Las 6 diferencias entre dermatitis atópica y seborreica

Estas dos patologías cutáneas tienen síntomas comunes, pero también grandes diferencias.
Diferencias dermatitis seborreica y atópica

La dermatitis es uno de los tipos de enfermedades de la piel más comunes. Se trata de una inflamación que afecta a la dermis y a la epidermis, y las alteraciones que genera en la apariencia de ciertas partes del cuerpo pueden presentar patrones diferentes.

Ahora bien, dentro de este grupo de enfermedades dermatológicas encontramos dos que se dan con especial frecuencia: la dermatitis seborreica y la dermatitis atípica.

A lo largo de este artículo veremos qué son estas afectaciones de la piel, y también aprenderemos a distinguirlas a partir de un listado de diferencias entre la dermatitis atópica y la dermatitis seborreica.

Características de estas enfermedades de la piel

Empecemos explicando brevemente en qué consiste cada una de estas enfermedades de la piel.

¿Qué es la dermatitis seborreica?

La dermatitis seborreica es una alteración caracterizada por la aparición de partes de la piel que adoptan un color rojizo y se descaman, siguiendo ciclos en los que se alternan una fase de aparición de los síntomas y otra en la que desaparecen o casi no dejan rastro.

Normalmente, las partes de la piel afectadas están en la cabeza, especialmente en el cuero cabelludo y en la cara. Además, la dermatitis seborreica puede producir picores.

Dermatitis seborreica
Un caso de dermatitis seborreica.

¿Qué es la dermatitis atópica?

La dermatitis atópica, por su parte, es otra enfermedad de la piel en la que ciertas partes de la piel quedan resecas, hinchadas y agrietadas, con un color rojizo. Esto suele generar picor y pequeñas lesiones con un poco de sangrado, en parte propiciadas por la costumbre de rascarse.

Por otro lado, esta enfermedad cutánea también se caracteriza por la sucesión de ciclos de brote y remisión. Este tipo de dermatitis aparece sobre todo en áreas de piel fina que cubren las articulaciones o partes móviles, como la piel alrededor de los ojos, la cara interior de los codos, etc.

Dermatitis atópica

Diferencias entre la dermatitis atópica y la dermatitis seborreica

Estas son las principales diferencias entre la dermatitis atópica y la dermatitis seborreica:

1. La dermatitis seborreica produce descamación

Una de las características más distintivas de la dermatitis seborreica es que hace la epidermis se vaya desprendiendo a partir de pequeñas placas de piel seca, como si fuese caspa. Esto no ocurre en la dermatitis atópica.

2. La dermatitis atópica produce sequedad

Otra de las maneras de distinguir entre estas enfermedades cutáneas es fijarnos en el grado de sequedad de la piel. Si esta tiene una apariencia reseca y contraída, con grietas largas, es mucho más probable que se trate de la dermatitis atópica.

La dermatitis seborreica puede ofrecer la imagen de sequedad solo cuando hay muchas placas de piel a punto de desprenderse, pero incluso en estos casos veremos que debajo de la piel muerta y alrededor de ella hay una película brillante, grasa. Esto es así porque, tal y como el nombre indica, la dermatitis seborreica va asociada a la producción de mucho sebo por parte de las glándulas de la piel.

3. La dermatitis atópica produce grietas largas

Como consecuencia de la sequedad y de la contracción de la piel, la dermatitis atópica propicia la aparición de grietas en las zonas afectadas, como si la epidermis estuviese apergaminada.

En la dermatitis seborreica, en cambio, no hay grietas largas; lo más parecido a estas son las grietas cortas que se producen alrededor de las placas de piel a punto de desprenderse, y que nunca son líneas casi rectas.

4. La dermatitis seborreica no produce tanto sangrado

Mientras que la dermatitis atópica daña y debilita la piel de una manera en la que es normal ver puntos de sangre, en la dermatitis seborreica esto es más raro y solo ocurre en brotes muy extremos.

5. La dermatitis seborreica ocurre del pecho para arriba

Mientras que la dermatitis atópica ocurre en partes repartidas por todo el cuerpo, el área de aparición de las zonas afectadas por la dermatitis seborreica está más concentrada. Concretamente, se da sobre todo en la cabeza, y ocasionalmente, en casos muy severos, también en el pecho y la parte alta de la espalda.

6. La dermatitis atópica extendida tiene más relieve

En general, la dermatitis atópica cubre más extensión alterando sensiblemente el relieve de la piel. Si bien la dermatitis seborreica también es capaz de alterar estructuralmente el relieve de la piel, suele hacerlo en focos de afectación más pequeños y concentrados, sobre todo en el cuero cabelludo y la frente.

¿Qué hacer para combatir los síntomas?

Actualmente no hay una cura que haga desaparecer por completo la dermatitis seborreica y la dermatitis atópica. Sin embargo, hay tratamientos para mitigar sus síntomas y retrasar la aparición de los brotes.

Estos tratamientos consisten en cremas que ayudan a hidratar la piel o permiten limpiarla sin irritar aún más las partes en las que aparecen las molestias y el picor. Además, un estilo de vida saludable y el hecho de vivir en zonas con poca contaminación parece ayudar mucho.

Por otro lado, es importante utilizar un champú que se adapte al tipo de enfermedad de la piel que se tiene: no por usar uno anticaspa se irán los síntomas, y de hecho, determinados productos pueden agravar la intensidad del brote.

Es muy importante acudir al médico para que realice un diagnóstico adecuado y pueda hacer las recomendaciones pertinentes analizando individualmente las características y el contexto de cada paciente.

Referencias bibliográficas

  • Brenninkmeijer, E.E.; Schram, M.E.; Leeflang, M.M.; Bos, J.D.; Spuls, P.I. (2008). Diagnostic criteria for atopic dermatitis: a systematic review. The British Journal of Dermatology. 158(4): pp. 754 - 765.
  • Gupta, A.K.; Richardson, M.; Paquet, M. (2014). Systematic review of oral treatments for seborrheic dermatitis. Journal of the European Academy of Dermatology and Venereology : JEADV. 28 (1): 16–26.
  • Janniger, C.K., Schwartz, R.A. (1995). Seborrheic dermatitis. American Family Physician. 52 (1): 149 - 55, 159 - 60.
  • Ooi, E.T., Tidman, M.J. (2014). Improving the management of seborrhoeic dermatitis. Practitioner. 258 (1768): pp. 23 - 26.
  • Varothai, S.; Nitayavardhana, S.; Kulthanan, K. (2013). Moisturizers for patients with atopic dermatitis. Asian Pac J Allergy Immunol (Revisión) 31 (2): pp. 91 - 98.
Ana Torres Ruiz

Ana Torres Ruiz

Médico de cabecera

Ana nació en Girona en 1992. Es Graduada en Medicina por la Universitat de Barcelona y actualmente ejerce el periodo de residencia de su especialidad en Medicina Familiar. Colaboradora con MedSalud.com para compartir sus conocimientos médicos.