los riñones o la piel pueden presentar algunas alteraciones que el médico especialista sabe reconocer.

En ocasiones algunos de estos síntomas se manifiestan más cuando se acaba de comer, y también hay que señalar que pueden variar dependiendo del caso. La población infantil también puede sufrir la enfermedad de Crohn, y lo más común es que el crecimiento pueda verse alterado en forma de retraso.

Diagnóstico

La enfermedad de Crohn puede pasar inadvertida durante años, y muchas personas no están diagnosticadas. Se confunde de forma habituales con afecciones comunes del sistema gastrointestinal, pero se caracterizan por su cronicidad y agudeza.

Así, todas las personas que tengan de forma inexplicable diarrea persistente, dolores abdominales, pérdida de peso o sangre en las heces deben ir al médico a consultar lo que pasa.

Según la Sociedad Española de Patología Digestiva, se estima que solamente en es España hay unos 50.000 casos, mientras que en Estados Unidos la cifra asciende al medio millón de personas.

Las investigaciones científicas al respeto, además, demuestran que con el paso de los años la incidencia de la enfermedad aumenta en todo el mundo.

Tratamiento

A día de hoy no hay cura para la enfermedad de Crohn. El tratamiento se basa en controlar la evolución y los síntomas, así como prevenir las complicaciones que pueden darse.

No obstante, en algunos casos se llegan a conseguir períodos de remisión. En ocasiones son largos y pueden durar años, existiendo una ausencia total de los síntomas.

En cualquier caso, se hace difícil establecer un tratamiento estándar para la enfermedad de Crohn. Se trata de un padecimiento de una naturaleza muy heterogénea, lo cual se ve reflejado por una notable diversidad de opciones de tratamiento disponibles para cada paciente.

Hay pacientes que comparten una situación patológica más parecida. Al existir diferentes casos se puede afronta la enfermedad con un enfoque más pautado en la toma de decisiones terapéuticas. En estos casos el tratamiento es típicamente a partir de fármacos.

En los casos en los que los patrones de la enfermedad son más agresivos, imprevisibles o cuando se producen complicaciones hay que aplicar otro enfoque, En este caso los tratamientos médicos y quirúrgicos combinados son los que dan lugar a los mejores resultados.

Referencias bibliográficas

Ana Torres Ruiz

Ana Torres Ruiz

Médico de cabecera

Ana nació en Girona en 1992. Es Graduada en Medicina por la Universitat de Barcelona y actualmente ejerce el periodo de residencia de su especialidad en Medicina Familiar. Colaboradora con MedSalud.com para compartir sus conocimientos médicos.