Enfermedades
| por Ana Torres Ruiz

Acné en la espalda: ¿por qué aparece y cómo eliminarlo?

Hablamos sobre los síntomas, las causas y los posibles tratamientos para esta afectación.
Acné en la espalda

El acné es una enfermedad crónica e inflamatoria que aparece en la piel. Aunque se suele relacionar este trastorno cutáneo con los años de la pubertad y la adolescencia, lo cierto es que muchos adultos también la padecen. No solo se trata de una afectación antiestética, sino que también acostumbra a ser muy molesta.

En el artículo de hoy vamos a hablar sobre el acné en la espalda. Quien lo sufre sabe que, además de la incomodidad, suele ser también un problema por los picores que causa. El acné en la espalda, también conocido como “bacne” (por la suma de las palabras “back”, espalda, y “acne”, en inglés), tiene unas características, síntomas y causas bastante identificables.

La buena noticia sobre el acné en la espalda es que hay tratamientos y remedios para evitar que surja y mantenerlo bajo control.

Acné en la espalda: causas

Hay distintos motivos por los que el acné hace acto de presencia en nuestro cuerpo. Además de en la cara, el acné suele afectar a otras zonas del cuerpo, siendo la espalda la más común.

Aunque es una enfermedad multifactorial, entre las distintas causas posibles del acné en la espalda, podemos encontrar los siguientes.

1. Bacteria P. acnes

Según la revista 'Journal of Investigative Dermatology', el principal causante del acné es una bacteria, conocida como P. acnes, que en algunos tipos de piel, genera una reacción inflamatoria e infecciosa.

2. Estrés

Muchas personas que padecen acné comentan que, en períodos de estrés y ansiedad, las espinillas empeoran. Aunque la evidencia científica sobre este punto es todavía debatida, hay algunos estudios que apuntan en esta dirección.

Esto parece lógico, ya que cuando estamos estresados ponemos nuestro organismo en un estado de sobreexcitación, por lo que los procesos naturales de reparación de tejidos pueden verse afectados.

3. Grasas y sudoración

El exceso de sebo que se acumula en la piel de nuestro cuerpo genera células muertas, que juntamente con las bacterias y otras toxinas puede acabar originando el acné.

Varios estudios también señalan que tener una sudoración constante (por ejemplo en deportistas o personas que tengan trabajos muy físicos) puede ser una causa del acné. Si la piel no tiene la oportunidad de mantenerse seca para así poder transpirar correctamente, pueden aparecer granos de pus, especialmente en la espalda, donde el uso de ciertas prendas de ropa no transpirables aumentan el problema.

4. Otras causas comunes

Existe evidencia para otros factores que aumentan la probabilidad de sufrir acné, y su intensidad. Por ejemplo, se ha demostrado que el acné tiene causas genéticas, y por tanto es heredable de padres a hijos.

Otra causa está en una alimentación deficiente. Consumir demasiados carbohidratos puede desestabilizar el metabolismo y, en último término, causar o incrementar el acné facial o corporal. Asimismo, comer muchas grasas saturadas puede tener el mismo efecto perjudicial.

Adicionalmente, algunos fármacos, por ejemplo los antidepresivos, pueden tener entre sus efectos no deseados el acné.

Tratamientos y remedios

Cada caso de acné en la espalda es único y el primer consejo es consultar a un dermátologo, que podrá estudiar todas las variables que pueden estar detrás de esta afectación, y escoger el tratamiento más adecuado.

Solo a modo de aproximación a los tratamientos y remedios más usados para controlar el acné en la espalda, a continuación describiremos los más recomendables para casos genéricos.

1. Exfoliación

Los dermatólogos acostumbran a aconsejar una exfoliación suave, una vez a la semana, con productos farmacéuticos adecuados.

2. Hidratación

Es muy importante mantener una hidratación adecuada. Esto no solo hace referencia a beber agua a menudo, sino, especialmente, a usar jabones que no resequen la piel pero que tengan un efecto antiséptico para tratar de minimizar la presencia de bacterias y otros agentes que empeoran el acné en la espalda.

3. Esponja suave

Durante la ducha, es aconsejable usar una esponja suave para retirar la suciedad que se acumula en la espalda.

4. Transpiración

Si la piel no transpira, las bacterias se acumulan y surge más acné. Por este motivo hay que usar prendas de ropa transpirables. También hay que evitar usar prendas muy ceñidas al cuerpo o llevar varias capas de ropa durante muchas horas.

5. Tratamientos dermatológicos

Si los remedios naturales y consejos básicos descritos en los anteriores puntos no surten efecto, el paciente puede necesitar una atención más especializada. Existen tratamientos dermatológicos y estéticos que son realmente efectivos.

Por ejemplo, muchos dermatólogos recomiendan el uso de aceite de árbol de té. Aplicado sobre la zona de la espalda afectada, y con un suave masaje, puede minimizar la presencia de bacterias. Otros profesionales también refieren las ventajas de las mascarillas con bicarbonato de sodio mezclado con agua, las infusiones de menta o el limón.

Estos remedios naturales suelen tener unos efectos beneficiosos en la mayoría de casos. No obstante, también hay tratamientos clínicos. Por ejemplo, los peelings ayudan a desobstruir los poros llenos de grasa, lo que hace que la piel pueda respirar y no aparezcan espinillas.

En casos más severos, el profesional médico puede recomendar tratamientos farmacológicos. El caso Roaccutane, con su principio activo a base de isotretinoína, interrumpe la acción de las glándulas sebáceas. Al no producir grasa, la piel se reseca y el acné desaparece. Aunque se trata de un tratamiento un tanto agresivo, los resultados a largo plazo suelen ser buenos y duraderos.

Referencias bibliográficas

  • Elsaie, Mohamed L. (2016). Hormonal treatment of acne vulgaris: an update Tratamiento hormonal del acné: una actualización. Clin Cosmet Investig Dermatol.
  • Gollnick, H; Finlay, A; Shear, N. (2008). Can we define acne as a chronic disease? If so, how and when?
  • Holland, D; Jeremy, A. (2005). The role of inflammation in the pathogenesis of acne and acne scarring. Semin Cutan Med Surg.
  • Kim, Wendy; Mancini, Anthony J. (2013). Acne in Childhood: An Update. Pediatric Annals.

Ana Torres Ruiz

Médico de cabecera

Ana nació en Girona en 1992. Es Graduada en Medicina por la Universitat de Barcelona y actualmente ejerce el periodo de residencia de su especialidad en Medicina Familiar. Colaboradora con MedSalud.com para compartir sus conocimientos médicos.