Delirium tremens: qué es, síntomas, causas y tratamiento

Un síndrome que aparece cuando el paciente está en fase de abstinencia al alcohol.
Delirium tremens

El delirium tremens engloba una serie de síntomas neuropsicológicos, y aparece en sujetos alcohólicos cuando éstos dejan de consumir de forma brusca, es decir, durante el síndrome de abstinencia.

En este artículo conoceremos en qué consiste este síndrome, qué síntomas ocasiona, cuáles son sus causas, factores de riesgo, mortalidad y tratamientos que se aplican.

Delirium tremens: características

El delirium tremens aparece como un síntoma propio del síndrome de abstinencia al alcohol, es decir, como consecuencia de dejar de beber de forma brusca en pacientes alcohólicos. Dura de días a semanas, y generalmente se acompaña de desorientación, fiebre, taquicardia y alucinaciones visuales (tipo cenestésicas-microzoopsias), entre otros.

Un tercio de los pacientes con delirium tremens presenta también convulsiones. El inicio del delirium es gradual, apareciendo en el segundo o tercer día después de dejar de consumir, y siendo el momento de máxima expresión el cuarto o quinto día de la abstinencia.

El delirium tremens se clasifica como un trastorno agudo dentro del llamado síndrome de abstinencia no complicado debido al alcohol. Puede llegar a ser letal, y afecta entre el 5-10% de los pacientes hospitalizados por abstinencia alcohólica.

Síntomas

Los síntomas más frecuentes del delirium tremens son los siguientes.

1. Alucinaciones

Las alucinaciones que suelen aparecer son visuales y cenestésicas-microzoopsias. Estas alucinaciones suelen ser muy vívidas, causando una importante repercusión afectiva, agitación psicomotriz e intensa angustia.

2. Verborrea

La verborrea es una alteración cuantitativa que afecta al flujo del lenguaje, es decir, la persona habla aceleradamente y es difícil interrumpirla.

3. Confusión

El paciente con delirium tremens se siente desorientado, confuso y desubicado en espacio y tiempo.

4. Agitación

Otro síntoma son las conductas de agitación que incluyen movimientos corporales agitados, alzar la voz, agresiones, nerviosismo extremo, etc.

5. Hiperactividad autonómica

La hiperactividad autonómica se manifiesta con signos como taquicardia, sudoración, hipertensión, etc.

6. Temblor

El paciente puede mostrar este tipo de movimiento alterado, que afecta especialmente las manos y los brazos.

7. Fiebre

Puede aparecer también fiebre, incluso hiperpirexia (fiebre muy elevada).

Causas

El delirium tremens aparece principalmente cuando se interrumpe la ingestión de alcohol en personas adictas a esta sustancia, es decir, durante el síndrome de abstinencia a la misma. Suele aparecer después de un período de consumo excesivo de alcohol, y sobre todo si no se ha tomado suficiente alimento.

Sin embargo, aunque suele aparecer después de suspender de forma brusca el consumo de alcohol (a las 72 horas después de la última copa), también puede manifestarse sin que se haya producido un cambio en el patrón de bebida o consumo.

Existen otras causas que pueden originar un delirium tremens, como un traumatismo craneoencefálico (TCE), una infección o una enfermedad, siempre en personas con antecedentes de consumo de alcohol en grandes cantidades.

Además, también aparece con más frecuencia en personas que ya tienen antecedentes de abstinencia alcohólica. Concretamente, se da más en personas que consumen diariamente de 1,8 a 2,4 litros de vino, o entre 3,3 y 3,8 litros de cerveza, durante varios meses. Si además la persona ha consumido alcohol frecuentemente durante más de 10 años, también es más probable que aparezca.

Un tipo de delirium

El delirium tremens es un tipo de delirium. El DSM-IV-TR (Manual Diagnóstico de los Trastornos Mentales) define el delirium como un síndrome neuropsiquiátrico agudo y reversible originado por una enfermedad médica o por el consumo (o cese) de alguna sustancia. Es decir, siempre tiene un origen orgánico.

Así, el delirium puede ser causado por una gran multitud de causas orgánicas (o debido a sustancias), pero los síntomas siempre son los mismos.

Los síntomas del delirium incluyen principalmente una alteración de la conciencia y la atención. Además, también aparecen cambios en las funciones cognitivas (memoria, orientación, lenguaje, percepción,...). La alteración es fluctuante y ocurre durante un periodo de tiempo generalmente de horas a días.

Riesgo

El riesgo de desarrollar un delirium tremens se relaciona con algunas variables, tales como la historia de episodios previos de delirium, el consumo diario, ser mayor de 30 años, la marginación social y la presencia de alguna enfermedad médica subyacente que motive la abstinencia.

Mortalidad

La mortalidad por delirium tremens se relaciona más con la mortalidad por síndrome de abstinencia al alcohol. Existen algunos factores que influyen, tales como la edad, enfermedades previas (como por ejemplo cirrosis hepática y hepatitis aguda alcohólica), infecciones y traumatismos.

Por otro lado, la mortalidad también puede ser causada por los efectos secundarios del tratamiento que se aplica al síndrome de abstinencia; uno de estos efectos puede ser la sedación excesiva, especialmente si el paciente ya tenía problemas respiratorios previos.

Los factores de riesgo de mortalidad asociados son una enfermedad pulmonar previa, una enfermedad hepática, tener una edad avanzada y la hiperpirexia (fiebre excesivamente alta). Se estima una mortalidad del 2,4% en pacientes con síndrome de abstinencia alcohólica.

Tratamiento

El tratamiento del delirium tremens debe ser inmediato; generalmente se requiere la hospitalización para evitar futuras complicaciones y para poder administrar los fármacos correspondientes.

Sin embargo, lo ideal es no llegar al desarrollo del delirium tremens; es por ello que ante un síndrome de abstinencia se deberá priorizar aliviar los síntomas y prevenir la progresión a convulsiones o al propio delirium. Ante un síndrome de abstinencia la primera opción psicofarmacológica son las benzodiacepinas (diazepam, lorazepam…), aunque pueden alterar las funciones cognitivas y el sistema motor.

Referencias bibliográficas

  • American Psychiatric Association (APA). (2002). Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales DSM-IV-TR. Barcelona: Masson.

  • Celina, H. y Arboleda, P. (2006). Fisiopatología y tratamiento del síndrome de abstinencia de alcohol. Universitas Médica, 47(2): 113-119.

  • Cushman P Jr. Delirium tremens. (1987). Update on an old disorder. Postgrad Med.

  • Ferguson JA, Suelzer CJ, Eckert GJ. (1996). Risk factors for delirium tremens development. J Gen Intern Med.

  • Santolaria, F. y González-Reimers, E. (2006). Mortalidad en el síndrome de abstinencia alcohólica. An. Med. Interna (Madrid) 23(7).

Laura nació en Barcelona en el año 1994. Es Graduada en Psicología por la Universitat de Barcelona, con Máster en Psicopatología Clínica Infantojuvenil por la Universitat Autònoma de Barcelona. Especializada en Trastornos del Neurodesarrollo. Actualmente trabaja como Psicóloga infantil en la Associació Catalana del Síndrome X Frágil. Redactora y divulgadora científica en Psicología y Mente y en MedSalud.