Las 9 diferencias entre Esclerosis Múltiple y ELA

Estas dos enfermedades neurodegenerativas tienen síntomas y causas diferenciadas.
Diferencias Esclerosis Múltiple y ELA

En los últimos años, tanto la esclerosis múltiple (EM) como la esclerosis lateral amiotrófica (ELA), también llamada enfermedad de Lou Gehrig, se han vuelto bastante conocidas.

Personajes famosos como Stephen Hawking y Stephen Hillenburg fueron diagnosticados de ELA, e incluso hace unos años se viralizó una campaña para hacer visibilizar esta enfermedad y recaudar donativos (ice bucket challenge).

En cuanto a la EM, León Foucault, Miquel Martí i Pol y Jack Osbourne son algunos de las personas que fueron diagnosticadas de este mal.

¿Qué son la Esclerosis Múltiple y la Esclerosis Lateral Amiotrófica?

Pese a que se han ido popularizando sus nombres, estas dos enfermedades que comparten apellido son habitualmente confundidas y hay quienes pueden llegar a creer que son dos formas diferentes para referirse a lo mismo.

Lo cierto es que la esclerosis lateral amiotrófica y la esclerosis múltiple son dos enfermedades distintas, casi tanto como lo son dos primas segundas con el mismo apellido.

Presentan diferente forma de manifestarse, síntomas, evolución e incluso hay diferencias entre género. Veamos con mayor profundidad cómo de distintas son.

Principales diferencias entre la Esclerosis Múltiple y la ELA

Aunque ambas enfermedades son condiciones neurodegenerativas, en donde el sistema nervioso se ve afectado y progresivamente va perjudicándose cada vez más, la EM y la ELA son muy diferentes.

1. Causas

Para la esclerosis múltiple, todavía no se conoce con exactitud qué es aquello que la causa, aunque se ha planteado la idea de que detrás de esta enfermedad se encuentre la acción de un virus o un patógeno desconocido.

En la esclerosis múltiple el sistema inmune empieza a atacar a la mielina, una sustancia que recubre las fibras nerviosas y las protege para que puedan transmitir correctamente el impulso nervioso. También mueren otras células nerviosas, como los oligodendrocitos.

Si bien la esclerosis lateral amiotrófica comparte con la otra enfermedad el hecho de que tampoco se conoce con exactitud qué es lo que la ocasiona, los efectos son diferentes. En este caso, se atacan a las motoneuronas.

Las motoneuronas son las neuronas que se encargan del control motor. En esta enfermedad, estas células van muriéndose progresivamente, produciendo amiotrofia muscular debido a que no se puede transmitir el impulso nervioso hacia los músculos.

2. Síntomas

Al comienzo de ambas enfermedades, comparten algunos síntomas, como debilidad y rigidez muscular, descoordinación motora y dificultad para mover las extremidades. Sin embargo, a medida que van evolucionando, también van diferenciándose.

En el caso de la esclerosis múltiple, como síntomas más frecuentes están los trastornos visuales, problemas en el habla y temblores en las manos.

Los primeros brotes de esclerosis múltiple suelen presentarse con hormigueo, ataxia y andares inestables. Además, pueden darse síntomas cognitivos y emocionales, tales como problemas de memoria, ansiedad y depresión. También se incrementa la sensibilidad térmica.

En la esclerosis lateral amiotrófica, al tratarse de una enfermedad puramente motora, se ven afectados los movimientos que se controlan de forma voluntaria.

Se pierde fuerza para mover brazos y piernas y posteriormente se presentan problemas para articular palabras, en la deglución e incluso para respirar.

En el caso de la ELA, no es frecuente que los pacientes presenten problemas a nivel cognitivo. Un claro ejemplo de ello es el caso de Stephen Hawking, quien hasta el final de su vida pudo elaborar complejas teorías acerca el universo.

3. Género

No se sabe bien el porqué de esta asimetría en cuanto al sexo de los afectados, pero la esclerosis múltiple es más común en mujeres mientras que la lateral amiotrófica se da más en hombres.

4. Edad

La esclerosis múltiple puede aparecer entre los 20 y 40 años de edad, con una media de edad de 29 años.

Por el otro lado, la esclerosis lateral amiotrófica puede afectar a personas que tienen edades comprendidas entre los 40 y 70 años.

5. Incidencia

La esclerosis múltiple es más común que la lateral amiotrófica.

En España hay unas 4.000 personas diagnosticadas de esclerosis lateral amiotrófica, mientras que unas 47.000 personas lo tienen de esclerosis múltiple.

En Estados Unidos, cerca de 20.000 personas presentan diagnóstico de esclerosis lateral amiotrófica, mientras que unas 400.000 lo tienen de esclerosis múltiple.

6. Heredabilidad

No se cree que la esclerosis múltiple sea una enfermedad hereditaria, sin embargo sí que el hecho de tener un familiar con este diagnóstico se considera un factor de riesgo, especialmente si son los padres o un hermano.

En el caso de la esclerosis lateral amiotrófica, cerca del 10% de los casos están ligados a la mutación de un gen heredado directamente de los padres.

7. Progreso de la enfermedad

En el caso de la esclerosis múltiple, se estima que el 85% de los afectados presentan la variedad remitente-recurrente, presentando brotes puntuales que luego remiten y permiten una recuperación parcial o total. Los síntomas neurológicos van progresando durante períodos de entre 24 y 72 horas y después se estabilizan.

Un 50% de las personas con esclerosis múltiple sufren una progresión lenta e insidiosa al cabo de unos 10-15 años, llamada forma secundaria progresiva.

Un 15% de los casos de esclerosis múltiple presentan la forma primaria progresiva, que consiste en una empeoramiento lento y progresivo.

En el caso de la esclerosis lateral amiotrófica, su curso siempre es progresivo, aunque la velocidad de esta progresión varía de un paciente a otro.

8. Mortalidad

La esclerosis múltiple no es una enfermedad mortal necesariamente. La mayoría de los pacientes diagnosticados con esta enfermedad tienen una esperanza de vida normal.

En cambio, la esclerosis lateral amiotrófica limita el tiempo de vida de la persona que la sufre, teniendo una esperanza de vida de entre unos tres y cinco años después de realizarse el diagnóstico.

9. Tratamientos

No existe ningún tratamiento que cure ni la esclerosis lateral amiotrófica ni la esclerosis múltiple, sin embargo se han hecho algunos avances que permiten mejorar de alguna forma la calidad de vida de las personas diagnosticadas con alguna de estas dos enfermedades.

En el caso de la esclerosis múltiple, existen medicamentos que permiten combatir los síntomas de la enfermedad y enlentecer su progreso.

Cabe decir que hasta la fecha, solo se han aprobado tratamientos efectivos para la variedad remitente-recurrente de la esclerosis múltiple.

En el tratamiento de la esclerosis múltiple se utilizan tres interferones (Avonex, Betaferon y Rebif), Copaxone, que es un conjunto de polipéptidos, Mitoxantrone, que es un inmunosupresor y Natalizumab, un anticuerpo monoclonal.

Para la esclerosis múltiple progresiva primaria no hay tratamientos efectivos, aunque se ha hipotetizado que corticoides como Dexametasona a altas dosis cada tres meses tengan algún efecto.

Para tratar los síntomas de ambas variantes de la esclerosis múltiple se utilizan la fisioterapia, terapia ocupacional y logopedia, además de requerirse neuropsicólogos para evaluar los déficits cognitivos.

Para la esclerosis lateral amiotrófica solo hay un fármaco comercializado que se utiliza en el tratamiento: Riluzol. Este fármaco es un bloqueante del glutamato, impidiendo que las neuronas se intoxiquen y mueran a causa de esta sustancia.

La terapia física es una buena herramienta para trabajar los síntomas que causa la esclerosis lateral amiotrófica.

Referencias bibliográficas

  • Kinsley, L., y Siddique, T. (2001) Amyotrophic Lateral Sclerosis Overview. GeneReviews. 1-27
  • Compston, A.; Coles, A. (2008). Multiple sclerosis. The Lancet, 372(9648): 1502-1517
  • Rubin, S.M. (2013). Management of multiple sclerosis: an overview. Dis Mon.;59(7):253-260
Ana Torres Ruiz

Ana Torres Ruiz

Médico de cabecera

Ana nació en Girona en 1992. Es Graduada en Medicina por la Universitat de Barcelona y actualmente ejerce el periodo de residencia de su especialidad en Medicina Familiar. Colaboradora con MedSalud.com para compartir sus conocimientos médicos.